Ingeniero de la NASA crea un sistema de propulsión que desafía las leyes de la física • Earth.com

Ingeniero de la NASA crea un sistema de propulsión que desafía las leyes de la física • Earth.com
Ingeniero de la NASA crea un sistema de propulsión que desafía las leyes de la física • Earth.com
-

Un ingeniero de la NASA y cofundador de Exodus Propulsion Technologies ha afirmado que el sistema de propulsión sin propulsor de su empresa ha generado suficiente empuje para contrarrestar la gravedad de la Tierra.

Este descubrimiento, que parece desafiar las leyes conocidas de la física, podría revolucionar los viajes espaciales durante el próximo milenio.

El Dr. Charles Buhler, un veterano de prestigiosos programas de la NASA como el Transbordador Espacial, la Estación Espacial Internacional (ISS), el Telescopio Hubble y el actual Programa de Polvo de la NASA, cree que esta nueva fuerza fundamental representa un avance histórico.

“El mensaje más importante a transmitir al público es que se produjo un descubrimiento importante”, dijo Buhler a The Debrief. “Este descubrimiento de una Nueva Fuerza es fundamental porque los campos eléctricos por sí solos pueden generar una fuerza sostenible sobre un objeto y permitir la traslación del centro de masa de dicho objeto sin expulsar masa”.

EmDrive y la búsqueda de la propulsión sin propulsor

El concepto de propulsión sin propulsor, también conocido como “propulsión imposible”, fue introducido por primera vez en 2001 por el ingeniero eléctrico británico Roger Shawyer.

El EmDrive, como se llamaba, afirmaba no reaccionar, no necesitaba propulsor y desafiaba las leyes conocidas de la física, específicamente la conservación del impulso. A pesar de dos décadas de pruebas, el EmDrive finalmente se consideró una tontería en 2021.

Sin embargo, el sueño de una máquina sin propulsor persistió y ahora ha surgido un nuevo desafío con el respaldo de un ex científico de la NASA.

Buhler, quien ayudó a establecer el Laboratorio de Electrostática y Física de Superficies en el Centro Espacial Kennedy en Florida, afirma que su equipo en Exodus Propulsion Technologies ha creado un propulsor impulsado por una “Nueva Fuerza” fuera de nuestras leyes físicas conocidas actualmente.

Cómo supuestamente funciona el EmDrive

El EmDrive consta de una cavidad cónica llena de microondas. El inventor del dispositivo, el ingeniero británico Roger Shawyer, propone que las microondas que rebotan dentro de la cavidad pueden crear una diferencia en la presión de radiación, lo que resulta en un empuje neto hacia el extremo estrecho del cono.

Este concepto desafía nuestra comprensión de la física, ya que sugiere que un sistema cerrado puede generar propulsión sin ninguna masa de reacción externa.

Controversia y escepticismo

La comunidad científica sigue siendo muy escéptica sobre las supuestas capacidades del EmDrive. Muchos físicos sostienen que el concepto viola las leyes bien establecidas de la física, en particular la conservación del momento.

Sostienen que cualquier empuje aparente medido en los experimentos de EmDrive probablemente se deba a errores experimentales, como corrientes de aire o efectos térmicos.

Resultados experimentales y desafíos.

Varios equipos de investigación han intentado replicar el supuesto empuje del EmDrive, con resultados variables. En 2016, un equipo del laboratorio Eagleworks de la NASA afirmó haber medido un empuje pequeño pero constante desde un dispositivo EmDrive. Sin embargo, sus hallazgos no fueron revisados ​​por pares y enfrentaron críticas por posibles fallas metodológicas.

Estudios independientes posteriores no han logrado reproducir el objetivo pretendido. En 2021, un equipo de la Universidad Tecnológica de Dresde realizó un estudio exhaustivo del EmDrive y no encontró evidencia de ningún empuje anómalo.

Llegaron a la conclusión de que el dispositivo no produce ningún empuje neto mensurable y atribuyeron los resultados positivos anteriores a errores experimentales y al ruido.

Explicaciones teóricas y críticas.

Los defensores del EmDrive han propuesto varias explicaciones teóricas para su supuesto impulso, a menudo invocando conceptos como las fluctuaciones cuánticas del vacío o la interpretación de la onda piloto de la mecánica cuántica.

