Descubriendo Kanosuke, esta atrevida destilería japonesa cuya popularidad se ha disparado

Descubriendo Kanosuke, esta atrevida destilería japonesa cuya popularidad se ha disparado
Descubriendo Kanosuke, esta atrevida destilería japonesa cuya popularidad se ha disparado
-

Kanosuke, una destilería artesanal en el sur de Kyushu, Japón, se lleva a casa todos los premios de cata de whisky. ¿Pero cuál es su secreto?

Enviado especial a Kagoshima

Un mostrador de madera, largos ventanales y una vista de 180 grados del Mar de China, que brilla en rojo al atardecer. The Mellow, el espacio de degustación de Kanosuke, es un lugar encantador que se fusiona con este paisaje del fin del mundo, al sur de Kyushu, la más meridional de las grandes islas del archipiélago japonés, a 1.300 km de Tokio. Comencemos con un single malt con notas de canela, tabaco y miel, un bienvenido toque de yodo en este panorama ultramarino. “Buscamos obtener un sabor que se aproximara al bienestar que proporciona un atardecer en esta playa de Fukiage, la más larga de Japónconfirma Shunishi Nakamura, el maestro destilador que nos recibe. Por eso ponemos una puesta de sol en nuestras etiquetas.» A continuación nos sirve una única barrica igual de redonda y fina, pero que, además, deja en el paladar un olor a fuego de leña. Inaugurado en 2017, Kanosuke forma parte de la nueva generación de creadores de whiskies artesanales japoneses que llevan unos diez años causando sensación. La marca se encuentra entre las más prometedoras. “ Recibimos muchos títulos honoríficos. reconoce a Shunishi Nakamura. Tan sólo en junio, recibimos la medalla de oro superior en el Concurso de Whisky y Licores de Tokio, y nuestro presidente, Yoshitsugu Komasa, se encuentra actualmente en los Estados Unidos para recibir el premio que honra a la “mejor destilería de Japón” en el Concurso Internacional de Licores en Nueva York. York.»

¿Cuál es el secreto de esta joven destilería artesanal, que sigue destacándose por sus elecciones relevantes, sus experimentos audaces y su trayectoria impecable?«Empezamos a trabajar en nuestros whiskies hace siete años, pero nuestra historia se remonta a mucho más atrásafirma Tatsuya Ishihara, controlador de ventas y embajador de la marca. Presenta a la familia Komasa a lo largo de cinco generaciones.. »En 1883 se fundó la empresa Komasa Jyozo en Kagoshima, la gran ciudad del sur de la isla de Kyushu. Entonces no se trataba de hacer whisky, sino shochu, un sustituto local del sake; como los veranos eran demasiado calurosos para que la bebida nacional se conservara bien, se desarrolló allí un alcohol destilado. La familia ya se distinguió por producir su shochu a base de arroz, según la receta tradicional, en lugar de batatas, como hacían la mayoría de sus competidores en aquella época. Curiosos por experimentar nuevos caminos, sus líderes descubrieron la importancia de la maduración en la fabricación de licores occidentales y buscaron asociar el proceso a sus producciones. Como resultado de esta investigación, Mellowed Kozuru, el primer shochu envejecido en barricas de roble, se lanzó al mercado en 1957, ya con una atracción demostrada por los sabores suaves. (suavizado) . La bebida gana en finura y profundidad, se vuelve tan popular que Kanosuke Komasa, tercer director de esta dinastía familiar, planea construir una segunda destilería, más grande, en el mismo lugar donde estamos; compra el terreno al borde del mar, pero Murió antes de construir los edificios allí.

Du shochu au whisky

No fue hasta la década de 2010 que se actualizó su proyecto. Mientras su nieto Yoshitsugu Komasa lucha por dar a conocer el shochu más allá de las fronteras japonesas, uno de sus interlocutores le sugiere que fabrique whisky en lugar de luchar por comercializar su licor local. “ Este cliente era escocés. cuenta Tatsuya Ishihara. Yoshitsugu Komasa inmediatamente tomó muy en serio esta sugerencia.» La idea no era descabellada, ya que Japón ya tenía una historia de casi un siglo con este alcohol de referencia y la locura internacional por el whisky japonés ya estaba en marcha desde principios del siglo XX.mi siglo, con botellas de Nikka o Suntory premiadas regularmente en ferias internacionales. Yoshitsugu Komasa viaja a Estados Unidos y Escocia para sumergirse en los métodos de fabricación, midiendo las numerosas conexiones entre la producción de whisky y shochu. Esto es lo que destacará a partir de 2017, construyendo sus nuevas instalaciones en el terreno adquirido por su abuelo y bautizando su destilería con su nombre de pila, Kanosuke. Y esto es lo que distinguirá su marca de todos los demás whiskies japoneses.

