El cólera, un flagelo que va en aumento en todo el mundo, especialmente en África

-
>>

Durante una campaña de vacunación contra el cólera en Harare, el 29 de enero de 2024. JEKESAI NJIKIZANA / AFP

Como resultado del cambio climático y el aumento de los conflictos, el número de casos de cólera se está disparando actualmente en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los casos reportados se duplicaron con creces entre 2021 y 2022 a 473.000, y luego aumentaron aún más a más de 700.000 en 2023.

Leer también | Artículo reservado para nuestros suscriptores. Cólera: Mayotte se prepara para afrontar una epidemia

Añadir a tus selecciones

En el departamento francés de Mayotte, situado en el Océano Índico, un niño de 3 años murió a causa del cólera el miércoles 8 de mayo. Hasta el 6 de mayo se han identificado 58 casos en la isla y se está llevando a cabo una campaña de vacunación con más de 4.000 personas vacunadas hasta la fecha, según la agencia regional de salud. Este brote se produce mientras se está produciendo una gran epidemia en el vecino archipiélago de las Comoras, donde ha habido 98 muertes y más de 4.900 casos desde principios de año.

Una enfermedad infecciosa que puede ser devastadora, el cólera es un flagelo que va en aumento en todo el mundo y afecta principalmente a los países pobres y a las zonas de guerra, particularmente en África: Comoras, República Democrática del Congo (RDC), Etiopía, Mozambique, Somalia, Zambia. y Zimbabwe se encuentran entre los países más gravemente afectados.

Esta lista –a la que hay que sumar Haití y Siria– muestra cómo esta enfermedad es un marcador de pobreza, inestabilidad y conflictos armados. “Existe un fuerte vínculo entre la transmisión del cólera y el acceso inadecuado al agua potable y a las instalaciones sanitarias”, subraya la OMS. Los lugares con riesgo de epidemias suelen ser los campos de refugiados: las crisis humanitarias, con el desplazamiento de poblaciones y las dificultades para acceder al agua potable, aumentan considerablemente los riesgos.

Vacunas orales

Otro factor: el cambio climático. Al aumentar la intensidad y frecuencia de las inundaciones, los ciclones y las sequías, perturba el acceso al agua potable y “crea un ambiente ideal para el desarrollo del cólera”, Según la OMS. Ejemplo reciente: los casos de cólera en Mozambique se multiplicaron por diez tras el paso del ciclón Freddy, que, a principios de 2023, privó de agua potable a algunos habitantes.

Leer también | El cambio climático hace que el cólera se dispare en África

Añadir a tus selecciones

Infección diarreica aguda, el cólera es causada por la absorción de alimentos o agua contaminados por una bacteria, el bacilo coma, Vibrio cholerae (o vibrio del cólera). Tres cuartas partes de las personas infectadas no expresan síntomas. Pero cuando aparecen, la enfermedad puede ser formidable en el 10% al 20% de los casos, con diarrea y vómitos intensos que provocan una deshidratación acelerada. Si no se trata, el cólera es una de las enfermedades infecciosas que provocan la muerte más rápidamente: la muerte puede ocurrir en uno a tres días. Sólo un tratamiento rápido mediante infusión, con la administración de sales de rehidratación y antibióticos, puede prevenir la muerte.

Se han desarrollado varias vacunas orales que la OMS recomienda para áreas donde el cólera es endémico y durante epidemias. Pero la multiplicación de los brotes ha limitado peligrosamente las existencias y ha obligado a las organizaciones humanitarias a reducir el número de dosis administradas durante las campañas de vacunación. En abril, la OMS dio luz verde a la versión simplificada de una vacuna, producida por el grupo surcoreano EuBiologics, para acelerar la producción y reponer las reservas mundiales de sueros anticólera.

El mundo con AFP

Reutilizar este contenido

-

PREV Irán. Lo que sabemos sobre el accidente de helicóptero que mató al presidente Ebrahim Raïssi
NEXT Thomas Pesquet portando la llama olímpica en Normandía el 31 de mayo