una jornada de juegos adaptados en la bolera de Curbans

una jornada de juegos adaptados en la bolera de Curbans
una jornada de juegos adaptados en la bolera de Curbans
-

El martes 14 de mayo tuvo lugar una jornada inclusiva en la bolera de Curbans (Alpes de Alta Provenza). Decenas de personas habían concertado una reunión.

Este martes 14 de mayo, decenas de personas con discapacidad psíquica o psíquica tomaron posesión de la bolera de Curbans (Alpes de Alta Provenza). En el programa, juegos de pelota adaptados, supervisados ​​por una veintena de voluntarios del club deportivo Real Curbans.

En el terreno, los supervisores prepararon numerosos ejercicios, especialmente de precisión. Por ejemplo, tendrás que derribar bloques para sumar tantos puntos como sea posible. Al lado, los participantes hacen rodar su pelota hacia el centro de un objetivo.

Mehdi suma dos puntos y no parece remontar. El joven levanta los brazos, aplaude a su anfitrión, una gran sonrisa cruza su rostro. Como él, los participantes se lo pasaron genial. “Tuvimos un buen día, jugamos a los bolos y nos divertimos un poco”, dice Rodolphe, al micrófono de BFM DICI.

Fabrice no dirá lo contrario. “Fue un día muy interesante. Estuvimos afuera, jugamos a la bolos, hicimos muchas actividades”, se alegra este último.

Un descanso de la vida cotidiana

Junto a ellos, también participa el personal de enfermería. Este día va más allá del marco habitual y ofrece a los residentes de los distintos centros participantes un pequeño escape, un descanso de la vida cotidiana.

Para Lauriane Saint-Laurent, psicomotricista, estos juegos tienen virtudes en el seguimiento terapéutico de las personas con discapacidad. “Au niveau moteur, ça leur apporte beaucoup plus d’équilibre. Il y a plus de motivation et on les voit faire des activités qu’ils ne feraient pas au quotidien. C’est d’ailleurs assez surprenant”, confie-t- ella.

Junto a ella, Sylvie Reynard, asistente médico-psicológica, está en el cielo. “Veo a Gaëlle que tiene un andador, hoy jugó así, sin andador”, se entusiasma.

Un poco más lejos, Vanessa y Elodie, guías educativas y sociales, ríen con sus pupilas. “Les permite conocer a otras personas de otras estructuras. Les hace mucho bien, desde que los hemos visto esta mañana, están encantados, se alegra Elodie”.

“Tuvimos dos que no quisieron venir. Nos dijeron que se habrían arrepentido mucho de no haber venido”, cuenta Vanessa.

“Lagrimas de felicidad”

Socio del evento, el comité departamental de deportes adaptados apoyó al club Curbans para acercarse a las estructuras de acogida, pero también para movilizar fondos.

Porque el reto es acercar a este público a los recintos y clubes deportivos de los que está excluido, por diferentes motivos. “La idea es acercar las actividades a nuestro público”, explica Timothée Soulier, agente de desarrollo del comité departamental de deportes adaptados 05.

“Pero también acercarlos al lugar, presentarles las infraestructuras. Los establecimientos son conscientes de que estas infraestructuras existen, nuestro papel es establecer el vínculo”, continúa este último.

Equipados con camisetas rojas del club, los voluntarios dirigen sus talleres con una sonrisa. “Tenemos la recompensa de ver a tanta gente, pero también lo logramos en los juegos. Es importante para nosotros, es un buen día para nosotros y para ellos, se nota”, dice Patrick.

Jean-Marie Girard, vicepresidente del Real Club, está a su lado y deja hablar sus emociones. “Es un día que termina con lágrimas de felicidad, es maravilloso”.

La jornada finalizó con un concierto de Dina Mourard, la violinista prodigio de La Saulce, acompañada en el escenario por sus padres. Lo suficiente como para dar lugar a bailes salvajes, mientras Mehdi incendiaba el escenario con sus movimientos de cadera.

Ugo Marsella con Alicia Foricher

Mas leido

-

PREV Impactante reducción de precio en esta radio para automóvil conectada
NEXT “Va a romper los códigos”: Alba Ventura está encantada de ver al equipo de “Un poquito más” en el Festival de Cannes