4 preguntas sobre esta misión clave para el clima

4 preguntas sobre esta misión clave para el clima
4 preguntas sobre esta misión clave para el clima
-

Observar las nubes más de cerca para comprender mejor el cambio climático es la función del satélite EarthCARE. Está previsto que despegue este martes 28 de mayo de 2024 desde la base Vandenberg, ubicada en California en Estados Unidos. Una misión “pionero”, resultado de una colaboración entre la Agencia Espacial Europea (ESA) y Jaxa, la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial. Aquí hay cuatro preguntas para comprender mejor.

1. ¿Cómo es el satélite EarthCARE?

EarthCARE significa Earth Cloud Aerosol and Radiation Explorer. Diseñado por Airbus, este satélite pesa 2,2 toneladas. “EarthCARE es el satélite Earth Explorer más grande de la ESA hasta la fecha”. subraya la Agencia Europea en su sitio web.

El satélite operará a 400 km sobre la Tierra para producir un perfil completo de las nubes. Para ello, está equipado con varios instrumentos. ” activos “que enviará su luz hacia las nubes y calculará el tiempo que tardará en regresar, especifica elAFP.

Uno de ellos es un Lidar (“detección y alcance de imágenes por láser”), que emite luz ultravioleta. EarthCARE también está equipado con un generador de imágenes multiespectral, que proporcionará información sobre la forma de las nubes, y un radiómetro para sondear su temperatura.

Antes de llegar a California, EarthCARE gastó “alrededor de 12 meses en el centro de pruebas ESTEC de la ESA en los Países Bajos, la instalación de pruebas de satélites más grande de Europa”, subraya la ESA. El satélite fue empaquetado y enviado al sitio de lanzamiento de Vandenberg. Despegará para despegar en un cohete SpaceX. Halcón 9.

Lea también: La astronauta francesa Sophie Adenot volará a la Estación Espacial en 2026

2. ¿Cuál es la misión de EarthCARE?

La misión europea, prevista para tres años, toma el relevo de los satélites CloudSat y CALIPSO de la NASA.

El satélite se propone explorar las nubes desde todos los ángulos con el objetivo de comprender sus efectos sobre el clima, a veces de enfriamiento y otras de calentamiento. “Son uno de los principales contribuyentes al cambio climático y uno de los que menos sabemos”. señaló a laAFP Dominique Gilliéron, jefe del Departamento de Proyectos de Observación de la Tierra de la ESA.

Cúmulos, cirros, cumulonimbos… Las nubes son “objetos complejos y no homogéneos”, subrayaAFP Dominique Gilliéron. La composición de estas nubes varía según la altitud donde se encuentran en la troposfera, la capa más baja de la atmósfera, que se extiende desde los 8 kilómetros por encima de los polos hasta los 18 kilómetros por encima del ecuador, precisa el ingeniero.

Dependiendo de su altitud, actúan de manera diferente sobre el clima. Los cúmulos, por ejemplo, están formados por vapor de agua y se encuentran a una altura bastante baja. Funcionan como una sombrilla: muy blancos y muy brillantes, reflejan la radiación del Sol de vuelta al espacio -un efecto llamado albedo- y enfrían la atmósfera. Por el contrario, los cirros de gran altitud, formados por hielo, dejan pasar la radiación solar, que calienta la Tierra. Este último reemite radiación térmica que “Los cirros capturarán, lo que mantiene el calor, como una manta de supervivencia”, detalló Dominique Gilliéron durante una conferencia de prensa.

Lea también: El calentamiento global amenaza una capa protectora de nubes

“El conjunto único de cuatro instrumentos de EarthCARE proporcionará una visión global de la interacción entre nubes, aerosoles y radiación”subraya la ESA.

La luz ultravioleta del Lidar permitirá estudiar finas nubes a gran altitud y rastrear aerosoles, especifica elAFP. Estos negacionistas son partículas diminutas (polvo, polen, contaminantes humanos como cenizas de combustión, etc.) que son “precursores” nubes, describe Dominique Gilliéron. El radar podrá “ver a través de” capas opacas de nubes para determinar su composición de agua sólida (en forma de gotitas).

Todos estos parámetros físicos se medirán debajo del satélite simultáneamente, por primera vez, subraya elAFP. La misión europea, prevista para tres años, toma el relevo de los satélites CloudSat y CALIPSO de la NASA.

4. ¿Por qué es importante esta misión?

La información que será recopilada por EarthCARE es “muy anticipado”, según la ESA, por científicos. Estos fondos desean “reiniciar” Modelos climáticos para evaluar el equilibrio radiativo de la Tierra, es decir, el equilibrio entre la radiación que recibe nuestro planeta, procedente del Sol, y la que emite. El objetivo es predecir “si el efecto actual de las nubes, que en este momento es más bien refrescante – la sombrilla prevalece sobre la cubierta – se intensifica o debilita”, explica Dominique Gilliéron.

Una cuestión tanto más crucial cuanto que el cambio climático está modificando la distribución de las nubes. “EarthCARE se lanza en un momento aún más importante que cuando se concibió en 2004”. señala Simonetta Cheli, directora de programas de observación de la Tierra de la ESA.

-

NEXT Buen negocio – El objeto conectado Netatmo Cabezales termostáticos conectados para radiadores Válvula adicional “5 estrellas” a 59,99 € (-22%)