Lucha contra la homofobia. “La LFP destruye lo que hace”, para el colectivo Rouge Direct

Lucha contra la homofobia. “La LFP destruye lo que hace”, para el colectivo Rouge Direct
Lucha contra la homofobia. “La LFP destruye lo que hace”, para el colectivo Rouge Direct
-

Como el año pasado, los jugadores, al amparo de opiniones personales o creencias religiosas, se desvincularon de la jornada de la Ligue 1 dedicada a la lucha contra la homofobia. La temporada pasada, Mostafa Mohamed, delantero del FC Nantes, ya se había negado a jugar con el arcoíris. Este año, el egipcio también se quitó la insignia que llevaba en el pecho, destacándose una vez más del grupo. Además del jugador del Nantes, jugó Mohamed Camara, pero ocultando este escudo y alejándose de la foto oficial con los otros 21 jugadores. Boicots que, más allá de violar el reglamento de la LFP (Liga Profesional de Fútbol), demuestran que la inclusión es un tema delicado en el fútbol. Julien Pontes, portavoz del colectivo Rouge Direct, que lucha contra la homofobia en el deporte, salió al paso para denunciar estos actos. Espera, en particular, sanciones ejemplares, en particular para los reincidentes, como Mostafa Mohamed, y espera desesperadamente acciones concretas por parte de la Liga.

¿Cuántos actos de boicot durante este día dedicado a la lucha contra la homofobia habéis registrado?

Al menos tres. Y eso ya son tres de más. Ahora todo se reduce a las sanciones, que fueron exigidas sin ambigüedades por Amélie Oudéa-Castéra, Ministra de Deportes.

¿Está entonces de acuerdo con la ministra y con las sanciones que pide?

Ella llega hasta donde es necesario en sus peticiones. ¿Cómo es posible que el AS Mónaco deje jugar a su jugador con un aparente signo de rechazo a asociarse a este enfoque de lucha contra la homofobia? ¿Y cómo es que el árbitro deja entrar a Mohamed Camara con una camiseta que no le conforma? Hay que ser serio y aplicar las reglas.

¿Qué tipo de sanciones espera?

Corresponde a la Comisión Disciplinaria, que es soberana, decidir. Tiene una escala para hacerlo, con una carta ética que especifica que el fútbol para todos incluye la orientación sexual. Las sanciones deben ser proporcionadas. Por ejemplo, en el caso de Mostafa Mohamed, se trata de un reincidente. Tiene que ser aún más caro. La sanción no es una tragedia. Se trata simplemente de asumir la responsabilidad de tus acciones, ya sean de los jugadores o de los clubes.

En noviembre decidió retirarse de la lucha contra la homofobia en el fútbol. Por qué ?

Habíamos recibido demasiados insultos y amenazas de muerte. Nuestros abogados nos aconsejaron que suspendiéramos nuestras actividades. Como denunciantes, nos exponemos practicando la prevención y exigiendo sanciones. Pero, hasta la fecha, ningún jugador de la Ligue 1 ha salido. Observamos que ningún jugador de los 800 de L1 y L2 ha transmitido este mensaje de inclusión en sus redes sociales. Esto es una prueba de que no se está trabajando en prevención. Cuando paramos en noviembre, nadie se hizo cargo. Y no es con alegría de corazón que retomamos. Esperamos que la Liga tome el relevo… Por fin.

Nos sentimos desilusionados…

Sí, porque cuando leemos esta mañana que la LFP no se plantea ninguna sanción contra los jugadores, está destruyendo lo que está emprendiendo para luchar contra la homofobia. Ya no tiene sentido decir que la homofobia es una lacra si no sancionamos los actos homofóbicos. El 27% de los partidarios franceses prevé una mejora de la situación en materia de homofobia, frente al 43% en el resto de Europa. Esto demuestra la poca confianza que inspiran las autoridades del fútbol francés.

