“Que el consumidor sacuda el cocotero”

“Que el consumidor sacuda el cocotero”
“Que el consumidor sacuda el cocotero”
-

miCorre, corre desde su granja Les Cocottes des Fresneaux hasta Saint-Georges-des-Coteaux, hasta el mercado de Saintes. Va a la escuela de su hija y recibe a los becarios: “He recibido muchas solicitudes desde las protestas”. Élodie Dubut, de 37 años, tiene energía de sobra. ” Me gusta lo que hago. »

Pero el granjero mixto, el horticultor, el criador de gallinas ponedoras, de vacas lecheras y, recientemente, de cerdos, están preocupados por esta profesión. Estaba bajo el puente de la A10, en Saintes, durante las manifestaciones de los agricultores. Una pelea con su marido, que acaba de adquirir una participación en el negocio familiar. Es un empleado de una empresa…

miCorre, corre desde su granja Les Cocottes des Fresneaux hasta Saint-Georges-des-Coteaux, hasta el mercado de Saintes. Va a la escuela de su hija y recibe a los becarios: “He recibido muchas solicitudes desde las protestas”. Élodie Dubut, de 37 años, tiene energía de sobra. ” Me gusta lo que hago. »

Pero el granjero mixto, el horticultor, el criador de gallinas ponedoras, de vacas lecheras y, recientemente, de cerdos, están preocupados por esta profesión. Estaba bajo el puente de la A10, en Saintes, durante las manifestaciones de los agricultores. Una pelea con su marido, que acaba de adquirir una participación en el negocio familiar. Es empleado de una empresa de repuestos agrícolas.

Élodie Dubut se instaló oficialmente en la granja familiar en 2011. Pero la joven ya trabajaba con su padre desde 2007 como empleada. En este momento, su padre se encontró solo luego de separarse de su pareja. “Vine a estrecharle la mano. » Recién licenciada en agroecología en Rennes, no tenía previsto regresar tan rápidamente a la explotación de 130 hectáreas y 65 vacas.

Leche en Terra Lacta

La joven intuye que necesita algo más que entregar leche a la cooperativa Terra Lacta de Surgères. Pone en la horticultura una “mota” cerca de Pont-l’Abbé-d’Arnoult, “30 acres de tierra fértil”. Legumbres, mojhettes, pepinos, zanahorias, berenjenas… vende sus productos directamente y confirma su gusto por el contacto con el cliente. Pero muy rápidamente el criador se agota. “Me volví a centrar en las vacas. »

En 2016 empezó a cultivar patatas. Los zapallos y las calabazas volverán más tarde. En 2017, la crisis láctea afectó gravemente a la economía de la finca. En lugar de tirar la leche, Élodie Dubut la utiliza para engordar a los terneros con leche materna. En 2018, montó una granja de gallinas ponedoras. Experimentó bastante con su dieta pero encontró la fórmula adecuada dos años después. La epidemia de Covid confina a la gente pero despierta a los consumidores que recurren a lo local. “Fue una locura”, dice la joven. De cien gallinas pasó a 250 ese año invirtiendo en un gallinero nuevo.

Élodie Dubut está pensando en ampliar su gama de productos… Será el cerdo, cruce de Duroc y Piétrain. Los primeros cuatro llegaron en 2022. Ahora está criando ocho. Son sacrificados y despiezados en Loira Atlántico, mientras que los terneros y las vacas se dirigen al norte de Charente antes de llegar al laboratorio de transformación cerca de Nantes. Y todo vuelve en cajas, maceteros, etc. Esta diversificación la obligó a reducir su rebaño a 50 vacas y renovarlo con una raza que adora, la Jersiaise. Y todo ello sin dejar de cultivar 140 hectáreas de cereales, sorgo y otros forrajes.

¿Cuál es su estado de ánimo después de este enfado agrícola?

Soy bastante optimista por naturaleza. Creo que superaremos esto. Tengo la suerte de tener ventas directas para añadir valor a algunos de mis productos y de estar en la zona Poitou-Charentes DOP (Denominación de Origen Protegida) para la leche y la mantequilla. Tengo talleres que están depreciados, no tengo inversiones en robots de ordeño, en edificios, etc. A mi nivel, soy bastante optimista; a mayor escala, en materia de reproducción, será más complicado.

¿Cómo está organizada tu vida diaria?

Nos levantamos a las 5:15 de la mañana. Vamos a ordeñar las vacas. Hago mis novillas. Llego a casa a las 7:30 am. Hasta las 8:30 am cuido a mi hija que pronto cumplirá 7 años y la llevo al colegio. Regresamos. Voy a llevar a mis gallinas a dar un paseo. Cuidamos a los cerdos. Vamos a limpiar el corral de las vacas. Después, un poco de papeleo. Tienes que clasificar los huevos del día. Por la tarde se cosecha, se cosecha el heno, se siembra o se realizan otros trámites y se recibe a los vendedores. Tengo una pasión: me gusta salir a pasear en bicicleta de vez en cuando.

¿Puedes ganarte la vida con tu trabajo? ¿Cuál es su ingreso mensual promedio?

Sí. Tengo unos 2.000 euros de media. cuesta entre 1.700 y 2.200 euros. Hoy lo que me gustaría es poder contratar a alguien a tiempo parcial para aliviar el trabajo de las vacas, pero es complicado. Si contrato a alguien, tendría que consumir mis ingresos.

¿Cuándo fue la última vez que fuiste de vacaciones?

Fue en agosto, cerca de Perpiñán, en una región muy, muy seca. Salimos dos veces al año: una semana en verano e intentamos ir en febrero para el cumpleaños de nuestra hija. Allí nos vamos a Bretaña por unos días.

¿Cuánto tiempo lleva la administración en su organización?

30 a 40% de mi tiempo.

¿Como ves el futuro?

Esta pregunta no es fácil. Creo que la reproducción disminuirá aún más. Soy el único productor lechero del municipio de Saint-Georges-des-Coteaux. En 2010 éramos seis. A escala global, las manifestaciones que acabamos de vivir no resolverán mucho. Realizar controles sobre la ley EGalim… Eso significa que fue promulgada hace algunos años y que nunca ha habido un solo control. Algunos todavía se deslizarán a través de la malla. En cuanto a la PAC [Politique agricole commune]… aunque Francia es la que más recibe, no es eso lo que mantendrá la cría. Lamentablemente muchos productores de cereales, con riego, tienen antecedentes de PAC y son los que más afectan. Se calcula por superficie y no por número de asociados, lo cual es una lástima. Lo veo con mis amigos en Bretaña: la producción lechera está desapareciendo. Se fueron a hacer cereal. Se firman acuerdos de libre comercio con países a los que enviamos cereales y ellos nos envían proteínas, sobre todo carne. No veo cómo se puede mejorar. A menos que el consumidor agite la palma de coco y quiera tener el control de lo que come. Formo parte de una asociación de Productores Cestas de Saintes. Este tipo de iniciativas se pueden dar a pequeña escala pero a escala global, no lo creo.

-

PREV Las acciones cambiaron poco; el dólar sube tras solicitudes de subsidio por desempleo – 8 de febrero de 2024 a las 17:31
NEXT EN VIVO – Reorganización ministerial: se espera pronto el anuncio de los próximos pasos del gobierno