—¿Cómo les fue en el tribunal? — Mientras se intensifican las conversaciones para llegar a un acuerdo con la NCAA, los líderes universitarios se preparan para un precio multimillonario

-

En el otoño, mientras los líderes universitarios estaban inmersos en negociaciones para resolver un puñado de demandas antimonopolio, uno de los abogados sentados frente a ellos entregó un mensaje: “Seguí diciéndoles que nuestro precio subirá si siguen dejándonos ganar en tribunal”, dijo Steve Berman, socio director del bufete de abogados Hagens Berman.

Seis meses después, los administradores universitarios se han tomado “en serio” la idea de evitar los tribunales, dijo el abogado Jeffrey Kessler, de la firma Winston & Strawn. “Siempre fuimos serios”, dijo. “La pregunta era: ¿cuándo se pondrían serios?”

Mientras la NCAA y las conferencias de poder trabajan para adoptar un acuerdo histórico para fin de mes (una fecha límite que se les impuso), los dos principales abogados demandantes hablaron públicamente dos semanas después de que los ejecutivos universitarios comenzaran a socializar con sus partes interesadas los posibles términos del acuerdo de la Cámara, Hubbard y Casos Carter.

Como se informó anteriormente, se espera que el innovador acuerdo propuesto incluya casi $2.9 mil millones en daños y perjuicios para ex jugadores; un futuro modelo de reparto de ingresos con atletas a partir de hasta 22 millones de dólares anuales por escuela; y una revisión de la estructura de becas y plantillas de la NCAA.

Si bien Berman y Kessler se negaron en su mayoría a discutir los detalles de un posible acuerdo, detallaron a Yahoo Sports la naturaleza de las discusiones, un posible cronograma posterior al acuerdo y temas candentes como el impacto de un acuerdo en futuros desafíos legales, el Título IX y el refuerzo. LED colectivos. Al menos uno de ellos, Berman, también reconoció que trabajó contra los ejecutivos universitarios en su búsqueda de años de obtener protección legal a través de la legislación del Congreso.

“Mientras teníamos discusiones (de acuerdo), estaban jugando en ambos lados”, dijo Berman en una entrevista el viernes. “(El presidente de la NCAA), Charlie Baker, corría al Capitolio para decir: ‘¡Aprobemos un proyecto de ley!’ para una inmunidad completa. Cada vez que Charlie iba a hablar con alguien de Hill, yo iba a hablar con alguien de Hill. Estaba tratando de explicar por qué ellos (la NCAA) no tienen derecho a inmunidad”.

En un año de elecciones presidenciales y con poca acción que mostrar durante años de cabildeo, la NCAA y las conferencias de poder han aceptado la comprensión de que un proyecto de ley del Congreso “no va a suceder”, dijo Berman.

Este contenido incrustado no está disponible en su región.

La inacción del Congreso, junto con la proximidad de las fechas de los tribunales, aceleró las negociaciones durante el último mes. Los términos acordados se están difundiendo mientras los comisionados de la conferencia de poder trabajan para lograr el consenso de los administradores y presidentes de sus ligas para autorizar el acuerdo. A medida que se dispone de nueva información sobre el acuerdo, a aquellos dentro del atletismo universitario informados sobre el asunto se les ha concedido el anonimato para compartir detalles confidenciales de los términos.

Los líderes de la industria describen las próximas dos semanas como, quizás, las más trascendentales en la historia del atletismo universitario, y establecen un cronograma para la posible ratificación de un acuerdo tan pronto como la semana del 20 de mayo. Las reuniones de la conferencia anual de este mes proporcionan una hoja de ruta para tomar una decisión. calendario. Las juntas directivas de la NCAA y las juntas de presidentes y rectores universitarios en cada una de las conferencias de poder necesitan, como mínimo, una mayoría simple de votos.

Mientras que los directores deportivos de ACC se reúnen esta semana en Amelia Island, Florida, los presidentes de ACC se reunirán en Charlotte la próxima semana. Los presidentes de los Diez Grandes también se reunirán la próxima semana en sus reuniones de liga cerca de Los Ángeles. Los directores y presidentes deportivos de la SEC y los 12 grandes se reúnen la semana del 27 de mayo, aunque se espera que las reuniones presidenciales en esas ligas se convoquen antes.

