Cómo las hormonas del bienestar moldean nuestro estado de ánimo

Cómo las hormonas del bienestar moldean nuestro estado de ánimo
Cómo las hormonas del bienestar moldean nuestro estado de ánimo
-

Dopamina, oxitocina, serotonina, endorfinas… En su cuenta de Instagram, un neurocientífico explica cómo un nivel demasiado bajo de estas hormonas llamadas del “bienestar” perjudica nuestro estado emocional y comparte sus consejos para estimular de forma natural su secreción.

Menos motivación, depresión, fatiga, sensación de soledad… Las hormonas desempeñan un papel en nuestras fluctuaciones emocionales. Esto es lo que señala el neurocientífico conocido como “tjpower” en Instagram, en una publicación del 26 de mayo. El especialista describe la influencia de las llamadas hormonas del “bienestar” –dopamina, oxitocina, serotonina y endorfinas, combinadas bajo el acrónimo DOSE– en nuestro estado psicológico. Explica cómo un nivel demasiado bajo de cada uno de ellos corroe nuestra salud mental y proporciona las claves para estimular su secreción.

Leer también“Hormona de la felicidad”: ¿dónde encontrar triptófano, el aminoácido que cura el estado de ánimo y la digestión?

D de dopamina

También llamada “hormona del placer inmediato”, la dopamina influye en nuestra capacidad para motivarnos, iniciar acciones y mostrar atención. Una producción insuficiente puede provocar sentimientos de depresión y tendencia a posponer las cosas, afirma el neurocientífico. Para remediarlo, recomienda una “desintoxicación del móvil”. La experta también aconseja dar especial importancia al orden que reina en el hogar, procurando mantener “una casa ordenada y limpia”. Otro elemento fácil (aparentemente) de poner en marcha: la ducha fría. Así lo demuestra un estudio mencionado por el neurocientífico y publicado en 2000 en el Revista Europea de Fisiología Aplicada. El trabajo demostró en particular que la inmersión en agua fría (14 grados) provocaba un aumento de los niveles de dopamina del 250%. Nadar a bajas temperaturas provoca un choque térmico que permite la síntesis de diferentes neurotransmisores, entre ellos la dopamina, nos explicó en un artículo anterior Guillaume Barucq, médico de cabecera.

” data-script=”https://static.lefigaro.fr/widget-video/short-ttl/video/index.js” >

O de oxitocina

Es la hormona del apego y la seguridad interna. Un nivel demasiado bajo puede provocar un sentimiento de soledad o falta de confianza en uno mismo, precisa el neurocientífico. Establecer contacto físico puede mejorar significativamente los niveles bajos de oxitocina. “Un abrazo de 20 segundos es suficiente para recibir la dosis”, nos dijo el Dr. Frédéric Saldmann (1) en un artículo anterior. TJ Power recomienda también cuidar la conexión con los demás, prestándoles atención -en particular organizando debates uno a uno- y también cuidando la conexión con uno mismo, adoptando una actitud positiva hacia uno mismo.

S de serotonina

Esta hormona está especialmente destinada a regular el estado de ánimo, el apetito y la percepción del dolor. Por este motivo, un nivel insuficiente provoca fatiga pero también sensación de preocupación, informa el experto en su publicación. Para estimular su secreción, nada como la exposición matutina a los rayos del sol, indica, y elegir una alimentación lo más natural posible. Finalmente, el profesional destaca la importancia de la calidad del descanso que nos permitimos: el sueño profundo y la práctica de la respiración lenta son excelentes formas de potenciar la producción de serotonina.

E de endorfinas

La última hormona presentada por el neurocientífico es la endorfina, “una especie de morfina natural”. Cuando los niveles de endorfinas son demasiado bajos, nos estresamos y nos irritamos fácilmente. El profesional recomienda encarecidamente la práctica de ejercicios deportivos intensivos para aumentar la producción de la hormona. El experto también considera excelentes soluciones los baños calientes y las saunas. Por último, las relaciones sexuales y el canto también contribuyen a la liberación de estas hormonas de la felicidad.

(1) Tu salud sin riesgosde Frédéric Saldmann, (editorial Albin Michel).

-

NEXT activos pero también puntos de vigilancia