Más allá del éxito de Nvidia, cómo explotar la vena de la IA – 23/06/2024 a las 05:49

-

Los participantes presentan su nueva empresa en la conferencia sobre tecnología Collision 2024 en Toronto, Ontario, Canadá, el 18 de junio de 2024 (AFP/Cole BURSTON)

Ante el éxito rotundo de Nvidia, que ha alcanzado en poco tiempo la cima de las empresas mundiales gracias a sus chips esenciales para la inteligencia artificial, las empresas emergentes se preguntan en qué nichos pueden beneficiarse también de los beneficios inesperados de la IA.

Nvidia, diseñadora de los procesadores que impulsan los grandes modelos lingüísticos de la IA generativa, acaba de ascender brevemente al primer lugar entre las mayores capitalizaciones de Wall Street.

Su despegue bursátil ha estimulado a todo el sector, impulsando también a grupos como Oracle, Broadcom o HP y una serie de otros que han visto inflarse sus valoraciones bursátiles a pesar de unos beneficios a veces frágiles.

En medio de este entusiasmo, se invita a las empresas emergentes, que buscan la atención de los capitalistas de riesgo de Silicon Valley, a innovar, pero sin una indicación clara de cómo se escribirá el próximo capítulo de la IA.

En el campo de la IA, ¿seguirá habiendo lugar para otros además de los grandes modeladores existentes que dominan el sector, es decir, OpenAI, Google (Gemini) y Anthropic?

Competir frontalmente con estos protagonistas no parece la solución adecuada, coinciden los profesionales entrevistados por la AFP en la conferencia sobre tecnología Collision en Toronto, Canadá.

“No creo que sea un buen momento para iniciar una empresa de IA fundamental”, dijo Mike Myer, fundador y director ejecutivo de la empresa de tecnología Quiq.

Otros han desarrollado aplicaciones que utilizan o imitan las potencias de los grandes modelos existentes, pero los grandes actores de Silicon Valley rechazan esta idea.

– “Valor añadido real” –

“Lo sorprendente es que la gente no diferencia entre aplicaciones que serán canibalizadas por los propios modelos a medida que avancen en sus capacidades, y aquellas que realmente aportan valor añadido y que seguirán ahí dentro de diez años”, afirma Vinod Khosla, veterano capitalista de riesgo.


Vinod Khosla, fundador de Khosla Ventures, en la conferencia Collision en Toronto, Ontario, Canadá, el 18 de junio de 2024 (AFP/Cole BURSTON)

Este inversor, uno de los primeros en apostar por OpenAI, no se anda con rodeos. La aplicación “Grammarly no aguantará”, predice, por ejemplo, sobre el servicio de revisión ortográfica y gramatical.

Según él, las empresas emergentes que sólo “empaquetan” servicios de IA están condenadas al fracaso.

Un área a explorar es la especialización en chips, dice Vinod Khosla, porque la IA requiere procesadores cada vez más específicos.

Proporcionar un procesamiento más especializado para las numerosas demandas de la IA es una oportunidad que aprovecha Groq, una empresa emergente.

Diseñó chips para el despliegue de IA más que para sus capacidades de entrenamiento o inferencia. Estas últimas funciones suelen ser la especialidad de las tarjetas gráficas o GPU (unidades de procesamiento de gráficos) de Nvidia.

Para el director general de Groq, Jonathan Ross, Nvidia no podrá ser la mejor en todos los ámbitos, aunque sea indiscutible en el entrenamiento de la IA generativa.

– “Ganarse la confianza de alguien” –

Surgirá otra oportunidad para la IA altamente especializada que proporcionará experiencia y conocimientos basados ​​en datos patentados que no serán capturados por modelos grandes.

Aidan Gomez, director ejecutivo y cofundador de Cohere, en la conferencia tecnológica Collision 2024 en Toronto, Ontario, Canadá, el 18 de junio de 2024 (AFP/Cole BURSTON)

Aidan Gomez, director ejecutivo y cofundador de Cohere, en la conferencia tecnológica Collision 2024 en Toronto, Ontario, Canadá, el 18 de junio de 2024 (AFP/Cole BURSTON)

“OpenAI y Google no van a crear un ingeniero estructural, no van a crear médicos de atención primaria ni un terapeuta de salud mental”, señala Khosla.

Aprovechar datos altamente especializados es el negocio principal de Cohere, otra de las nuevas empresas de moda de Silicon Valley.

Ofrece modelos exclusivos a empresas que dudan sobre la idea de que la IA y sus datos estén fuera de su control.

“Las empresas son escépticas ante la tecnología y tienen aversión al riesgo, por lo que debemos ganarnos su confianza y demostrarles que hay una manera de adoptar esta tecnología que es fiable, digna de confianza y segura”, dijo a la AFP Aidan Gómez, director general de Cohere. .

A los 20 años, cuando trabajaba en Google, Aidan Gómez fue coautor del artículo fundamental “La atención es todo lo que necesitas”, que presentó Transformer, la arquitectura detrás de grandes modelos de lenguaje y la T de ChatGPT de OpenAI.

Respaldada por financiación de Nvidia y Salesforce Ventures, la empresa está valorada ahora en varios miles de millones de dólares.

-

NEXT “El déficit ha disminuido”: para evitar sanciones (muy) duras, Francia debe ahorrar 25.000 millones de euros antes de fin de año