Los Campos Elíseos rechazados por parisinos y turistas, este estudio propone “volver a encantarlos”

Los Campos Elíseos rechazados por parisinos y turistas, este estudio propone “volver a encantarlos”
Los Campos Elíseos rechazados por parisinos y turistas, este estudio propone “volver a encantarlos”
-
>>>>
– / AFP Una imagen de la Place de l’Etoile “reencantada”, propuesta por la asociación Comité des Champs-Élysées

– / AFP

Una imagen de la Place de l’Etoile “reencantada”, propuesta por la asociación Comité des Champs-Élysées

PARÍS – Los desencantados Campos Elíseos. La avenida a menudo descrita como “la más bella del mundo” pero hoy rechazada por los parisinos, tendrá que ofrecer más espacio a los peatones e inventar una oferta cultural durante todo el año para recuperar su atractivo, según un amplio estudio presentado este lunes 27 de mayo.

Después de cinco años de trabajo y un presupuesto de 5 millones de euros, el Comité de los Campos Elíseos, asociación que reúne a los actores económicos y culturales de la avenida, presentó 150 propuestas para “reencantar” los campos Elíseos.

La lectura de este contenido puede dar lugar a que el operador externo que lo aloja coloque cookies. Teniendo en cuenta las opciones que ha expresado con respecto al depósito de cookies, hemos bloqueado la visualización de este contenido. Si desea acceder al mismo, debe aceptar la categoría de cookies “Contenido de Terceros” haciendo clic en el botón a continuación.

Reproduce el video

Según su presidente Marc-Antoine Jamet, el Comité partió de una observación “alarmante” : la avenida “Ya no era amado, ya no era adorable. Los parisinos la estaban abandonando. Los extranjeros la temían. Todos huían de ella”. Último síntoma hasta la fecha: el cine UGC Normandie cerrará sus puertas en junio debido, en particular, a “la caída de asistencia” cines en la avenida.

Menos coches, más aceras

La principal propuesta de este documento de 1.800 páginas es restringir el espacio para los coches para dar a los peatones la posibilidad de pasear, desde el jardín de las Tullerías hasta la Place de l’Etoile pasando por los jardines situados al final de la avenida.

El estudio propone reservar un 13% más de espacio para el paseo mediante la ampliación de aceras y pasos de peatones. El número de carriles reservados al tráfico se reduciría de seis a cuatro y se duplicaría la anchura de los carriles bici.

Los autores también recomiendan instalar áreas de descanso, en particular ocho “espectáculos de plantas” con una superficie de 150 m2 con “asientos, sombra en verano y una fuente”, así como una red de instalaciones sanitarias gratuitas con guarderías. Ahora abandonadas, las 20 hectáreas de jardines cerca del Concorde se convertirían en “un verdadero parque parisino, a la par de Luxemburgo y las Buttes Chaumont”con zonas de juego infantil, juegos acuáticos y fuentes.

Adaptar la vía al cambio climático

El objetivo también es adaptar la avenida al calentamiento global aumentando los suelos permeables en un 120%, plantando 160 árboles o desarrollando 1 hectárea de prados y parterres.

Señalando el “desorden visual y formal” que sufre la avenida, los autores todavía piden preservar el mobiliario urbano de la Belle Époque y crear “una línea de diseño de los Campos Elíseos” para darle un “armonía general”.

Finalmente, los autores desean “rehacer barrio” y reactivar una oferta cultural “durante todo el año” en los campos, en destino “de todos los públicos” que sería coordinado por un “gestor cultural y artístico”. La idea es organizar “grandes eventos libres y unificadores” Place de la Concorde, como conciertos sinfónicos o mercados de flores.

Ver también en HuffPost :

La lectura de este contenido puede dar lugar a que el operador externo que lo aloja coloque cookies. Teniendo en cuenta las opciones que ha expresado con respecto al depósito de cookies, hemos bloqueado la visualización de este contenido. Si desea acceder al mismo, debe aceptar la categoría de cookies “Contenido de Terceros” haciendo clic en el botón a continuación.

Reproduce el video

-

NEXT MORÍN, Roberto | El diario de Montreal