Los resultados del Olympique de Nîmes tras el éxito de permanecer en la Nacional ante el Sochaux aux Antonins

Los resultados del Olympique de Nîmes tras el éxito de permanecer en la Nacional ante el Sochaux aux Antonins
Los resultados del Olympique de Nîmes tras el éxito de permanecer en la Nacional ante el Sochaux aux Antonins
-

Al dominar brillantemente al Sochaux (4-2), el Olympique de Nîmes se aseguró oficialmente su permanencia en la Liga Nacional para la próxima temporada. ¡Por fin, liberación!

Paradowski (4): Encajó dos goles de los que fue en parte responsable. Sospechando del córner directo del Sochalian Silva al primer palo, donde cierra mal su ángulo (47), sale un poco fuera de tiempo para encontrarse con el delantero del Sochalian Lecolier, que lo golpea, lo regatea antes de concluir (3 -2, 64º). Audaz cuando intenta con éxito… un regate en su área frente a Doubiste Ackra (73), se revela decisivo en el mismo minuto al desviar en córner un intento de Fatar que se dirigía hacia la portería.

Sbaï (4): En el entrenamiento de esta semana, había “explotado el GPS”, dijo. Ante el Sochaux, el lateral derecho lo volvió a hacer, multiplicando las carreras en su carril, ofreciendo siempre. Demasiado breve en su intervención, sin mayores consecuencias, ante una llamada de Silva, carril izquierdo (48), donde se lanza. A veces también probé algunas elevaciones de eje completo que eran un poco peligrosas.

Diouf (5): Al igual que Mendy, estuvo tan sereno en el medio antes del descanso como febril en la segunda parte, despejando más balones que serenidad. Sale un poco fuera de tiempo en el segundo gol del Sochaux, donde el atacante Lecolier se infiltra entre él y Mendy (62º). Hay que reconocer que este autoritario contraatacó a un intento de Doubiste Galves, en la entrada del área (47º).

Mendy (cap., 5): Más prestado durante el segundo acto, donde no siempre se mostró tranquilo ante las ofensivas sochalianas que eran mucho más emprendedoras. Es derrotado en el duelo por Lecolier, que no encaja (63º). Bien colocado, no puede ajustar la cabeza en un tiro libre lanzado por Picouleau (80º). Detiene limpiamente al atacante dubista Macalou en su percusión, entrando en el área (83).

Diallo (5): Dominado en el duelo, en el área, por el pistón derecho del Sochaux, Galves, sin embargo sin consecuencias (3º). En el origen del centro que conduce al penalti (21). Defendió más y mostró más dificultad tras el descanso, teniendo dificultades para contener las ondas de Sochalian en su lado izquierdo, y el físico de Macalou.

Dukansy (6): Sobrio y sereno en el poste, jugó limpio e impuso su impacto atlético cuando fue necesario, como en este duelo, con otro hombre fuerte, el centrocampista del Sochaux Dramé, en la línea media (32º). Lemaangr lo reemplazó (89º).

Picouleau (7): se transforma con un pie izquierdo plano (de seguridad), a mitad de camino, el penalti que permite a los Crocos respirar mucho más tranquilos (1-0, 22). Su quinto logro de la temporada en Liga, el segundo en casa. Por lo demás, hizo “Picouleau”, disponible en el juego y dirigiéndolo con la zurda. Importante retorno defensivo del delantero del Sochaux Lecolier, cerca del área de Nîmes (43º). Al origen del penúltimo pase hacia el gol 4-2, fichó Mbemba (85º).

México (5): En esta posición de centrocampista ofensivo, en apoyo del delantero centro, sentimos que el martiniqués no siempre está cómodo de espaldas al juego, en una posición que no es natural para él, que a lo largo de su carrera ha jugado con mayor frecuencia en la parte inferior de la banda. centro del campo; sustituido por saco (84º).

Cámara (6): Al igual que Sbaï en esta zona derecha, tampoco escatima esfuerzos y no duda en realizar grandes retornos defensivos. Ofensivamente, su desempeño a veces parece un poco generoso pero no siempre justo. Remplazado por Jalid (77º).

Mbina (7): El internacional gabonés tenía bastones de fuego contra los Doubistes, y lo demostró. Más a menudo en todos los buenos tiempos. Además de los dos penaltis que provoca, deja caer a su defensor (Vitelli) en el pase decisivo ofrecido a Mbemba en el tercer gol del cocodrilo. Le perdonaremos fácilmente su derrota frente a Patouillet (4º) o su disparo, al final de la carrera, que aterrizó en los guantes de Patouillet (46º).

Mbemba (8): En un solo encuentro, el jugador cedido por el Dunkerque marcó tantos goles como desde su llegada al Nîmes (3). Su hat-trick llegó en el mejor momento para los Crocos. Primero desde el punto de penalti (2-0, 27), luego con dos pases de su compañero de ataque Mbina (3-1, 59; 4-2, 85). Apenas falla el cuatrillizo cuando dispara demasiado, solo contra Patouillet (88º). Salido ante la ovación de los Antonin, sustituido por el último llegado, dulce (89º).

-

PREV Descontento popular en Marruecos por el aumento de los precios del gas
NEXT Cultura – Ocio – ZITELLINA. Bastia y Ajaccio celebran el Día Mundial del Juego