Muchos modelos chinos pronto se verán afectados por un nuevo impuesto, los precios no están a punto de bajar

-

La Unión Europea planea imponer impuestos a las importaciones de automóviles eléctricos chinos este verano. Esta medida podría incrementar los precios de los vehículos y afectar a su accesibilidad para los usuarios europeos.

Desde el año pasado, la Unión Europea ha expresado su preocupación por ventajas competitivas constructores de coches electricos chinos, apoyado por importantes subsidios de Beijing. Estas preocupaciones culminaron con el inicio de una investigación oficial en septiembre de 2023. Esto reveló transferencias de fondos del gobierno chino a sus fabricantes de automóviles.

A raíz de estos descubrimientos, el Comisión Europea decidió tomar medidas. Prevé introducir derechos aduaneros temporales desde julio de 2024. Esta medida fue anunciada en un documento publicado a principios de marzo.

El impuesto a los coches eléctricos chinos podría llegar antes de lo esperado

La introducción de impuestos de importación de coches eléctricos chinos es una medida que podría afectar fuertemente al mercado automovilístico europeo. Al aumentar los costes de adquisición de estos vehículos, la medida corre el riesgo de hacerlos menos atractivos para los usuarios europeos, que hasta ahora se beneficiaban de precios muy atractivos.

Por otro lado, este enfoque ofrece una oportunidad a los fabricantes europeos, que podrían ver aumentar sus ventas si los precios de los competidores chinos se alinean con los de ellos. Allá buena noticia es que esto podría ponerlos en riesgo reto de innovar y ofrecer vehículos eléctricos que no sólo sean competitivos en términos de precio sino también atractivos en términos de prestaciones y funcionalidad.

Pero para nuestros fabricantes la tarea no será fácil. La mayoría de los componentes esenciales, como bateriasestán actualmente productos en china. Esto plantea problemas logísticos y económicos a los fabricantes europeos que dependen de estas importaciones para ensamblar sus vehículos. Europa Por lo tanto, debe acelerar su autonomía en la cadena de suministro de componentes críticos para poder beneficiarse realmente de estos cambios de precios.

Los nuevos impuestos previstos por la Unión Europea podrían ser aplicado este verano. En este contexto, el papel del presidente Emmanuel Macron es central. Se ve obligado a navegar entre alentar las inversiones chinas en Francia y adoptar medidas proteccionistas que favorecen a la industria europea. Esta delicada situación muestra claramente las tensiones entre la necesidad de apoyar a las empresas locales y la necesidad de mantener relaciones comerciales estables con China.

-

PREV Luis Enrique tras la victoria en Niza: “Había todo para que asistiéramos a un desastre del PSG”
NEXT Raphaël Quenard, este trabajo tan serio e inesperado que hizo