El cáncer de pulmón es mayor en la región que en el resto de la provincia

-

La Santé publique du Saguenay–Lac-Saint-Jean a tenu, mercredi, un breffage technique sur le portrait du cancer du poumon dans la région, à l’instar de ce qu’elle avait organisé l’année dernière sur le portrait du cancer en general. El cáncer de pulmón es el cáncer más común. Representa el 18% de los casos, todos los cánceres combinados, pero el 30% de todas las muertes por cáncer.

“Se estima que una de cada 14 personas algún día tendrá cáncer de pulmón en Quebec”, menciona el Dr. Martin Fortin, médico asesor de salud pública, que participó en la realización del retrato.

Duplicación de cánceres de pulmón

En la región, el número de cánceres se ha duplicado en casi 30 años, pasando de un promedio anual de 218 casos para el período 1986 a 1990, a un promedio de 413 casos entre 2016 y 2020. De estos 413 casos, registramos, en promedio, 249 muertes anuales. Estas tasas se explican, en particular, por el envejecimiento de la población, más significativo en Saguenay-Lac-Saint-Jean que en otras regiones.

Por este motivo, los científicos prefieren calcular la tasa de incidencia estandarizada, que tendrá en cuenta el número de cánceres de pulmón según el grupo de edad y permitirá así realizar comparaciones con otras regiones. Luego observamos que la tasa de cáncer según grupo de edad ha tendido a disminuir desde la década de 1980 en la región, hasta alcanzar la tasa provincial, pero aún sigue siendo más alta que en otras regiones.

>>>>>>

Doctor Martín Fortín, asesor médico de Salud Pública. (Sophie Lavoie/Le Cotidiano)

Por otro lado, la tasa de mortalidad estandarizada disminuyó en Saguenay durante el período más reciente. Si bien el cáncer de pulmón generalmente ocurre en adultos mayores de 40 años, son las personas de 70 años y más quienes presentan las mayores tasas de incidencia y mortalidad en la región. Las redes sanitarias locales (RLS) de Jonquière y Domaine-du-Roy muestran tasas significativamente más altas que el resto de Quebec.

El doctor Martín Fortín también destaca que la tasa de incidencia estandarizada entre las mujeres ha aumentado, a diferencia de la de los hombres, que experimenta una tendencia a la baja. Pese a todo, esta tasa de cáncer por grupo de edad entre las mujeres sigue siendo inferior a la de los hombres.

“La tasa de tabaquismo era mucho mayor entre los hombres que entre las mujeres, y el hecho de que los hombres comenzaran a dejar de fumar antes que las mujeres. Hemos tenido un retraso entre las mujeres para empezar a dejar de fumar, son más numerosas que los hombres y están envejeciendo”, explica.

>>>>>>

(Sophie Lavoie/Le Cotidiano)

Factores de riesgo

“Se estima que el 86% de los cánceres de pulmón son atribuibles a factores modificables. »

— Dr Martín Fortín

Hay diferentes factores de riesgo que pueden provocar cáncer de pulmón, empezando por el primero, el gran campeón: el tabaquismo, que por sí solo representa casi el 72% de los casos, aunque el número de fumadores adultos cayó del 30% en los años 2000 al 16%. en 2018.

Gracias a los cambios realizados en las políticas sanitarias, a las intervenciones de la Salud Pública y de diversos médicos y enfermeras, el tabaquismo ha ido disminuyendo constantemente en los últimos años.

“Cuando hablamos del riesgo de cáncer de pulmón relacionado con el tabaco, tenemos que hablar del período de latencia que se necesitan varios años de exposición para eventualmente desarrollar cáncer de pulmón; Lo que medimos hoy es el resultado de lo que ocurrió hace 20, 30 o 40 años”.

— Dr Martín Fortín

La exposición al radón se describe como el segundo factor, después del tabaco, responsable del 7% de los cánceres de pulmón. La contaminación atmosférica y la mala calidad del aire también serían factores agravantes.

>>>Salud Pública Regional presentó este miércoles un retrato del cáncer de pulmón. De izquierda a derecha: Dr. Martin Fortin, Dr. Donald Aubin y Dr. Jean-François Betala, médico especialista en salud comunitaria.>>>

Salud Pública Regional presentó este miércoles un retrato del cáncer de pulmón. De izquierda a derecha: Dr. Martin Fortin, Dr. Donald Aubin y Dr. Jean-François Betala, médico especialista en salud comunitaria. (Sophie Lavoie/Le Cotidiano)

La inactividad física (hasta un 11%) y una dieta baja en frutas y verduras (entre un 2 y un 6%) también pueden influir en la aparición del cáncer de pulmón.

Por último, algunos trabajadores están expuestos en el lugar de trabajo a sustancias como el asbesto, los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), los gases de escape de los motores diésel, la sílice cristalina, el níquel, el cromo, el radón y el humo de segunda mano. El Dr. Fortin estima que estas exposiciones ocupacionales representan 45 casos en Saguenay, o el 2% del número total de cánceres de pulmón en la región.

Se dice que estos factores de riesgo vinculados a los hábitos de vida son modificables, pero también existen otros factores de riesgo no modificables, como antecedentes familiares, mutaciones genéticas, un sistema inmunológico deficiente, origen étnico u otra enfermedad pulmonar previa.

Pero las desigualdades socioeconómicas también pueden entrar en juego. De hecho, los investigadores han descubierto un gradiente que perjudica a las personas con bajos ingresos o poca educación.

Vapeo y cannabis

>>>Los efectos del vapeo sobre el cáncer de pulmón aún no se conocen, pero podrían traer sorpresas en el futuro.>>>

Los efectos del vapeo sobre el cáncer de pulmón aún no se conocen, pero podrían traer sorpresas en el futuro. (Archivo)

Aún no se ha estudiado el efecto a largo plazo del vapeo. Según los científicos, es posible que el efecto cancerígeno sea menor que el de los cigarrillos, porque la composición química es diferente, pero esto aún está por demostrarse. Misma observación para el cannabis.

“Sabemos que cuando pasamos de los cigarrillos al vapeo, es más probable que volvamos a consumir cigarrillos y sabemos que hay muchos elementos comunes en los productos de combustión entre los cigarrillos y el vapeo. El riesgo de cáncer podría disminuir con el vapeo, pero también podría ser que tampoco cambie. Pasarán varios años antes de que veamos resultados”, afirma el Dr. Fortin.

Para seguir reduciendo el número de casos de cáncer, debemos continuar la lucha contra el tabaquismo, mejorar la seguridad alimentaria, desarrollar infraestructuras para los viajes activos, promover aún más la actividad física y el ocio, reducir las desigualdades sociales en salud y adoptar políticas para mejorar la calidad del aire. para reducir los riesgos para la salud.

-

PREV Ola de calor a la vista: buenas y malas noticias
NEXT “Aún no se excluye el riesgo de quiebra”