¿Por qué deberías apagar el WiFi de tu smartphone al salir de casa?

¿Por qué deberías apagar el WiFi de tu smartphone al salir de casa?
¿Por qué deberías apagar el WiFi de tu smartphone al salir de casa?
-

En el mundo digital ultraconectado en el que vivimos, la seguridad de nuestros datos personales se ha vuelto tan importante como la de nuestro hogar. Entre las amenazas que pueden comprometer la seguridad de los datos, no necesariamente viene a la mente el Wi-Fi. Sin embargo, los ciberdelincuentes lo utilizan ampliamente para acceder a datos confidenciales.

Cuando dejas el WiFi activado cuando viajas fuera de casa, te expones a varios riesgos.

Los riesgos de las conexiones públicas

La mayoría de las redes públicas que ofrecen WiFi no son muy seguras. Estas redes pueden hacer que su información sea visible para otros usuarios y facilitar el trabajo de los ciberdelincuentes. Hay varias formas en que los piratas informáticos pueden utilizar estas redes para acceder a sus datos:

Ataques de intermediario (MITM)

El ataque de hombre en el medio es una forma de ciberataque en la que un pirata informático intercepta la comunicación entre dos partes sin que estas se den cuenta. El hacker se sitúa entre las dos partes (de ahí el término “hombre en el medio”) y luego puede escuchar, modificar o manipular los datos intercambiados. Este tipo de ataque puede ocurrir en redes WiFi públicas, donde el cifrado y la seguridad no siempre están garantizados.

Redes maliciosas

A veces, el propio hacker crea una red pública falsa que no requiere necesariamente una contraseña. Esta red suele tomar un nombre similar al de la wifi oficial del lugar en cuestión (el aeropuerto por ejemplo). Una vez que el usuario se conecta a la red WiFi fraudulenta, el pirata informático está en condiciones de interceptar todo el tráfico entre el usuario e Internet. Esto incluye sitios web visitados, información de inicio de sesión, datos de tarjetas de crédito, mensajes personales, etc.

Conexión automática: un peligro potencial

Todos los teléfonos inteligentes actuales tienen la capacidad de reconectarse automáticamente a redes WiFi que ya están en uso. Aunque es conveniente, esto se convierte en un gran riesgo si el teléfono intenta unirse automáticamente a una red sin su permiso.

Buenas prácticas a implementar para evitar peligros

Ciertamente, el WiFi es una excelente opción para evitar consumir un plan 4G o 5G, especialmente cuando deseas descargar o visualizar archivos de gran tamaño. Para minimizar el peligro en las redes públicas, estas son algunas de las mejores prácticas:

Desactivar el inicio de sesión automático

Como mencionamos anteriormente, se recomienda desactivar la conexión automática para asegurarse de no conectarse sin saberlo a redes potencialmente peligrosas.

Utilice una VPN

El principal problema de las conexiones WiFi públicas es su falta de cifrado. Para remediar esto, es posible utilizar una VPN. Una VPN (red privada virtual) es un servicio que crea una conexión segura y cifrada a través de una red menos segura, como una WiFi pública.

Las VPN codifican su información personal, de modo que sin la clave de descifrado adecuada no se puede leer. Si utiliza regularmente puntos de acceso WiFi públicos, le recomendamos encarecidamente que utilice una VPN para que sus datos sean menos accesibles.

No te conectes a sitios sensibles

Si aun así decides utilizar una conexión WiFi pública, evita consultar sitios que requieran acceso con contraseña, como las redes sociales o tu banco online.

Los piratas informáticos saben que muchas personas utilizan las mismas contraseñas para varios sitios. A veces solo necesitan información de un único sitio para acceder a todos sus datos sensibles, incluidos sus datos bancarios, sus redes sociales o incluso su billetera criptográfica.

Utilice solo HTTPS

El Protocolo seguro de transferencia de hipertexto (HTTPS) es una versión segura de HTTP, el protocolo utilizado para transferir datos a través de la web. Agrega una capa de seguridad a HTTP y cifra las comunicaciones entre su navegador y el servidor web. Cuando navegue por Internet en una red pública, asegúrese de visitar solo sitios que utilicen este protocolo. Para comprobar si se encuentra en un sitio seguro, consulte la URL del sitio. Este debe comenzar con “https://”.

Mantén tus aplicaciones actualizadas

Asegúrese de que sus aplicaciones estén siempre actualizadas. Las actualizaciones suelen corregir vulnerabilidades de seguridad descubiertas en versiones anteriores de sus aplicaciones.

Los piratas informáticos pueden aprovechar estas vulnerabilidades para llevar a cabo ataques. Al instalar actualizaciones, cierra estos accesos potenciales que los piratas informáticos podrían utilizar para comprometer sus dispositivos y datos.

Para estar siempre en las últimas versiones de tus aplicaciones, es posible activar las actualizaciones automáticas. Esto se puede hacer a través de la configuración del iPhone en la sección “App Store” o en la configuración de Google Play Store en Android.

Apaga el WiFi de tu teléfono por completo cuando salgas de casa

La mejor solución sigue siendo la más sencilla: desactivar el WiFi de tu teléfono y favorecer el acceso a Internet a través de la conexión compartida, o “hotspot”, de tu teléfono móvil. De esta manera tendrás una conexión segura dedicada a tu uso. Sin embargo, asegúrese de utilizar una contraseña segura para garantizar que nadie pueda conectarse a su punto de acceso.

? Para no perderte ninguna novedad del Journal du Geek, suscríbete a Google News. Y si nos amas, tenemos un boletín informativo todas las mañanas.

-

PREV Windows 11 24H2 habilitará BitLocker de forma predeterminada en nuevas instalaciones
NEXT Ford Ranger 2024, primera prueba: de nuevo en las discusiones