La adicción a los opioides se comprende mejor gracias a la Universidad de Ginebra

La adicción a los opioides se comprende mejor gracias a la Universidad de Ginebra
La adicción a los opioides se comprende mejor gracias a la Universidad de Ginebra
-

Originalmente, el fentanilo es un medicamento que combate el dolor crónico intenso. Pero desde hace años, este opiáceo sintético también se utiliza como droga: con su efecto abrumador, es notablemente responsable de tres cuartas partes de las sobredosis mortales en Estados Unidos. El fenómeno empieza a afectar también a Suiza. Un equipo de la Universidad de Ginebra (Unige) descubrió recientemente cómo esta sustancia actúa precisamente sobre el cerebro. Publicado en la revista “Nature”, el estudio debería abrir “una vía original para mejorar los tratamientos de sustitución”; pero también desarrollar analgésicos “con menos efectos secundarios”, se alegró el alma mater.

En resumen, los investigadores descubrieron que el fentanilo, hasta 50 veces más potente que la heroína, provocaba efectos (euforia y luego malestar intenso) no en una, sino en dos regiones distintas del cerebro. “Estos resultados modifican radicalmente el modelo de comprensión de la adicción a los opiáceos”, subrayó el equipo de la Unige. Por tanto, su descubrimiento debería permitir “perfeccionar” los tratamientos de sustitución y, al mismo tiempo, avanzar en la búsqueda de analgésicos “sin riesgo de adicción”.

Además, estos resultados demuestran, si es necesario, que “la adicción es una enfermedad que debe tratarse como tal”, afirman los autores del estudio. Suficiente para “reducir el estigma y combatir los prejuicios que afectan a los consumidores de fentanilo”, esperan Christian Lüscher, profesor de neurociencia fundamental en la Unige, y Fabrice Chaudun, profesor asistente.

-

NEXT activos pero también puntos de vigilancia