Diversificación liderada por los niños (DME): una revolución en la nutrición infantil

Diversificación liderada por los niños (DME): una revolución en la nutrición infantil
Diversificación liderada por los niños (DME): una revolución en la nutrición infantil
-

La diversificación dirigida por los niños (MDL) es un enfoque cada vez más popular para introducir alimentos sólidos a los lactantes. A diferencia de los métodos tradicionales que favorecen los purés y los alimentos triturados, el DME permite a los niños alimentarse con alimentos integrales desde el inicio de la diversificación dietética. Este método se basa en la creencia de que los bebés, cuando se les da la oportunidad, pueden gestionar su propia dieta de forma independiente, favoreciendo así su desarrollo y su relación con la comida.

Los principios de la RME

El DME se basa en la idea de que los niños, a partir de los seis meses, pueden comer alimentos sólidos de forma independiente. Según este enfoque, los padres ofrecen a sus hijos trozos de diversos alimentos que él puede agarrar con las manos y llevarse a la boca. Los alimentos deben ser lo suficientemente blandos para evitar riesgos de asfixia, pero lo suficientemente firmes para que el niño pueda sostenerlos y masticarlos. Se suelen recomendar verduras cocidas, fruta madura, trozos de carne tierna y trozos de pan o masa.

Uno de los principios fundamentales del DME es respetar las señales de hambre y saciedad del niño. Se anima a los padres a ofrecer comida a sus hijos sin forzar su consumo, permitiendo así que el niño decida la cantidad y el ritmo de sus comidas. Esta autonomía promueve una relación positiva con la comida y ayuda a desarrollar hábitos alimentarios saludables.

Las ventajas de este método.

  • Desarrollo de habilidades motoras.

Uno de los principales beneficios del DME es el desarrollo de la motricidad fina y la coordinación ojo-mano. Al agarrar y manipular los alimentos, los bebés mejoran su destreza y coordinación. Estas habilidades son esenciales para otros aspectos del desarrollo, como la escritura y el juego.

  • Regulación del apetito

DME fomenta una mejor regulación del apetito, ya que permite a los niños controlar su ingesta de alimentos. Los estudios demuestran que los niños criados de esta manera tienen menos probabilidades de desarrollar atracones o trastornos alimentarios en el futuro. Al reconocer y responder a sus propias señales de hambre y saciedad, aprenden a escuchar su cuerpo y a comer de forma intuitiva.

  • Diversificación de alimentos

Además, DME expone a los niños a una variedad de texturas y sabores desde el inicio de su diversificación dietética. Esto puede fomentar una mayor aceptación de nuevos alimentos y reducir la probabilidad de volverse quisquilloso con la comida. Los niños que practican DME suelen estar más abiertos a probar nuevos alimentos y desarrollar una dieta más diversa.

Los desafíos de la RME

El principal desafío del DME es el riesgo potencial de asfixia. Aunque el método fomenta la masticación y manipulación de los alimentos, es fundamental que los padres supervisen de cerca las comidas y conozcan las técnicas de primeros auxilios en caso de asfixia. Se deben evitar los alimentos duros, redondos o pegajosos para minimizar este riesgo.

Garantizar un equilibrio nutricional adecuado puede ser otro desafío. Los bebés tienen necesidades nutricionales específicas y es importante asegurarse de que obtengan suficiente hierro, proteínas y otros nutrientes esenciales. Los padres deben estar bien informados sobre las necesidades nutricionales de sus hijos y ofrecerles una variedad de alimentos para asegurar una dieta equilibrada.

Finalmente, el DME es complicado y requiere paciencia por parte de los padres. Los niños exploran la comida con las manos, lo que puede provocar derrames y desorden alrededor de la mesa. Es importante que los padres estén preparados para afrontar esta fase de exploración y descubrimiento sin desanimarse.

-

PREV “Siempre nos decimos que a los demás les pasa”
NEXT ¿Para qué otras condiciones de salud se están probando los medicamentos para bajar de peso?