“Esto es muy simple”, dijo Kessler en una entrevista el domingo. “¿Qué es peor para ellos? ¿Un acuerdo negociado en conjunto que todos, sus comisionados y el presidente de la NCAA, consideren que será un sistema significativo? ¿O les gustaría perder en los tribunales?

Incluso si la NCAA y las ligas poderosas autorizaran un acuerdo este mes, esto podría estar muy lejos de terminar. Se desarrollaría un proceso largo que podría extenderse hasta bien entrado el otoño y, posiblemente, el próximo año, dicen los abogados: (1) La jueza Claudia Wilken, del Distrito Norte de California, debe aprobar los términos del acuerdo, que “deberían cumplirse fácilmente”. dijo Berman; (2) Los atletas que forman parte de la clase reciben un aviso sobre los términos con la opción de objetar cualquier término o excluirse completamente del acuerdo; y (3) se programa una audiencia o audiencias de aprobación final en el tribunal.

“Digamos que obtuvimos el visto bueno el 23 de mayo”, dijo Berman. “Nos llevaría un mes reunir los documentos, un par de semanas para la aprobación (del juez) y luego un período de 90 días para que tuviéramos objeciones”.

Berman destaca lo que muchos en el atletismo universitario describen como una fecha clave para un acuerdo de conciliación: el 23 de mayo. En esa fecha, está programada una audiencia en un caso antimonopolio separado que se desarrolla en Colorado, Fontenot v. NCAA. El caso busca miles de millones de dólares para los atletas universitarios en compensación por transmisiones televisivas.

Si bien se espera que el acuerdo de la Cámara consolide otros dos casos antimonopolio (Hubard y Carter), el caso Fontenot es un caso atípico. House, Hubbard y Carter comparten el mismo equipo legal. Los bufetes de abogados Korein Tillery y Olson Grimsley Kawanabe Hinchcliff & Murray lideran el caso Fontenot.

Se espera que la audiencia se centre en la posible consolidación del caso. Berman dijo que espera que el caso se consolide con Carter. Una consolidación de los cuatro casos es ideal para evitar futuros desafíos legales contra la NCAA y las ligas poderosas.

De cualquier manera, incluso si se llegara a un acuerdo en los casos esta semana, “no se completaría antes del inicio del año académico”, dijo Kessler.

Los daños a la espalda, adeudados a los atletas por el uso de su nombre, imagen y semejanza (NIL) antes de que la NCAA levantara las prohibiciones NIL en 2021, probablemente comenzarían inmediatamente después de la aprobación final del tribunal, dijeron los abogados. Cualquier modelo futuro de reparto de ingresos y la ampliación de los límites de las becas probablemente comenzarían el próximo año académico en el otoño de 2025, confirmó Kessler.

Para aquellos en el atletismo universitario, muchas preguntas continúan persistiendo y sin respuesta, en particular sobre cómo un acuerdo proporciona protecciones legales futuras, el futuro de los colectivos liderados por NIL y la aplicación del Título IX en cualquier modelo de reparto de ingresos.

Los abogados proporcionan sólo algunas respuestas.

Berman dijo que se incorporarán futuras protecciones legales en el acuerdo de conciliación mediante el cual cada nueva clase de atletas pueda optar por participar en la estructura de reparto de ingresos. ¿Ofrecerá esto suficiente protección garantizada? Los grupos de defensa de los atletas y los líderes de las asociaciones de jugadores creen que la negociación colectiva es la única respuesta, como se exploró en esta historia de Yahoo Sports la semana pasada.

Hay varias demandas abiertas contra la NCAA en curso, pero ninguna puede tener un impacto mayor en la industria del deporte universitario que House v. NCAA. (Michael Allio/Getty Images)

El Título IX es uno de los problemas más desconcertantes (y, para algunos, problemáticos) de cualquier modelo de reparto de ingresos. La ley federal exige que las universidades brinden igualdad de oportunidades a mujeres y hombres. ¿Significa esto que se requiere el 50% de los ingresos en un modelo de compensación para las atletas? Tal configuración puede incitar a los administradores a utilizar terceros, como los colectivos NIL, para eludir el límite en un esfuerzo por pagar más a sus jugadores de fútbol y baloncesto masculino en un entorno de reclutamiento competitivo.

