un hombre asesinado en una presa, seis muertes desde la d

-

Soldados de la octava RIMA aseguran el aeropuerto de Magenta en Nouméa, Nueva Caledonia, el 17 de mayo de 2024 (AFP/Delphine Mayeur)

Un hombre murió el sábado en Nueva Caledonia en un intercambio de disparos en una presa, elevando a seis el número de muertos desde el inicio de los disturbios provocados por una reforma electoral que enfureció a los separatistas.

El general Nicolas Matthéos, comandante de la gendarmería en Nueva Caledonia, confirmó a la AFP “un muerto y dos heridos en Kaala-Gomen”, un municipio de la provincia del Norte.

Los hechos se produjeron a las 14.30 horas (05.30 horas en París), según dos fuentes cercanas al asunto. Según uno de ellos, se produjeron disparos cuando dos caldoches (caledonios de origen europeo) de una misma familia querían pasar un control de carretera levantado por los alborotadores: el padre murió, su hijo resultó herido, así como un canaco (caledonio de origen indígena melanesio). origen).

Se trata de la primera muerte en hechos ocurridos fuera del área urbana de Numea, la “capital” de Nueva Caledonia, donde hasta entonces se concentraban disturbios de dimensión esencialmente urbana.

Desde principios de semana, la violencia insurreccional en Nueva Caledonia, la más grave que se ha producido en este territorio del Pacífico Sur desde los años 1980, ha dejado seis muertos, entre ellos dos gendarmes y cuatro civiles (tres canacos y un caldoche), y cientos de personas. de heridos, según las autoridades.

La llegada de 1.000 refuerzos el viernes, además de los 1.700 ya desplegados, mostró la determinación de las autoridades francesas de recuperar el control de la situación.

Pero para los residentes, los daños cada vez más generalizados y los obstáculos al tráfico dificultan el suministro de suministros a las empresas, así como el funcionamiento de los servicios públicos, en particular los sanitarios.

En el distrito Magenta de Numea, la calle principal está llena de escombros, coches y carros calcinados el sábado, cicatrices de los disturbios de la noche. Ahora está vigilado por una importante fuerza policial, constató la AFP.

Si una pizzería y un catering japonés quedaron reducidos a cenizas, el supermercado del barrio, justo al lado, reabrió sus puertas durante apenas unas horas, con una cola de varios cientos de personas.

– “Matarnos unos a otros” –

El peligro persiste especialmente en los barrios donde los alborotadores son más numerosos y mejor organizados.

En uno de ellos, el Valle del Tir, en Numea, un motociclista murió el viernes por la tarde en un accidente de tráfico, según el fiscal Yves Dupas.

El gobierno de Nueva Caledonia pidió en una conferencia de prensa el fin de los cortes de carreteras y las barricadas.

“Nos estamos matando unos a otros y no podemos continuar así”, afirmó Vaimu’a Muliava, miembro del gobierno responsable de la función pública. “La gente ya está muriendo no a causa de los conflictos armados, sino porque no tienen acceso a la atención sanitaria ni a los alimentos”, añadió.

El Alto Comisionado de la República, Louis Le Franc, admitió el viernes que tres barrios desfavorecidos de la mayor ciudad del territorio, Numea, poblados principalmente por canacos, seguían en manos de “centenares de alborotadores”.

Prometió la movilización del Estado para “organizar la entrega de las necesidades básicas”, así como un “puente aéreo” entre Francia y su archipiélago, separados por más de 16.000 kilómetros.

Según el presidente de la Cámara de Comercio e Industria (CCI) de Nueva Caledonia, David Guyenne, la violencia “aniquiló” entre el 80% y el 90% de la cadena de distribución comercial (tiendas, almacenes, mayoristas) de la capital.

El director del hospital de Numea, Thierry de Greslan, se mostró alarmado por el deterioro de la situación sanitaria. “Tres o cuatro personas murieron ayer (jueves) por falta de acceso a la atención sanitaria”, en particular debido a los cortes de carreteras, afirmó el viernes.

El Organismo de Sangre francés ha anunciado la entrega de hemoderivados para responder a una situación “crítica”.

Aunque se han desplegado fuerzas para proteger los puertos y el aeropuerto del territorio, ahora sometido al estado de emergencia decretado por el gobierno el miércoles por la tarde, los vuelos comerciales siguen suspendidos. Según el gobierno local, “3.200 personas” están varadas, sin poder salir ni regresar al archipiélago.

– Investigación de “patrocinadores” –

El toque de queda decretado el martes, entre las 18.00 y las 06.00 hora local (de 9.00 a 21.00 en París), sigue en vigor.

El ministro de Justicia, Eric Dupond-Moretti, publicó el viernes una circular pidiendo a la fiscalía “la mayor firmeza contra los autores de los abusos”.

La Fiscalía de Numea ha abierto una investigación, en particular, por asociación delictiva contra presuntos “patrocinadores” de los disturbios, entre ellos “algunos miembros de la CCAT”, la Célula de Coordinación de la Acción en el Campo, este colectivo independentista en el punto de mira del Gobierno.

En total, desde el domingo, 163 personas han sido detenidas policialmente, de las cuales 26 han comparecido ante los tribunales, según la fiscalía.

En toda Nueva Caledonia, la red social TikTok, utilizada por los alborotadores, está prohibida hasta nuevo aviso.

El importe de los daños alcanzó los 200 millones de euros, según estimaciones locales que se remontan al jueves.

La reforma constitucional que encendió la pólvora fue adoptada por los diputados, después de los senadores, la noche del martes al miércoles.

Disturbios en Nueva Caledonia (AFP/Valentin RAKOVSKY, Laurence SAUBADU)

Este texto todavía tendrá que ser votado por los parlamentarios reunidos en el Congreso, a menos que se llegue de antemano a un acuerdo sobre un texto global entre separatistas y leales.

En París se está debatiendo el futuro de esta reforma, llevada a cabo sin consultas suficientes, según numerosos cargos electos de Nueva Caledonia.

El presidente de la Asamblea nacional, Yaël Braun-Pivet, y el presidente del Senado, Gérard Larcher, junto con varios parlamentarios de todas las tendencias políticas, solicitaron el viernes una misión de diálogo durante una reunión en Matignon. No hay consenso sobre la idea de aplazar la convocatoria del Congreso que deberá ratificar la reforma, según varias fuentes parlamentarias.

La reforma amplía el electorado a las elecciones provinciales, cruciales en el archipiélago. Los partidarios de la independencia creen que esta modificación reducirá su peso electoral y marginará “aún más al pueblo indígena canaco”.

fresa-md-cm-hh-abo/bfa/bow

© 2024 AFP

-

NEXT Sepa dónde ver transmisiones en vivo y transmisiones por televisión en India