La “vigilancia masiva” todavía amenaza nuestros teléfonos y mensajes

La “vigilancia masiva” todavía amenaza nuestros teléfonos y mensajes
La “vigilancia masiva” todavía amenaza nuestros teléfonos y mensajes
-

Publicado el 22 de junio de 2024 a las 17:39 horas. / Modificado el 22 de junio de 2024 a las 21:24 horas.

Suscríbete a nuestra newsletter “La Lettre Cyber”

Todos los miércoles, nuestros expertos le entregan las novedades tecnológicas esenciales para mantener el rumbo en un mundo cada vez más conectado. Un boletín gratuito con análisis y consejos prácticos.

Se trata de decisiones que se toman desde la cúpula de la Unión Europea (UE). Y sus consecuencias se materializan inmediatamente en nuestros teléfonos. Hablamos aquí de un tema muy concreto: los servicios de mensajería como WhatsApp, Signal o Threema que utilizamos a diario. Durante años, los políticos han intentado penetrar en él para detectar contenidos ilegales. Por otro lado, los editores de estos servicios de mensajería, ayudados por ONG y defensores de las libertades individuales, se oponen ferozmente. Esta semana se produjo un nuevo episodio de este enfrentamiento, con el aplazamiento de última hora de una votación importante. Esto es lo esencial que debes saber sobre una serie que está lejos, muy lejos de terminar.

¿Cuál es el problema?

¡Todas las novedades a tu alcance!

Por sólo CHF 29,- al mes, tenga acceso ilimitado a todos nuestros artículos. Aproveche nuestra oferta especial: ¡el primer mes por sólo 9 CHF!

SUSCRIBIR

Buenas razones para suscribirse a Le Temps:
  • Acceso ilimitado a todos los contenidos disponibles en el sitio web.
  • Acceso ilimitado a todo el contenido disponible en la aplicación móvil
  • Plan de compartición de 5 artículos por mes.
  • Consulta de la versión digital del diario a partir de las 22 horas del día anterior.
  • Acceso a los suplementos y a T, la revista Temps, en formato papel electrónico
  • Acceso a un conjunto de beneficios exclusivos reservados para suscriptores

¿Ya eres suscriptor?
Conectarse

-

NEXT cuando las empresas intentan limitar la compensación a los viajeros