Este fabricante chino se burla de los impuestos europeos y garantiza precios rebajados

Este fabricante chino se burla de los impuestos europeos y garantiza precios rebajados
Este fabricante chino se burla de los impuestos europeos y garantiza precios rebajados
-

noticias de coches electricos

Imaginemos un fabricante de coches eléctricos que, a pesar de los vientos en contra en forma de aumento de los derechos de aduana, persiste en desplegar sus ambiciones en el viejo continente. Nio, un gigante automotriz chino, pronto ingresará a Europa con su marca Firefly, prometiendo desafiar los nuevos precios sin perder competitividad. Esta medida audaz merece una observación cuidadosa.

Nio y su submarca Firefly

Conocido por sus innovaciones y su rápida expansión, Nio es un fabricante fundado en Shanghai en 2014. Famoso en China por sus modelos de alto rendimiento como el Nio ET9, este fabricante se prepara para iIntroducir su nueva marca, Firefly, en Europa. Decidida a dejar una huella a pesar de los obstáculos regulatorios, Nio planea lanzar el modelo EL8, dirigido principalmente a los mercados europeos, ya en el segundo trimestre de 2025.

Su resiliencia ante el aumento previsto de los derechos de aduana ilustra, según declaraciones de su director general en la prensa especializada, una visión a largo plazo. Parece considerar que el mercado europeo, proactivo en materia de energías renovables, no debería no frenar el impulso hacia la movilidad eléctrica con medidas fiscales punitivas.

Impacto de los aranceles y contramedidas de Nio

En respuesta a las acusaciones de competencia desleal presentadas por la Comisión Europea, principalmente debido a las subvenciones del gobierno chino, se aplicará un derecho de aduana de hasta el 38% a las importaciones de vehículos eléctricos chinos. Nio, sin embargo, se enfrenta de frente a esta tormenta fiscal. La empresa planea mantener tarifas competitivas para su marca Firefly, a pesar de cLos costes impuestos a las importaciones se fijan en el 31%..

La empresa está lista para revisar su estrategia de precios en recortando sus márgenes, y también considera potencialmente la fabricación europea. William Li, director ejecutivo de Nio, expresó la intención de examinar la producción local una vez que se alcance un volumen de ventas anual de 100.000 unidades. Se espera que los precios iniciales de los modelos Firefly oscilen entre 12.900 y 25.700 euros, a pesar de los costes adicionales de importación.

Previsión de lanzamientos de vehículos y reacciones del mercado

La marca prevé lanzar su modelo por primera vez en China a finales de 2024 antes de abordar el mercado europeo, con primeras entregas previstas para 2025. En concreto, aún no están claros los detalles sobre los primeros modelos, como por ejemplo un coche urbano equipado con el sistema de intercambio de baterías de Nio. Sin embargo, el lanzamiento de la marca Onvo, con el SUV eléctrico L60 También planeado para Europa, señala una expansión inevitable de la cartera de Nio en nuestro continente.

La reacción de los consumidores europeos aún debe seguirse de cerca. Si bien Nio apuesta por una estrategia de precios agresiva y un impulso de tecnología avanzada, la aceptación del mercado podría depender en gran medida de la respuesta del cliente a los precios ajustados después de la tarifa y la experiencia distintiva que ofrecen los vehículos Nio.

Escrito por Albert Lecoq

Especialista en guías de compra de coches eléctricos, me apasionan las nuevas tecnologías y soy un firme defensor de la adopción de la tecnología eléctrica y la movilidad sostenible.

Reaccionar al artículo

-

PREV Ecobank Fintech Challenge: recta final de inscripciones
NEXT Opiniones de analistas del día: L’Oréal, Air Liquide, ASM International, Air France-KLM, Pernod Ricard, Forvia…