Sabemos desde hace mucho tiempo que portamos ADN de Neandertal. Ahora nos damos cuenta de su impacto.

Sabemos desde hace mucho tiempo que portamos ADN de Neandertal. Ahora nos damos cuenta de su impacto.
Sabemos desde hace mucho tiempo que portamos ADN de Neandertal. Ahora nos damos cuenta de su impacto.
-

Aunque se los considera extintos, los neandertales todavía viven entre nosotros. Estos primos de la humanidad han dejado una huella genética indeleble en nuestro patrimonio. A través de descubrimientos científicos, nos damos cuenta de que estos ancestros lejanos formaron parte de lo que somos hoy, al legarnos genes con funciones antes insospechadas.

¡El impacto de los neandertales en nuestra salud!

Dos nuevos estudios han analizado la herencia genética que los neandertales dejaron en el Homo Sapiens (tú y yo). El primero de estos estudios se refiere a la fisonomía de nuestras narices. Concluyó que el tamaño de este atributo facial podría estar relacionado con genes neandertales, al menos dentro de determinadas poblaciones. El segundo estudio revela que la herencia genética que nos dejaron los neandertales tiene una influencia significativa en… nuestro sistema inmunológico.

Empecemos detallando este segundo estudio, el más reciente de los dos, y el más importante (ya que habla de nuestra salud). Fue realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Cornell. Los autores del artículo no sólo destacaron la importancia de los genes neandertales en nuestro sistema inmunológico, sino que también señalaron queEstos genes evolucionan: son reemplazados gradualmente por variantes más modernas.

Los investigadores se basaron en datos genéticos del Biobanco del Reino Unido, que les proporcionói información genética de casi 300.000 personas. A través de esto, identificaron más de 235.000 variantes genéticas potencialmente de origen neandertal, de las cuales se cree que más de 4.300 están relacionadas con 47 características humanas como nuestro metabolismo, desarrollo y, lo adivinaste, nuestro sistema inmunológico.

Los detalles de este estudio se publicaron en la revista eLife, y los autores también hicieron público el software utilizado para su trabajo, como señala Xinzhu Wei, coautor del estudio.

Tu cara es el resultado de mezclar varias razas de humanos.

El otro estudio, realizado por investigadores del University College London (UCL), se centró en un aspecto específico de la herencia genética neandertal: la forma de nuestra nariz. Los investigadores han identificado 26 regiones del código genético humano relacionadas con los rasgos faciales. Los detalles de este estudio fueron publicados en la revista Communications Biology.

Uno de los genes heredados de los neandertales, llamado ATF3estuvo hasta entonces asociado con el regeneración del tejido nervioso. Sin embargo, se ha observado que la expresión de este gen está regulada por otro gen vinculado al desarrollo de los rasgos faciales.

Los investigadores observaron que esta herencia neandertal no se distribuía por igual entre todos los humanos modernos, sino que estaba más presente en las poblaciones nativas americanas. Esto sugiere que esta característica podría haberse mantenido en Estados Unidos por razones adaptativas. Sabemos : Las huellas genéticas neandertales son más comunes en individuos de origen europeo, asiático y americano.

Los avances de la paleogenéticaque estudia la genética de nuestros antepasados, tiene aplicaciones en la comprensión de nuestro cuerpo y nuestra salud. La herencia neandertal no se limita a nuestra fisionomía facial, nuestro sistema inmunológico y nuestro metabolismo: incluso influye nuestros nacimientos.

Nuestros hallazgos también pueden ofrecer nuevos conocimientos a los biólogos evolutivos que estudian cómo este tipo de eventos pueden tener consecuencias tanto beneficiosas como perjudiciales.

Sriram Sankararaman, uno de los coautores del artículo de Cornell.

Dependiendo de nuestro origen, la herencia neandertal presente en nuestro genoma puede variar del 1 al 4%. Por ello, es fundamental comprender la importancia del patrimonio genético legado por nuestros primos humanos más cercanos para poder comprender mejor nuestro propio cuerpo. Sin los neandertales, no serías la persona que eres.

-

PREV Es oficial, Starfield se suma a las grandes franquicias Fallout y The Elder Scrolls | xbox
NEXT Tres vulnerabilidades críticas descubiertas en los enrutadores Asus