Proyecto de fábrica de gigabaterías en Montérégie | Northvolt y un subcontratista atacados por vándalos

-

(Saint-Basile-le-Grand) Se colocaron artefactos incendiarios en el sitio de Northvolt y las oficinas de uno de sus subcontratistas sufrieron daños importantes durante el fin de semana, en Montérégie. Actos de vandalismo que no fueron denunciados de inmediato.


Publicado a las 13:28

Actualizado a las 6:55 p.m.

La historia hasta ahora

Northvolt comenzó los trabajos de preparación del sitio en enero, en preparación para la construcción de su fábrica de gigabaterías.

Desde entonces se han producido actos de sabotaje y bloqueo del lugar, para frenar el avance de las obras.

La multinacional sueca tiene previsto iniciar la construcción durante el verano.

El lunes por la mañana se descubrieron dos objetos incendiarios bajo los neumáticos de una o más máquinas de construcción, lo que provocó la interrupción de los trabajos durante el día en la obra entre Saint-Basile-le-Grand y McMasterville, donde Northvolt emprendió la construcción de una gigabatería. fábrica.

Los dos objetos, presentados inicialmente como “bombas caseras” en un comunicado de prensa de la multinacional, habrían sido colocados durante el fin de semana.

type="image/webp"> type="image/jpeg">>>

FOTO MARTIN TREMBLAY, LA PRENSA

La fábrica de Northvolt, en Montérégie

Se trataba de botellas llenas de un líquido inflamable “unidas a mecanismos de encendido bastante rudimentarios que, afortunadamente, gracias a Dios, no funcionaron”, declaró el presidente y director general (CEO) de Northvolt North America, Paolo Cerruti, durante una rueda de prensa el el sitio.

Estos contenedores no tenían capacidad de explotar, indicó a Prensa Fuentes policiales.

Northvolt denunció “de la manera más enérgica posible” este acto de vandalismo que “pone en grave peligro” a sus empleados y a los de sus subcontratistas y que no representa ni a Quebec ni a los quebequenses, declaró Cerruti.

Seguridad frustrada… y reforzada

El hecho de que el sistema de seguridad instalado pudiera haber sido vulnerado por una o varias personas no sorprende al director general, que señala que el perímetro del lugar es de casi cinco kilómetros.

Descartando la idea de movilizar “un batallón de personas para [en] Vigilar cada metro cuadrado”, más bien apela al sentido de responsabilidad de los opositores al proyecto.

No obstante, se aumentará la seguridad, afirmó Cerruti, sin dar más detalles para no “simplificar la vida de estas personas”.

Los agentes de seguridad en vehículos y a pie también eran claramente visibles alrededor del lugar el lunes.

La instalación de estos artefactos explosivos no es obra de Climate Rage, una coalición de activistas medioambientales anticapitalistas, anticolonialistas y antiimperialistas que han organizado el bloqueo del lugar y las manifestaciones en los últimos meses, afirmó. Prensa.

Un grupo anónimo que había realizado acciones de sabotaje no volvió a llamar Prensa.

“El objetivo de las personas que cometieron estos actos es causar miedo. Sin embargo, es exactamente el efecto contrario el que obtuvieron”, añadió, afirmando estar más decidido que nunca a llevar a cabo este proyecto, que goza de un gran apoyo.

Estamos y estaremos siempre en diálogo, y lo rechazaremos bajo amenaza de violencia.

Paolo Cerruti, Northvolt

Este intento de vandalismo fue calificado de inaceptable por el Ministro de Economía, Innovación y Energía de Quebec, Pierre Fitzgibbon, y por el Ministro de Innovación, Ciencia e Industria de Canadá, François-Philippe Champagne.

“Debate siempre, violencia nunca”, dijo Fitzgibbon en la red social X.

“Las actividades violentas y las tácticas de intimidación no tienen cabida en nuestra sociedad”, afirmó Champagne, en la misma plataforma.

La junta intermunicipal de policía de Richelieu-Saint-Laurent realizará evaluaciones de los objetos incendiarios para intentar encontrar a los autores de este intento de vandalismo, indicó su portavoz, el teniente Sébastien Desaulniers.

Negocio local vandalizado

Los vándalos también atacaron el Urban Wood Recovery Center, una empresa de economía local sin fines de lucro cuyos servicios contrató Northvolt para talar árboles en sus terrenos.

El local de la pequeña empresa, situada en Saint-Bruno-de-Montarville, fue rociado con pintura marrón el viernes por la noche, probablemente con una pistola de agua, afirmó su director general, Maxime Bourdeau.

“Rociaron todo, absolutamente todo”, empezando por una ventana previamente rota, dijo, con fotografías de apoyo: escritorios, sillas, computadoras, paredes, techos, pisos, documentos.

type="image/webp"> type="image/jpeg">>>

FOTO CESIONADA POR EL CENTRO DE RECUPERACIÓN DE MADERA URBANA

Las instalaciones del Urban Wood Development Center fueron rociadas con pintura marrón el viernes por la noche.

“No podemos simplemente pintar encima”, se lamenta Bourdeau, afirmando que por el momento no sabe si el seguro de su empresa cubre los actos de vandalismo.

No entendemos el razonamiento de estas personas, de destruir las oficinas de una organización de economía social sin fines de lucro, que intenta hacer el bien. No veo cómo esto puede ayudar a la causa de alguien que está en contra del proyecto.

Maxime Bourdeau, Centro de Desarrollo de la Madera Urbana

La misión del Centro de Valorización de Madera Urbana es “transformar los árboles urbanos en productos para que las comunidades los utilicen y se beneficien de ellos”, recordó en las redes sociales, destacando que la madera cortada a petición de Northvolt “simplemente habría sido desechada , triturado, quemado o incluso vendido en el extranjero” si no hubiera recibido el mandato de recogerlo.

La empresa se ocupa ahora del componente del sacrificio, ya que este paso es decisivo para las posibilidades de recuperación posterior, explicó Bourdeau.

El Departamento de Policía de la Aglomeración de Longueuil ha abierto una investigación.

Con Daniel Renaud, Prensa

Más información

  • 7,3 mil millones
    Monto máximo que Quebec y Ottawa se han comprometido a invertir en el proyecto Northvolt

    FUENTES: GOBIERNOS DE QUEBEC Y CANADÁ

    100 hectáreas
    Área aproximada de entornos naturales que Northvolt planea destruir para construir su fábrica de celdas de baterías

    FUENTE: MINISTERIO DE MEDIO AMBIENTE, LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO, VIDA SILVESTRE Y PARQUES

-

PREV El fuego no es la mayor amenaza para los bomberos: preferiría ser el cáncer
NEXT La Bolsa de Casablanca cierra en terreno negativo