Mensajes para llevar de los últimos ensayos clínicos de la Iniciativa de Salud de la Mujer

Mensajes para llevar de los últimos ensayos clínicos de la Iniciativa de Salud de la Mujer
Mensajes para llevar de los últimos ensayos clínicos de la Iniciativa de Salud de la Mujer
-

El profesor joann manson (Escuela de Medicina de Harvard, Hospital Brigham and Women’s, Boston) comenta sobre el último informe sobre los ensayos de la Iniciativa de Salud de la Mujer (WHI) publicado recientemente en JAMA . ¿Cuáles son los mensajes clínicos que debemos recordar, particularmente en relación con la terapia hormonal y la suplementación con calcio y vitamina D en mujeres posmenopáusicas?

El WHI es la serie más grande de estudios realizados sobre la salud de la mujer. Fue hecho en los Estados Unidos. [avec un recrutement de plus de 160 000 femmes ménopausées âgées de 50 à 79 ans sur une période de 15 ans].

Los estudios clínicos de WHI informados anteriormente se centraron en ensayos individuales de terapia hormonal, calcio, vitamina D y modificación de una dieta baja en grasas, sin enfatizar la aplicación a la práctica clínica. Un nuevo informe resume los hallazgos clave de todos los ensayos aleatorios de la fase de intervención, así como el seguimiento a largo plazo, centrándose en las implicaciones para la práctica clínica. [1]

Terapia de reemplazamiento de hormonas

Los resultados muestran que las mujeres al inicio de la menopausia (

Los resultados del estudio WHI no respaldan el uso de la terapia hormonal para prevenir enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, demencia u otras enfermedades crónicas.

Por otro lado, los resultados del estudio WHI no respaldan el uso de la terapia hormonal con el propósito expreso de tratar de prevenir enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, demencia u otras enfermedades crónicas. Este era el principal objetivo de los ensayos WHI: evaluar la terapia hormonal menopáusica basándose en la relación beneficio/riesgo cuando se utiliza para la prevención de enfermedades crónicas. El listón está muy alto para el uso de medicamentos con fines preventivos y el riesgo debe ser extremadamente bajo. Pero los resultados son muy consistentes con las indicaciones aprobadas por la FDA para el tratamiento de los síntomas de la menopausia en mujeres en menopausia temprana.

Suplementos de calcio y vitamina D.

La mayoría de los ensayos anteriores sobre suplementación de calcio y vitamina D se han realizado en mujeres con mayor riesgo de osteoporosis (densidad mineral ósea baja, diagnóstico de osteoporosis o antecedentes de fractura).

El estudio WHI fue el primer ensayo aleatorio sobre calcio y vitamina D para la prevención de fracturas en mujeres con riesgo típico de fracturas. Los resultados no respaldan el uso rutinario o universal de suplementos de calcio y vitamina D para la prevención de fracturas en todas las mujeres posmenopáusicas.

Sin embargo, los hallazgos respaldan el uso de suplementos para mujeres que tienen deficiencias nutricionales y no cumplen con las recomendaciones nacionales de ingesta de calcio y vitamina D. Por ejemplo, el Instituto de Medicina recomienda una ingesta diaria de calcio de 1200 mg/día y de vitamina D de 600. a 800 UI/día para mujeres posmenopáusicas. Por lo tanto, la suplementación es totalmente razonable para ayudar a cumplir estas pautas nutricionales.

Dieta baja en grasas

Los ensayos de modificación de la dieta baja en grasas incluyeron una dieta baja en grasas, así como un mayor consumo de frutas, verduras y cereales. Este patrón de alimentación no redujo significativamente el riesgo de cáncer de mama o cáncer colorrectal. Sin embargo, el seguimiento a largo plazo mostró una reducción significativa en el número de muertes por cáncer de mama. Este patrón dietético es, por tanto, una opción para las mujeres que tienen un mayor riesgo de sufrir cáncer de mama y buscan reducirlo, siendo totalmente razonable recomendar esta dieta en estos casos particulares.

Conclusión

En general, los resultados no sugieren una respuesta única para estas intervenciones. No deberían recomendarse universalmente a todas las mujeres posmenopáusicas. Sin embargo, algunas mujeres se beneficiaron de estas intervenciones, por lo que los resultados resaltan la importancia de una atención sanitaria individualizada y personalizada, así como de la toma de decisiones compartida con el paciente.

JoAnn E. Manson es coautora de los ensayos WHI analizados en este artículo. Informó haber recibido apoyo financiero para la investigación de Mars Symbioscience (ensayo COSMOS).

Este artículo fue traducido de un video transcrito por la Dra. JoAnn Manson. Publicado en Medscape.com , utilizando múltiples herramientas editoriales, incluida la inteligencia artificial, en el proceso. El contenido fue revisado por el personal editorial antes de su publicación.

-

NEXT activos pero también puntos de vigilancia