La movilización de la Iglesia ante las inundaciones en Brasil

-
Al margen de la oración del Regina Caeli de este 5 de mayo de 2024, el Papa Francisco expresó su compasión por las víctimas de las inundaciones en Brasil. La movilización de la Iglesia local se está produciendo.

“Aseguro mi oración por la población del estado de Rio Grande do Sul en Brasil afectada por graves inundaciones”, aseguró Francisco desde la Plaza de San Pedro. Según los últimos informes, se han registrado unas sesenta muertes y 80.000 personas tuvieron que ser evacuadas debido al mal tiempo. “Que el Señor acoja a los difuntos, consuele a sus seres queridos y a quienes han tenido que abandonar sus hogares”, dijo el pontífice argentino.

Desde el sábado, enormes inundaciones han devastado el estado de Rio Grande do Sul, en el sur de Brasil, y han causado la muerte de casi 66 personas y obligado a más de 80.000 a abandonar sus hogares. Según el municipio, el río Guaíba que atraviesa la ciudad de Porto Alegre alcanzó el nivel récord de 5,09 metros, muy por encima del pico histórico de 4,76 metros registrado durante las inundaciones de 1941. Además de las aproximadamente 80.000 personas evacuadas, más de Un millón de hogares se encuentran privados de agua y la magnitud de la destrucción es actualmente incalculable, según la Defensa Civil. 15.000 encontraron refugio en refugios establecidos por las autoridades estatales, dijo. En total, medio millón de personas se vieron directamente afectadas por el desastre.

La movilización de la Iglesia

Ante estas inundaciones, la Iglesia en Brasil llamó inmediatamente a la oración y la solidaridad. Una nota de solidaridad fue publicada por la Arquidiócesis de Porto Alegre el 5 de mayo, en conjunto con la Región Sur 3 de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, para iniciar un esfuerzo común de reconstrucción. Junto a las instituciones gubernamentales, militares y civiles, también las comunidades eclesiales han abierto “sus puertas para acoger a quienes lo han perdido todo”. En la Arquidiócesis de Porto Alegre, muchas parroquias y organizaciones ponen a disposición su infraestructura para recibir donaciones y acoger a personas sin hogar. La Región Sur 3 organizó una campaña para ayudar a los diferentes municipios, con la ayuda de la asociación Mensageiro da Caridade. “Sabemos que se necesitan muchas acciones, urgentes y, más adelante, toda la ayuda para la reconstrucción”, subraya la archidiócesis de Porto Alegre.

En la localidad de Arroio dos Ratos, la situación es crítica, según el padre Adilson Corrêa da Fonseca, vicario episcopal del Vicariato de Guaíba. “En una región baja, unas 2.000 personas resultaron afectadas. Estamos prácticamente aislados por los daños en las carreteras. Hace dos días que falta luz y agua. Muchas familias lo han perdido todo. Hemos recogido comida y agua para regalar y ya lo hemos entregado todo”, explica el sacerdote en un aviso de ayuda a las parroquias publicado en la web de la archidiócesis.

Llamado a la oración

Mons. Jaime Spengler, arzobispo de Porto Alegre, invita a las comunidades eclesiales a unirse en oración: “En este año de oración preparatorio al Jubileo de la Iglesia 2025, instamos a las comunidades eclesiales a unirse en oración, según sus posibilidades, ante el Beato Sacramento, que es el gran símbolo de comunión y de compartir, renovando nuestro compromiso como peregrinos de la esperanza”. El arzobispo insta a los fieles en apuros a mantener la esperanza, citando en particular este versículo de la Biblia de la liturgia del próximo domingo: “Todo lo que pidáis al Padre en mi nombre, os lo dará”. (Juan 15:16). “Que pidamos juntos consuelo, protección, unión y fortalecimiento de la fe, la caridad y la esperanza”, concluye.

-

PREV Thun: Auto landet in der Aare – Lenker tot
NEXT Carrera contrarreloj para rescatar a los 101 desaparecidos y a los 80.000 desplazados