Gironda: ¿cuáles son las “aguas rojas” que envenenan la vida de los habitantes de Saint-Savin?

Gironda: ¿cuáles son las “aguas rojas” que envenenan la vida de los habitantes de Saint-Savin?
Gironda: ¿cuáles son las “aguas rojas” que envenenan la vida de los habitantes de Saint-Savin?
-

Los grifos de la ciudad de Saint-Savin liberan repetidamente agua de color óxido.

Un fenómeno conocido como “aguas rojas”.

Sin embargo, a pesar de su color, no se consideran no aptos para el consumo.

En Blayais, en Gironda, el término “aguas rojas” se ha vuelto casi familiar. Esta expresión designa los caudales de ciertos grifos de la ciudad de Saint-Savin, que adquieren un tinte oxidado o marrón. Un fenómeno recurrente en la ciudad y documentado regularmente por la prensa local, incluido el diario. Alta Gironda, quien recientemente investigó el tema. Exasperados, muchos residentes se han quejado desde hace años, en particular ante el sindicato del agua de Blayais.

Compro paquetes de agua, beber está fuera de discusión.” Así lo declara al diario regional Aurélie Boudeau, residente de la región. Si el color oxidado o marrón puede desanimar a los consumidores, el agua no presenta ningún peligro real, ya que la Agencia Regional de Salud (ARS) no ha presentado pruebas de exceso Normas sanitarias en la composición del agua pardusca.

Minerales en cuestión

La situación también la conoce bien Alain Renard, presidente del Syndicat des Eaux du Blayais y alcalde de Saint-Savin. Explica a TF1info que estas aguas “oxidado” vendría en particular de “redes, bocas de incendio que se encuentran sobre tuberías de hierro fundido”. “Cuando los bomberos intervienen, tienen equipos potentes y cuando succionen el agua, retirarán estos minerales adheridos a la pared de las tuberías”detalla el concejal.

  • Leer también

    En el Gard, los eternos contaminantes encontrados en el agua potable

Y si los habitantes de su municipio parecen exasperados por la situación, Alain Renard parece bastante confiado, sobre todo porque se están realizando trabajos para mejorar la red de distribución de agua potable. “Pasamos de una eficiencia de red que rondaba el 55% hace 20 años al 85% actual” aseguró antes de agregar que “cada año cambiamos de cinco a seis kilómetros de conductos, intentaremos aumentar a siete el próximo año“.


Axel JUNIO

-

PREV BP, Shell y EOG compiten por terrenos en subasta de petróleo y gas en Trinidad
NEXT ¿La CRE cambiará su cálculo en 2024?