“Entender que la homofobia es un delito, no una creencia ni una opinión”

El año pasado hubo flocados y brazaletes de capitán de arcoíris. Este año, es una simple insignia. ¿Ves esto como un paso atrás para la Liga?

Es un paso atrás, sí. Estamos de acuerdo con la observación de SOS Homofobia que se negó a unirse a este movimiento. Es muy revelador que la visibilidad del espacio de la lucha contra la homofobia se reduzca en la camiseta. Incluso eso sigue planteando un problema para algunos jugadores. Pues asumirán las consecuencias de sus actos. Se explicarán, exigimos, ante la Comisión Disciplinaria. Y exigimos la eliminación de las repeticiones de partidos de la plataforma Prime Video. Ya son quince partidos cancelados por actos de homofobia. Este es un buen indicador para ver que no se está haciendo nada.

Más allá de los jugadores, algunos asesores, como Jimmy Briand, han intentado excusar estos boicots…

¡Jimmy Briand no entendió nada! Sus comentarios son inaceptables, razón de más para borrar la repetición. Jimmy Briand debe hablar. Dijo muchas tonterías. Si no entiende nada, al menos debería pensarlo y reconsiderar lo que dijo. Quizás esta sea una oportunidad para comprender que la homofobia es un delito, no una creencia ni una opinión.

¿El fútbol está plagado de homofobia?

Ya lo escuchamos el año pasado cuando Eric Roy dijo que no era el mejor momento para hacer una jornada de prevención. Fue él quien recordó que no se trataba de tres o cuatro jugadores, sino de una treintena con una supuesta indisposición gástrica.

Cuando vemos en las redes sociales que algunos justifican las acciones de Mostafa Mohamed o Mohamed Camara diciendo que no tenemos que promover la homosexualidad… Es Arnaud Gouget, presidente de la Liga, quien declaró el pasado mes de noviembre: “No estamos aquí para promover la homosexualidad”. Me habló de un ambiente futbolístico gangrenoso. Evidentemente, cuando vemos al director de la LFP decir eso, un montón de seguidores retoman estos elementos de lenguaje catastrófico. ¿Qué significa promover la homosexualidad? ¿Que los jugadores se volverán homosexuales al ponerse una camiseta? ¿Nos volvemos negros cuando luchamos contra el racismo? Eso no tiene sentido.

Después del flocado arcoíris, teníamos la insignia simple. ¿Temes que la lucha se vuelva invisible con el tiempo?

Estamos tomando el camino. En definitiva, el camino elegido por la LFP es romper el termómetro para invisibilizar la lucha contra la homofobia. No es una vez al año sino durante todo el año cuando debemos realizar acciones preventivas. Sólo en la Ligue 1 hay 75.000 aficionados afiliados a grupos, entre ellos 47.000 ultras. Para crear conciencia, es necesario hacerlo durante todo el año con recursos sustanciales. Sabemos que hay un problema entre la homosexualidad y la religión, y sabemos que hay muchos jugadores creyentes en el campeonato, no es una primicia. Necesitamos prepararnos mejor para este día 17 de mayo para que no haya accidentes.

LEA TAMBIÉN. Lucha contra la homofobia. Oudéa-Castéra pide sanciones contra Camara y el AS Monaco

¿Estaría dispuesto a trabajar con la LFP para prepararse para este día en los próximos años?

Siempre le dijimos a la Liga que estábamos disponibles para trabajar con ellos. Nuestros abogados les han enviado cartas en este sentido. Nos enviaron a caminar. Se niegan a trabajar con nosotros. Nos llevamos bien con el Ministro de Deportes. Pese a todo, los bloqueos son considerables. Tuvimos la oportunidad de volver a comprobarlo ayer.

-

PREV ¿Quién es el asesino en serie acosador? ¡La respuesta FINALMENTE dada!
NEXT Roland Garros. “Es ridículo que el tenis sea sin videoarbitraje”, lamenta Coco Gauff