1 de cada 20: Muy pocas terapias probadas en animales llegan a los humanos

1 de cada 20: Muy pocas terapias probadas en animales llegan a los humanos
1 de cada 20: Muy pocas terapias probadas en animales llegan a los humanos
-

Sólo una de cada 20 terapias probadas en animales acaba siendo autorizada para humanos, según un estudio de revisión sin precedentes de la Universidad de Zúrich. Este compiló los resultados de 122 estudios sobre 367 terapias diferentes para 54 enfermedades humanas.

Según un estudio de Zurich, una terapia probada en animales tarda una media de cinco años en probarse en humanos (imagen ilustrativa).

ETA

“Parece muy poco, pero ciertas terapias pueden ser vitales para algunas personas”, dijo a Keystone-ATS Benjamin Ineichen, jefe del estudio publicado en la revista especializada “PLOS Biology”.

Los investigadores sabían desde hacía mucho tiempo que la proporción era baja, pero esta es la primera vez que se dispone de cifras fiables.

La mitad de estas 367 terapias probadas en animales de laboratorio dieron lugar a investigaciones clínicas en humanos. 40% en los llamados estudios aleatorios y controlados. Estos estudios se consideran el “estándar de oro” de la investigación clínica. Se llevan a cabo con terapias de placebo y ni los participantes ni los investigadores saben si un participante del estudio recibió un placebo o una terapia real.

Se necesitaron una media de cinco años para realizar un primer ensayo en humanos, siete años para los ensayos controlados aleatorios y diez años para obtener la autorización de las autoridades. En algunos casos, pueden pasar incluso varias décadas antes de que una terapia se pruebe en humanos.

“Falsos positivos”

Los investigadores demostraron además que existía una alta concordancia entre los estudios en animales y los estudios en humanos: el 86% de las terapias probadas con éxito en animales también fueron efectivas en humanos.

Pese a ello, después de diez años, el 95% de las terapias probadas en animales nunca han sido autorizadas para humanos. “Es muy probable que la falta de calidad en algunos estudios con animales haya dado lugar a resultados falsos positivos, es decir, que los datos sugieran un efecto terapéutico cuando en realidad no lo hay”, explicó Ineichen. “Esto tiene como consecuencia que estos medicamentos sean rechazados durante pruebas muy rigurosas en humanos”

Entonces, ¿son inútiles los experimentos con animales? Según Ineichen, ningún estudio puede responder realmente a esta pregunta. “Al final del día, siempre se trata de sopesar diferentes intereses”, señaló.

ceel, ats

-

NEXT OpenAI lanza GPT crítico para reparar GPT-4