Evreux. Mataderos de blues | La Dépêche Évreux

-

Por Sofía Bordier
Publicado en

1 y 24 de mayo a las 15:00 horas.

ver mis noticias
Seguir La Dépêche Évreux

Fue su última sesión. El sábado 13 de abril de 2024, todos los músicos que alguna vez pasaron por la puerta del local de ensayo de los Mataderos de Évreux (Eure) fueron invitados a una foto de recuerdo por invitación de la asociación Venus In Fuzz. Recuerdo porque el local en cuestión pronto quedará cerrado definitivamente. Desde finales de los años 80, ocupaban parte del inmenso complejo de mataderos municipales, construido, no sin dificultades, en 1882 y puesto en servicio en 1887. Una sesión que revivió no pocos recuerdos.

RECUERDA PEQUEÑA Y GRAN HISTORIA AQUÍ!!!

“No molestamos a nadie”

“Mi madre, que trabajaba en Solange Baudouxle dijo que los grupos locales estaban luchando por encontrar un espacio para ensayar”, recuerda Didier Sabater (Erga Omnes/City Ramblers). El Asistente de Cultura de Roland Plaisance Entonces había encontrado esta solución: ofrecer a los grupos los antiguos puestos de la pocilga del Matadero, espacios lo suficientemente grandes para acomodar a los músicos y su equipo. “Ella le había propuesto matrimonio a Erga Omnes, pero nos negamos”.

Es en última instancia a través de cristian rouxjefe del sector de rock del MJC, “que había acogido a Black Maria bajo su protección desde nuestros inicios”, recuerda Olivier Delacroix, que en 1987/1988 se invirtió un primer local. « On répétait à la MJC, mais Christian, qui nous avait repérés comme espoir du département, s’est battu pour qu’on ait un local pour répéter en permanence, il nous fallait un endroit réservé aux horaires illimités », poursuit le chanteur devenu periodista. En su opinión, los mataderos eran perfectos en aquel momento. “Aquí estábamos tranquilos, no molestábamos a nadie, podíamos repetir a voluntad”, dice el guitarrista. Philippe Nemmar quien, de paso, recuerda haber experimentado, “pequeña mía, el paso de los animales”. El punto de partida y final de diez años de gira. Black Maria lo utilizará como su sede hasta el final del grupo en 1998.

Una tienda bereber

Se instalaron electricidad y luz, pero “había fugas de agua por todas partes”, continúa Philippe. Como el techo era catedralicio, los músicos habían tendido una lona sobre los tambores, “como una tienda bereber”, sonríe Cyril Avenel (Rackham/Espía). “Con James [Depierre]nos encargamos de instalar un falso techo, una moqueta sobre el suelo de hormigón”, “y cubrimos las paredes con paneles de espuma recuperada”, añade su compañero Fabrice Levilain, cuando Red Rackham entró en escena. Y, en el local (casi) vecino, se instalan los Mi-Cats Mi-Mouris, “¡hace 35 años! ” preciso Stéphane Haas.

Las tres salas de ensayo de Les Abattoirs pronto quedarán vacías. ©Sofía B.

“Esta disposición por parte del Ayuntamiento fue un poco difícil en su momento. Cuando Jean-Louis Debré Cuando fue elegido alcalde, nos pidieron que cada local fuera gestionado por una asociación y presentara un certificado de seguro”, continúa Cyril. Les Arts Rock se hará cargo, pues, del primer local y La Boitazik del segundo.

El lugar es ideal. Fuera de la ciudad, se puede acceder en cualquier momento “para traer y guardar material después de conciertos a veces lejanos”. Bajo la atenta supervisión de Mario Porcu, el entonces cuidador del lugar.

Vídeos: actualmente en Actu

La lista de grupos que han tocado allí es larga, “las llaves se pasaban de mano en mano”, como también lo es la lista de las tardes que siguieron a los ensayos… “Somos principalmente los domingos por la mañana, muy, muy temprano…” sonríe Jef Hirel (Marie Octobre, Lili Banez), “Ni siquiera pensé que volvería”.

Vivienda y parque.

En 2016, Arts Rock entregó las llaves de su local a Venus in Fuzz y a su presidente Olivier Devallais (Les Équarisseurs) que lo refresca. Gang of Venus, Les Golden Romeos, Buckaroo Banzaï, Marcö y Trémolo todavía ensayaban allí hace unos días, a pocos pasos de los Registrars y UFOS que comparten el local de Boitazik. No por mucho más tiempo.

El fin de una era. ©Sofía B.

La libra municipal abandonó hace diez años, la plataforma logística de servicios técnicos hace dos y sólo quedó el local de ensayo. Ha llegado el momento de moverse. Dirígete a la antigua escuela La Forêt, reconvertida en espacio asociativo, donde ya se encuentran los clubes de bridge y billar de la ciudad. Después del Internado, pasa otra página en la historia musical local.

Los Mataderos, con sus mil metros cuadrados de edificios, y su arquitectura de ladrillo típica de finales del siglo XIX.mi siglo, pronto se venderá. “Estamos ultimando los pliegos”, asegura el alcalde de la Ciudad, Guy Lefrand, preguntó sobre el tema. “Dejaremos la posibilidad de rehabilitarlos, porque es un edificio hermoso. Pero si no encontramos nada, dejaremos la posibilidad de talarlos para hacer viviendas”. En términos más generales, “la idea es limpiar toda la península para convertirla en un parque público paisajístico que se extenderá a lo largo del Iton en los próximos años. Espacios verdes que, en caso de inundación, pueden servir como aliviadero”.

Sigue todas las novedades de tus ciudades y medios favoritos suscribiéndote a Mon Actu.

-

PREV Auda. El imitador Marc-Antoine Le Bret pronto actuará en Carcasona
NEXT En Saint-Malo, 150 personas marcharon por el 1 de mayo