Esta tristemente recordada enfermedad está regresando entre nuestros vecinos del otro lado del Canal de la Mancha.

Esta tristemente recordada enfermedad está regresando entre nuestros vecinos del otro lado del Canal de la Mancha.
Esta tristemente recordada enfermedad está regresando entre nuestros vecinos del otro lado del Canal de la Mancha.
-

Un caso de encefalopatía espongiforme bovina (EEB), más comúnmente conocida como “enfermedad de las vacas locas“, fue detectado en una granja escocesa. Recordando una importante crisis sanitaria de los años 1980 y 1990, Este caso aislado ha reavivado la preocupación en torno a esta enfermedad neurodegenerativa transmisible a los humanos.. Muy rápidamente, las estrictas medidas de vigilancia y control aplicadas parecen haber permitido una detección rápida y eficaz, explica El espejo.

Las autoridades sanitarias británicas quieren dar tranquilidad. El sistema de seguimiento funcionó y el animal infectado no ha entrado en la cadena alimentaria. Las medidas de precaución adoptadas también limitan los riesgos de propagación. Sin embargo, el descubrimiento de este caso reaviva el debate sobre esta enfermedad y los riesgos que aún puede representar.

La historia de la vaca loca.

La enfermedad de las vacas locas ha dejado su huella en la historia del Reino Unido y, más ampliamente, en la industria alimentaria mundial. Apareció en la década de 1980, La EEB es una enfermedad neurodegenerativa bovina causada por un prión, un agente infeccioso atípico y muy resistente.. La causa de su aparición se ha atribuido al uso de harina animal contaminada en la alimentación del ganado. Esta práctica, común en la época, favoreció la propagación de la enfermedad dentro del rebaño británico.

La crisis sanitaria alcanzó su punto máximo cuandoSe ha establecido un vínculo entre la EEB y la variante de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (vCJD) en humanos.. Esta forma rara y mortal de la enfermedad ha afectado más de 170 personas en el Reino Unido, provocando una onda expansiva y una profunda desconfianza entre los consumidores respecto a la carne de vacuno británica. Muchos países llevan varios años prohibiendo la exportación de carne vacuna británica.

Estrictas medidas de control implementadas desde la crisis de las vacas locas

Desde la crisis sanitaria de los años 1990, las autoridades británicas han implementado medidas de control estrictas para limitar los riesgos de propagación de la EEB. Se prohibieron los piensos a base de harinas animales y se reforzaron los sistemas de vigilancia. Estas medidas permitieron una reducción drástica del número de casos de EEB. Desde 2014, solo se han registrado cinco casos clásicos de EEB en el Reino Unido, incluido uno detectado recientemente en Escocia.

El descubrimiento de este caso aislado no pone en duda la eficacia de las medidas de control. Por el contrario, la rapidez de su detección demuestra su correcto funcionamiento. Las restricciones de movimiento impuestas alrededor de la explotación afectada y el sacrificio de los animales en contacto con el animal infectado limitan los riesgos de propagación.. Además, se sigue aplicando la exclusión de determinadas partes del animal (columna vertebral, cerebro, cráneo) que se consideran de mayor riesgo de la cadena alimentaria humana.

Vigilancia reforzada

Si bien este caso de EEB no pone en duda la seguridad de la carne vacuna británica, sí pone de relieve la necesidad de una vigilancia continua. Las autoridades sanitarias británicas y europeas han asegurado a la población de su compromiso de mantener controles estrictos y medidas de vigilancia en vigor. Ian McWatt, director ejecutivo adjunto de Food Standards Scotland, una agencia escocesa de seguridad alimentaria, dijo:es importante tranquilizar a los consumidores. Se han establecido controles estrictos para proteger a los consumidores del riesgo de EEB, incluidos controles sobre los piensos y la eliminación de las partes del ganado con mayor probabilidad de portar la infectología de la EEB.

Aunque el riesgo parece bajo por el momento, este nuevo episodio de la enfermedad de las vacas locas pone de relieve la importancia de mantener las medidas de bioseguridad y la investigación científica para comprender mejor esta enfermedad y sus causas.

-

PREV EPA 2024 – Los cambios en la práctica ayudan a reducir las medidas psiquiátricas coercitivas
NEXT Aquí están los síntomas más comunes.