Ovejas entrenadas para hacerse resonancias magnéticas mientras están despiertas

Ovejas entrenadas para hacerse resonancias magnéticas mientras están despiertas
Ovejas entrenadas para hacerse resonancias magnéticas mientras están despiertas
-

La resonancia magnética (MRI) es una técnica comúnmente utilizada para explorar el cerebro de las ovejas, pero hasta ahora sólo se realizaba bajo anestesia general para garantizar la inmovilidad del animal. Esto podría provocar estrés y efectos secundarios, por un lado, y comprometer el estudio del funcionamiento del cerebro, por otro.

Un equipo de investigación del INRAE ​​ha desarrollado un protocolo de entrenamiento adaptado a ovejas para realizar adquisiciones de resonancia magnética en estado de alerta y sin restricciones. Para ello, los investigadores se inspiraron en trabajos previos en perros, que, hasta ahora, era la única especie animal capaz de completar con éxito este tipo de protocolo. En la guardería de la unidad experimental PAO, situada en el centro del INRAE ​​Val de Loire, en Nouzilly, los investigadores iniciaron una fase de familiarización desde el nacimiento de los corderos. La meta ? Identificar los animales más receptivos a las caricias o a la presencia de objetos de espuma cerca de su cabeza.

Después de la selección de 10 corderos, se llevó a cabo una primera fase de formación en el redil de Nouzilly. Los investigadores enseñaron a los animales a subir una rampa para llegar a una máquina de resonancia magnética falsa y luego acostarse. También se enseñó a los corderos a colocar sus cabezas en una bobina simulada de resonancia magnética.

Los resultados, una vez llegados a la sala de resonancia magnética real, las ovejas reprodujeron los mismos comportamientos con mucha facilidad pero tuvieron dificultades para permanecer perfectamente quietas. Los animales tardaron algunas semanas en acostumbrarse a las vibraciones de la máquina y ya no se movían durante varios minutos. Al final, las imágenes de resonancia magnética de sus cerebros fueron comparables a las obtenidas en ovejas anestesiadas; este objetivo se logró primero en 6 de las 10 ovejas entrenadas en el momento de escribir el artículo, y desde entonces en 9 ovejas. El protocolo duró 9 meses, entre el nacimiento de los corderos y las primeras adquisiciones de resonancia magnética.

Cronología de los pasos previos a la fase de adquisición de imágenes. © INRAE ​​​​– Amor y Pluchot

El éxito de este protocolo ya abre perspectivas para la investigación en neuroimagen animal (por ejemplo, resonancia magnética), ya que permite estudiar el funcionamiento del cerebro en ovejas alerta. Un estudio sobre las activaciones de determinadas regiones del cerebro ligadas a la audición está en marcha y es el tema de la tesis que requirió este trabajo formativo. Los resultados de esta cooperación voluntaria entre el adiestrador y la oveja ilustran las capacidades de aprendizaje de este animal, destacando también la importancia de la relación hombre-animal en el desarrollo de métodos innovadores. La validación de este protocolo abre perspectivas para entrenar a otros animales para que puedan realizar exámenes de resonancia magnética en estado despierto. El uso de métodos de adiestramiento también abre numerosas aplicaciones, como por ejemplo en el esquileo o en el entrenamiento médico (durante el cual el animal aprende a colaborar durante los cuidados veterinarios).

referencia

Pluchot C., Adriaensen H., Parias C. et al. (2024). Protocolo de entrenamiento de ovejas (Ovis aries) para adquisiciones voluntarias de resonancia magnética cerebral estructural despierta y sin restricciones. Métodos de investigación del comportamientoDOI :
https://doi.org/10.3758/s13428-024-02449-6

-

PREV Drogas: pastillas con forma de águila nazi circulan en Suiza
NEXT El 93% de los internautas recomiendan esta PC para juegos con SSD de 1 TB