Sin embargo, estas explicaciones han sido recibidas con escepticismo por parte de la comunidad científica dominante, ya que carecen de una formulación matemática rigurosa y de apoyo experimental.

Los críticos argumentan que el concepto EmDrive es fundamentalmente defectuoso y que cualquier intento de explicar su funcionamiento utilizando teorías marginales está equivocado. Enfatizan la necesidad de evidencia extraordinaria para respaldar afirmaciones tan extraordinarias, que no ha aparecido.

Estado actual y perspectivas de futuro del EmDrive

A pesar de la falta de pruebas convincentes y el abrumador escepticismo de la comunidad científica, la investigación sobre EmDrive continúa.

Algunos entusiastas y científicos marginales siguen comprometidos con la investigación del concepto, con la esperanza de descubrir nueva física o validar el impulso afirmado.

Sin embargo, dada la creciente evidencia en contra del EmDrive y la ausencia de una base teórica plausible, las perspectivas de aplicación práctica del dispositivo parecen sombrías.

El consenso entre los físicos es que el EmDrive es un artefacto experimental más que un verdadero avance en propulsión.

Descubrimiento de una “nueva fuerza”

El equipo de Buhler, compuesto por personas de la NASA, Blue Origin y la Fuerza Aérea, investigó los motores sin propulsor durante décadas antes de centrarse en la electrostática.

Inicialmente, sus dispositivos produjeron un empuje insignificante, pero experimentaron aumentos con cada iteración. En 2023, su propulsor impulsado por la “Nueva Fuerza” generó suficiente empuje para superar la gravedad de la Tierra.

“Esencialmente, lo que hemos descubierto es que los sistemas que contienen una asimetría en la presión electrostática o algún tipo de campo electrostático divergente pueden darle a un sistema con un centro de masa un componente de fuerza distinto de cero”, explicó Buhler a The Debrief. “Entonces, lo que eso significa básicamente es que hay cierta física subyacente que esencialmente puede ejercer fuerza sobre un objeto si se cumplen esas dos restricciones”.

Optimismo cauto y necesidad de verificación

Si bien las afirmaciones de Buhler son intrigantes, la historia de los propulsores sin propulsor está llena de resultados aparentemente positivos que finalmente son refutados por la realidad científica.

El EmDrive, por ejemplo, inicialmente se mostró prometedor después de que el equipo Eagleworks de la NASA afirmara haber medido el empuje en 2016. Sin embargo, estudios posteriores encontraron empuje cero.

Antes de celebrar este posible avance, una investigación rigurosa de terceros debe verificar los resultados repetidamente. Aunque no es imposible que el equipo de Buhler tropezara con una peculiaridad desconocida de la física, sigue siendo un resultado extremadamente improbable.

El propio Buhler reconoce la necesidad de realizar más estudios y afirma: “Se necesitará un físico mucho más inteligente que yo para llegar a todo eso”. Él cree que otros científicos están en la posición perfecta para probar y estudiar sus resultados y descubrir la naturaleza de esta fuerza recién descubierta.

¿El futuro de los viajes espaciales? Sólo el tiempo dirá

En resumen, la comunidad científica espera ansiosamente nuevos avances y la oportunidad de estudiar este posible avance con mayor detalle.

Mientras tanto, una cosa sigue clara: el descubrimiento de una nueva fuerza capaz de generar empuje sin propulsor podría remodelar nuestra comprensión del universo y revolucionar los viajes espaciales para las generaciones venideras.

Si bien quedan por delante pruebas y verificaciones rigurosas, la posibilidad de un sistema de propulsión sin propulsor que desafíe nuestra comprensión actual de la física genera entusiasmo y anticipación entre científicos, ingenieros y entusiastas del espacio por igual.

Mientras nos encontramos al borde de lo que podría ser una revolución científica, el futuro de la exploración espacial parece más brillante que nunca.

—–

¿Te gusta lo que lees? Suscríbase a nuestro boletín para recibir artículos interesantes, contenido exclusivo y las últimas actualizaciones.

Visítenos en EarthSnap, una aplicación gratuita presentada por Eric Ralls y Earth.com.

—–

-

PREV En su impulso, Tarbes atrapa al Basket Landes y aprovecha la ventaja
NEXT Su esposa Amal involucrada en un complejo asunto internacional, revela su impacto