Cuatro mujeres contagiadas de VIH tras un tratamiento facial en un spa

Cuatro mujeres contagiadas de VIH tras un tratamiento facial en un spa
Cuatro mujeres contagiadas de VIH tras un tratamiento facial en un spa
-

En Estados Unidos se han producido varios casos de transmisión del VIH a través de inyecciones, confirman las autoridades sanitarias. Todas las víctimas habían recibido un tratamiento facial llamado “lifting vampírico”.

Alexis Llanos

Escrito en 05/02/2024

El Vampire Lift es un tratamiento que consiste en inyecciones de sangre en el rostro para regenerar la piel.
Shutterstock

Cuatro mujeres resultaron infectadas con el virus del SIDA tras tratamientos faciales realizados en un spa. Así lo confirma un informe publicado el jueves 25 de abril por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la principal agencia de salud pública de Estados Unidos.

Los hechos ocurrieron en 2018 en un establecimiento ubicado en Albuquerque, ciudad del estado de Nuevo México. La directora del spa ofrecía periódicamente a sus clientes un tratamiento llamado “levantamiento vampiro”. Se trata de los primeros casos conocidos de transmisión del VIH por inyección en el contexto de los cuidados cosméticos.

¿Qué es el levantamiento vampírico?

El “vampire lifting” es un tratamiento facial que consiste en inyectar el propio plasma rico en plaquetas (PRP). Primero requiere una muestra de sangre de otra región del cuerpo y luego continúa con una inyección en la cara. El objetivo de este tratamiento supuestamente rejuvenecedor es regenerar la piel y reducir las marcas de la edad. Su eficacia nunca ha sido demostrada.

Normalmente, esta práctica, muy apreciada por las estrellas estadounidenses, la lleva a cabo un médico estético, en un ambiente estéril y controlado. Pero la investigación del CDC demostró que María Ramos de Ruiz, la gerente del salón spa que tenía 62 años en el momento de los hechos, ofrecía regularmente este tratamiento de manera ilegal y no regulada.

Más de 59 víctimas potenciales

Una primera mujer dio positivo al VIH durante el verano de 2018 después de recibir este tratamiento. Luego de cinco años de investigación, se descubrieron cuatro víctimas confirmadas más: tres mujeres también dieron positivo al VIH, mientras que un hombre contrajo la infección mientras mantenía relaciones sexuales con una de ellas, sin haber recibido nunca atención en el establecimiento en cuestión.

Un total de 59 huéspedes del spa pueden haber estado expuestos al VIH, según investigadores de los CDC y el Departamento de Salud de Nuevo México (NMDOH). Entre ellos, 20 personas habían realizado un levantamiento vampírico. El número de víctimas potenciales probablemente sea mucho mayor, advierten los CDC.

Lea también: Tox para pantorrillas, botox de lino… estas tendencias de belleza de TikTok que debes evitar por completo

El establecimiento cerrado en 2018 por el CDC

Durante su investigación, los CDC descubrieron jeringas y tubos de sangre sin etiquetar, agujas sin envolver esparcidas por toda la sala y productos almacenados en el refrigerador junto con la comida. Estos fallos de higiene, en particular la reutilización de viales y jeringas, habrían sido la causa de la contaminación por VIH.

María Ramos de Ruiz cerró las puertas de su salón poco después de iniciarse la investigación, a finales de 2018. En junio de 2022 se declaró culpable “practicar la medicina sin licencia” y fue condenado a tres años y medio de prisión.

¿Cómo se transmite el VIH?

El VIH se transmitepor los fluidos corporales de una persona infectada, incluida la sangre, la leche materna, el semen y las secreciones vaginales”. recuerda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“La transmisión del VIH mediante prácticas de inyección no esterilizadas es un riesgo conocido” recuerda a los investigadores de los CDC. Sin embargo, especifican que “Es importante determinar nuevas vías de transmisión del VIH en personas sin factores de riesgo conocidos”.

La revista de la salud – France 5

-

PREV 4 factores de riesgo a tener en cuenta
NEXT Vacunación contra el virus del papiloma: Deux-Sèvres en marcha