Por ejemplo, al envejecer sus whiskies en sus viejos barriles de shochu, Yoshitsugu Komasa logró desarrollar el estilo “suave” de la marca familiar desde sus primeras producciones –que ganaron un primer premio a Mejor Nueva Marca en los World Whisky Awards 2019–. Este año, Yoshitsugu se reunió con representantes de Distill Ventures, la nueva división del grupo británico Diageo (número uno mundial en bebidas espirituosas) que buscaba apoyar a un productor artesanal en Japón. Kanosuke es seleccionado y Diageo adquiere una participación minoritaria en la destilería, comprometiéndose a facilitar el desarrollo de las ventas y el marketing de la joven marca. Esto le da un impulso adicional en su implantación en el mercado nacional e internacional.

Whisky y shochu: una producción similar

Hoy, Kanosuke tiene dos unidades de producción. El dedicado al shochu (aún comercializado con el nombre de Komasa Jyozo) está situado en la comuna de Hioki, a menos de 2 kilómetros tierra adentro. “También estamos empezando a utilizarlo para elaborar whisky de grano.», anuncia el embajador Tatsuya Ishihara, mientras nos lleva allí para mostrarnos las similitudes en la fabricación de los dos alcoholes (solo cambia la base, compuesta de arroz y trigo para el shochu, malta para el whisky). Pero la mayor parte de la producción de whisky se realiza en la destilería Kanosuke, un edificio de ladrillo sobre el que está colocado el elegante logotipo de la marca, que recuerda tanto al pico de la grulla (ave emblemática de Japón) como al de los alambiques. que son un elemento emblemático del proceso de producción de Kanosuke, como señala Shunishi Nakamura cuando nos muestra esta fábrica de refinada arquitectura en la que trabajan 20 empleados. “Tenemos tres alambiques de cobre, cada uno con su propia forma, mientras que las destilerías generalmente no tienen más de dos. Esto nos permite generar un espectro de gustos más variado.. » También describe el compromiso de la marca por obtener el destilado lo más claro posible y realizar fermentaciones largas (100 horas frente a las 50 o 60 de un whisky escocés). “A partir de finales de 2024, la malta utilizada será 100% japonesa “, vuelve a decir el maestro destilador.

Leer tambiénLos 10 whiskies japoneses para probar al menos una vez en la vida

Originario de Irlanda y Escocia, el whisky generalmente se asocia con regiones más al norte. La isla de Kyushu, situada a la misma altura que el sur de Marruecos, no impidió el desarrollo de Kanosuke. Al contrario, podemos incluso ver este posicionamiento geográfico como una ventaja. “Nuestro whisky madura más rápido que en Escocia o el norte del país.continúa Nakamura.Podemos alcanzar gustos diferentes, o corregirlos, más rápidamente que en el Norte. La otra cara de la moneda es que perdemos más participación de los ángeles, del 6% al 8%, en comparación con el 1% al 2% en Ecos.sí. » La península de Satsuna, al sur de la isla de Kyushu, es hoy considerada un nuevo “hot spot” para destilerías artesanales: allí se han inaugurado trece en los últimos años y hasta ahora tres de ellas comenzaron a comercializar sus whiskies (Ontake desde 2019, Tsunuki desde 2016 y, por tanto, Kanosuke). Los demás seguirán en los próximos años.

En el acogedor ambiente de Mellow, el maestro destilador nos deja degustar su Double Distillery, una mezcla de 50% whisky de malta elaborado en Kanosuke y 50% whisky de grano elaborado en Hioki: en el paladar combina redondez, finura y carácter. Este nuevo whisky, lanzado en Japón en abril, se comercializará en Francia a partir de otoño. Optimista, Shunishi Nakamura concluye: “Aún no nos conocen, pero sabemos que traeremos algo nuevo al mundo.»

-

PREV Esta mansión de 300 m² acaba de venderse por 23.000 euros
NEXT Bercy anula un préstamo de más de un millón de euros concedido por el alto funcionario que se convirtió en diputado de LR-RN por el Gard