El dólar cae después de que la Fed citara una inflación decepcionante, pero sigue centrada en los recortes de tipos

El dólar cae después de que la Fed citara una inflación decepcionante, pero sigue centrada en los recortes de tipos
El dólar cae después de que la Fed citara una inflación decepcionante, pero sigue centrada en los recortes de tipos
-

El dólar cayó el miércoles después de que la Reserva Federal de Estados Unidos indicara que todavía se inclinaba hacia una posible reducción de los costos de endeudamiento, pero reiteró que quería “mayor confianza” en que la caída de la inflación continuaría antes de reducir las tasas de interés.

“En los últimos meses, no ha habido avances adicionales hacia la meta de inflación del 2% del Comité”, dijo la Reserva Federal en su comunicado.

La declaración estuvo en gran medida en línea con las expectativas, mientras que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, también dijo en una conferencia de prensa que era poco probable que el próximo paso del banco central de Estados Unidos fuera un aumento, calmando así algunas preocupaciones de que la Reserva Federal pudiera adoptar una postura más agresiva.

Una inflación de los precios al consumidor más fuerte de lo esperado en marzo destruyó las esperanzas de que las elevadas cifras de enero y febrero fueran anomalías, lo que llevó a los operadores a retrasar las expectativas sobre cuándo es probable que el banco central estadounidense reduzca las tasas de interés.

Los operadores de futuros de fondos de la Reserva Federal esperan ahora una flexibilización de 35 puntos básicos este año, frente a los 29 puntos básicos antes del comunicado de la Reserva Federal.

“La falta de cambio en el pronóstico (que todavía implica que la Reserva Federal ve el siguiente paso como una reducción – dependiendo de la inflación) ha sido ligeramente prudente, y no estoy seguro de que la nueva frase insertada sobre la falta de progreso en materia de inflación sea suficiente para compensar eso”, dijo John Velis, estratega macro y cambiario de BNY Mellon en Nueva York.

El índice dólar cayó un 0,44% hasta 105,85, tras alcanzar 106,49, su nivel más alto desde el 16 de abril. Un aumento por encima de 106,51 sería el mayor desde principios de noviembre.

La Reserva Federal también anunció que reduciría el ritmo de reducción de su balance a partir del 1 de junio, permitiendo que sólo fluyan 25 mil millones de dólares en bonos del Tesoro cada mes, en comparación con los 60 mil millones de dólares actuales. Los títulos respaldados por hipotecas seguirán eliminándose progresivamente a razón de 35.000 millones de dólares al mes.

“Le fait que la Fed réduise encore un peu ses dépenses me fait penser qu’elle veut commencer à assouplir les conditions. Elle ne veut pas aggraver la situation”, a déclaré Jeffrey Roach, économiste en chef chez LPL Financial à Charlotte, en Caroline del Norte.

El próximo indicador económico importante será el informe de empleo de abril del viernes, que se espera que muestre que los empleadores agregaron 243.000 puestos de trabajo durante el mes.

El informe de empleo de ADP del miércoles mostró que las nóminas privadas de Estados Unidos crecieron más de lo esperado en abril, mientras que los datos del mes anterior fueron revisados ​​al alza.

Por otra parte, un informe del Departamento de Trabajo de Estados Unidos publicado el miércoles mostró que las ofertas de empleo en Estados Unidos cayeron a un mínimo de tres años en marzo, mientras que el número de personas que dejaron sus empleos disminuyó.

El euro ganó un 0,5% a 1,0718 dólares. La libra se fortaleció un 0,34% hasta 1,2532 dólares.

El dólar cayó un 0,33% a 157,28 yenes.

La moneda japonesa se recuperó fuertemente el lunes, y los operadores citaron la intervención de las autoridades japonesas para comprar yenes y tratar de apuntalar una moneda que languidece en niveles vistos por última vez hace más de tres décadas.

Desde entonces, el dólar se ha fortalecido, lo que genera dudas sobre si se necesitarán medidas adicionales para detener la debilidad del yen. La moneda japonesa sufre un gran diferencial de tipos de interés que hace atractivo pedir prestado en yenes e invertir en activos estadounidenses.

“No hay muchas opciones para Japón. En cierto modo, la intervención es sólo una invitación a comprar la caída para la mayoría de los operadores de divisas a mejores niveles”, dijo Adam Button, analista jefe de divisas de ForexLive en Toronto. “El dólar/yen no dejará de subir hasta que la economía estadounidense se enfríe.

En criptomonedas, el bitcoin cayó un 1,97% a 58.683,79 dólares después de haber alcanzado anteriormente los 56.483 dólares, el nivel más bajo desde el 27 de febrero.

-

PREV En Cuba la gente quiere comida más que dinero
NEXT Fatal accidente de tráfico: “Con la muerte de Loïc, perdí una parte de mi corazón y de mí mismo”