Después de François Ruffin, Clémentine Autain también cierra la puerta, las cosas se resquebrajan en LFI tras la “purga”

Después de François Ruffin, Clémentine Autain también cierra la puerta, las cosas se resquebrajan en LFI tras la “purga”
Después de François Ruffin, Clémentine Autain también cierra la puerta, las cosas se resquebrajan en LFI tras la “purga”
-

« Entendí que ya no era parte del grupo. », espetó el domingo por la noche Clémentine Autain, tras el discurso de Jean-Luc Mélenchon, que no la había contado entre los diputados del Insoumis reelegidos en la primera vuelta. Además, la electa indicó que había sido sacada “de un bucle telefónico. » « No estaré en este grupo también porque, hay que decirlo, ha habido desacuerdos, la Francia rebelde tiene muchas dificultades para soportar el hecho de que no todos están en la línea, corporalizados. », explicó el domingo por la tarde en LCI, frente a la ex jefa de diputados del LFI, Mathilde Panot. Por tanto, la diputada Clémentine Autain, de Seine-Saint-Denis, no se sentará con los Insoumis. Uno más, después de François Ruffin, y los “rebeldes” Alexis Corbière, Hendrik Davi y Danielle Simonnet, también reelegidos, pero sin el apoyo del LFI, que los había destituido repentinamente al componer las listas.

En Seine-Saint-Denis, Alexis Corbière fue elegido cómodamente en la segunda vuelta con el 57,1% de los votos, frente a la candidata oficial de La France insoumise, Sabrina Ali Benali. En Marsella, Hendrik Davi venció fácilmente a un candidato RN. El candidato propuesto por el LFI, Allan Popelard, se retiró en su beneficio al día siguiente de la primera vuelta. Finalmente, en París, Danielle Simonnet, firmemente anclada en el distrito 20, venció ampliamente a la sindicalista Céline Verzeletti, elegida por La France insoumise.

La única disidente derrotada por el aparato rebelde: Raquel Garrido, tercera en la primera vuelta en su circunscripción de Seine-Saint-Denis y que se retiró en favor del oficialista LFI Aly Diouara, que ganó. Las urnas han decidido », estimó Danielle Simonnet durante la semana. Ella y sus antiguos camaradas “purgados”, antiguos rebeldes que no ocultaban sus diferencias con la dirección de La France Insoumise, en particular en lo que respecta a la gobernanza del movimiento, celebraron una conferencia de prensa. La oportunidad de ajustar cuentas con el patriarca rebelde, quien públicamente les reprochó su falta de lealtad.

« Ningún activista tomó la decisión de purgarnos. Sé quién lo decidió: Jean Luc Mélenchon », acusó Alexis Corbière, que fue durante mucho tiempo uno de los lugartenientes más fieles del fundador de LFI, antes de caer en desgracia. “Jean-Luc Mélenchon tiene derecho de veto interno. Puede tomar un lápiz y tachar los nombres. », respaldó su esposa Raquel Garrido, ex abogada del tres veces candidato presidencial. Para ella, la victoria de su marido es como un “ referéndum contra Jean-Luc Mélenchon en Montreuil, que se perdió ” por el último.

¿Con los comunistas?

Parece muy poco probable que estos tres diputados “purgados” que finalmente resultaron victoriosos vuelvan a sentarse con el grupo rebelde en esta nueva Asamblea Nacional. La dirección los acusa incluso de querer sentarse con los comunistas, que todavía no tendrán suficientes cargos electos para constituir un grupo propio. Alexis Corbière también se ha vinculado económicamente al Partido Comunista Francés en la prefectura al presentar su candidatura.

Sobre todo, los purgados deberían traer consigo a sus amigos “rebeldes” que habían sido investidos por los dirigentes rebeldes, a pesar de sus desacuerdos. François Ruffin, reelegido contra el RN con casi el 53% de los votos en el Somme, ya ha anunciado que no volverá a sentarse con los Insoumis en el Palacio Borbón. A su paso, varios de sus familiares, como Christophe Bex, reelegido por estrecho margen en Alto Garona frente al RN, deberían tomar una decisión similar.

Posibles salidas que sugieren una posible pérdida de influencia de los Insoumis dentro del Nuevo Frente Popular, especialmente en vista de la mejora de la puntuación de los socialistas, que deberían duplicar su número respecto al mandato anterior. Sin duda, el grupo de izquierda radical podría contar con un número de cargos electos equivalente o ligeramente superior al de 2022 (76). Pero, sobre todo, las fuerzas presentes seguramente estarán más alineadas con la gestión.

-

PREV Su segunda aparición pública en 7 meses: la princesa Kate asistirá el domingo a la final de Wimbledon
NEXT El caso de las jugadoras de rugby francesas acusadas de violación violenta conmociona a Argentina