Si bien Berman dice que el acuerdo “permite” a las escuelas cumplir con el Título IX, Kessler cree que el asunto se resolverá en los tribunales.

“Los tribunales decidirán”, afirmó. “No nos afecta. Si llegamos a un acuerdo, negociaremos un sistema en el que los atletas serán compensados. El grado en que se aplica el Título IX será determinado (por los tribunales)”.

El efectivo NIL de terceros no se incluye en el acuerdo de conciliación, confirmaron los abogados a Yahoo Sports, una medida que un administrador de alto rango cree que “no hará nada por el panorama del Salvaje Oeste” que se desarrolla en el reclutamiento de atletas universitarios.

Kessler dijo: “Espero que los exalumnos dedicados continúen apoyando a sus instituciones”.

Cualquier fondo de terceros para los atletas se sumará a los pagos directos de la escuela y la ayuda financiera adicional en un modelo que se espera que incorpore la expansión de becas. Aunque la expansión de las becas y el concepto de reparto de ingresos son permisivos (no son un requisito), es probable que las escuelas opten por estos conceptos mientras compiten por talentos en un espacio de reclutamiento competitivo.

Al final de todo esto hay un precio elevado: hasta 300 millones de dólares anuales por escuela durante el acuerdo de conciliación de 10 años. Esa cifra supone que una escuela cumple con lo que se cree que es (1) un límite de distribución de ingresos que comienza en hasta $22 millones; (2) al menos $2 millones en distribución retenida de la NCAA por daños a la espalda; y (3) hasta $10 millones en costos de becas adicionales relacionados con una expansión del tamaño de la lista de deportes específicos.

Ese costo podría aumentar significativamente.

Como se informó a principios de este mes, el límite fluctuará durante el transcurso del acuerdo con el aumento en los ingresos del departamento deportivo. El límite es aproximadamente el 22% de un promedio de los flujos de ingresos de las escuelas de conferencias poderosas, como se detalla en esta historia de Yahoo Sports.

Se espera que el concepto de participación en los ingresos relacionado con el acuerdo incluya algunas exenciones, como contar para los pagos relacionados con Alston a los atletas. Las escuelas que proporcionan el pago completo de Alston a cada atleta (aproximadamente $6,000) normalmente gastan entre $1,5 y $3 millones al año.

Como parte del nuevo modelo, los funcionarios planean eliminar las limitaciones de las becas e implementar límites a las plantillas, permitiendo a las escuelas ofrecer becas a una plantilla completa, un concepto para evitar futuros litigios y que se exploró en detalle en un artículo la semana pasada en Yahoo Sports. Se espera que una parte de cualquier beca adicional también cuente en los cálculos del límite máximo.

Para muchos administradores escolares, el impacto de las pegatinas existe. El precio de 30 millones de dólares, una cifra inicial para una industria que solo ha proporcionado a los atletas recursos en su mayoría no monetarios, es aproximadamente el 20% del presupuesto promedio del departamento de deportes de las escuelas públicas en el ACC, Big Ten, SEC y Big 12.

Sin embargo, sin un acuerdo, los líderes universitarios corren el riesgo de sufrir otra pérdida en los tribunales que podría triplicar la cuenta de daños y dejarlos abiertos a otros casos antimonopolio activos.

“¿Cómo les resultó la corte?” -Preguntó Kessler. “No creo que el Congreso vaya a rescatarlos. Pensaron que era una alternativa. Tienen que elegir. Elige comprometerte con tu propio destino y siéntete orgulloso de un sistema que será muy duro pero justo. O no. El cambio es difícil, pero es hora de cambiar”.

-

PREV La imagen de un concierto de los Rolling Stones reciclada por los seguidores de Donald Trump
NEXT Pronóstico AUD/USD: El Dólar Australiano Cae Hacia Soporte el Viernes