Los omega-3 y omega-6 influyen en la edad de la menopausia y la primera regla

Los omega-3 y omega-6 influyen en la edad de la menopausia y la primera regla
Los omega-3 y omega-6 influyen en la edad de la menopausia y la primera regla
-

Este descubrimiento podría tener un efecto beneficioso para las mujeres que tienen pubertad temprana o menopausia.

La Dra. Manousaki y su equipo apoyan la hipótesis de que los suplementos de omega-3 y omega-6 podrían proteger a quienes tienen mayor riesgo de tener menopausia a una edad temprana.

La edad promedio de la menopausia es de 50 años. Estamos hablando de menopausia precoz a partir de los 45 años y menopausia precoz antes de los 40 años, explicó el doctor Manousaki.

Sin embargo, para validar los beneficios de los ácidos grasos en este contexto, son necesarios estudios clínicos. “No podemos concluir esto basándonos en nuestros datos, pero seguramente hay más evidencia que respalda este tipo de estudios que son esenciales antes de poder concluir que, de hecho, la suplementación con omega-3 u omega-6 puede tener un efecto beneficioso. ”, indicó el investigador.

Sus resultados podrían hacer avanzar las cosas. “Por ejemplo, si una empresa farmacéutica invirtiera en un ensayo clínico aleatorio, debemos tener pruebas de que este ensayo aleatorio arrojará los resultados esperados”, explica. Los ensayos clínicos futuros podrían basarse en su estudio.

Si las empresas farmacéuticas se interesan más en el papel de los ácidos grasos, podrían cambiar las vidas de millones de mujeres en todo el mundo. Al validar estos beneficios en la menopausia, las mujeres tendrían acceso a una intervención económica que mejoraría su salud.

Los efectos de la obesidad

Los resultados de la Dra. Manousaki y su equipo se basan en el análisis de una base de datos que incluye cientos de miles de mujeres. Estas cohortes resultantes de la colaboración internacional pudieron proporcionar información genética y datos clínicos.

“Nuestro objetivo era identificar metabolitos, es decir sustancias que son productos del metabolismo y que circulan en la sangre, sobre la longevidad de la capacidad reproductiva de la mujer, que se define por la edad de la primera menstruación, lo que llamamos edad menstrual. y la edad de la menopausia”, describe el Dr. Manousaki.

También analizó el impacto de la obesidad en la pubertad y la menopausia. “Hicimos esto porque sabemos que el sobrepeso predispone a la pubertad precoz en las niñas (y) los estudios han relacionado la obesidad con la menopausia precoz”, afirma la investigadora.

Respecto a la edad de la primera menstruación, descubrió un probable efecto del exceso de peso que explicaría el vínculo entre este metabolito y la edad del hogar. “Estos aminoácidos podrían retrasar la edad de la primera menstruación”, afirma. Al mismo tiempo, (…) dado que hay un efecto de la obesidad que encontramos en esta asociación, diría que tenemos menos evidencia de que la suplementación en niñas pequeñas pueda protegerlas contra la pubertad prematura.

La edad media de la primera menstruación en las niñas es de 12,5 años, pero entre 10 y 15 años puede considerarse normal.

Hay otros factores que influyen en la edad de la menarquia y la menopausia, incluida la genética. Las niñas cuyos familiares han tenido una pubertad precoz también están predispuestas a ello, y lo mismo se aplica a la menopausia.

También existen determinadas enfermedades o medicamentos que pueden interferir con el proceso fisiológico. La nutrición, el ejercicio y otros hábitos de vida también influyen. Otros factores como los disruptores endocrinos u otras sustancias presentes en el plástico, los alimentos y el medio ambiente en general pueden influir en la edad de la pubertad en niñas y niños.

Cada vez hay más pruebas de que la menopausia o la maternidad prematura tienen efectos adversos para la salud, afirmó el Dr. Manousaki. Por ejemplo, existen mayores riesgos de desarrollar problemas psicológicos, problemas de crecimiento, enfermedades cardiometabólicas o ciertos tipos de cáncer.

“Este conocimiento refuerza la importancia de realizar estudios para comprobar la eficacia de determinadas intervenciones a la hora de modificar la longevidad reproductiva de las mujeres”, concluye la investigadora.

-

PREV la vacuna contra el dengue
NEXT activos pero también puntos de vigilancia