El Estado ofrece 600 euros a todos los particulares, sin condiciones de renta, pero las ayudas acaban pronto

El Estado ofrece 600 euros a todos los particulares, sin condiciones de renta, pero las ayudas acaban pronto
El Estado ofrece 600 euros a todos los particulares, sin condiciones de renta, pero las ayudas acaban pronto
-

Para 2027, todos los hogares deberán estar equipados con un nuevo dispositivo. El Estado ha puesto en marcha ayudas para animar a los hogares a adaptarse.

Nadie va a escapar de esta obligación. No importa su lugar de residencia, no importa sus ingresos, si son propietarios o inquilinos, todos los habitantes del país tendrán que cumplir con este nuevo imperativo.

Porque las leyes son categóricas: “toda vivienda, ya sea existente o nueva, debe estar equipada con un sistema automático de regulación de temperatura por habitación”. Claramente, a partir del 1 de enero de 2027, todas las viviendas, nuevas o antiguas, alquiladas o compradas, deberán tener un termostato en cada habitación con al menos un radiador.

En concreto, el gobierno exige que cada francés pueda programar la temperatura de su calefacción habitación por habitación. Esto puede implicar, por ejemplo, instalar cabezales termostáticos en los radiadores, con o sin un termostato conectado. Esta tecnología te permite ajustar la temperatura de tu hogar en tiempo real, dependiendo del clima o la hora del día. El ocupante de la casa puede incluso ajustar la temperatura de forma remota a través de su teléfono.

Según la Agencia de Medio Ambiente (Ademe), equiparse con un termostato conectado puede “reducir su factura de calefacción hasta un 15%”. De hecho, con una herramienta de este tipo, el consumo de energía se acerca más a las necesidades reales y la temperatura se puede adaptar a cada habitación.

El problema es que instalar un termostato conectado es muy caro. Hay que estar dispuesto a pagar “entre 100 y 400 euros, y algunas cotizaciones llegan incluso a más de 1.000 euros”, indica el comparador Hello Watt. Por lo tanto, cumplir con la obligación futura impuesta por el Estado corre el riesgo de resultar muy costoso. Sin embargo, se han puesto en marcha ayudas públicas para ayudar a todos los franceses a equiparse. Tanto si eres propietario como inquilino, independientemente de tu nivel de vida, es posible beneficiarte de este impulso financiero instalando un termostato conectado en tu hogar. Sin embargo, la ayuda ya no será accesible después del 31 de diciembre de 2024.

El importe de la ayuda depende del tamaño total de la superficie calentada dentro de la vivienda. Para calcular esta superficie, debes sumar el número de metros cuadrados de cada habitación con radiador. Si esta superficie es inferior a 35 m², la cuantía de la ayuda será de 260 euros. Para una superficie climatizada superior a 130 m², la subvención aumenta a 624 euros. Por último, las viviendas con una superficie comprendida entre 35 y 130 m² podrán optar a ayudas que oscilarán entre 312 y 572 euros.

Para poder beneficiarse de la asistencia con la instalación de un termostato conectado, es necesario que la construcción de la vivienda haya finalizado hace más de 2 años. La instalación debe haber sido realizada por un profesional autorizado por una empresa firmante del estatuto “Ayuda para el control de la calefacción conectada habitación por habitación”. La lista de profesionales homologados por el Estado está disponible aquí. Al finalizar la obra, la ayuda se abona mediante transferencia o cheque al beneficiario.

-

PREV China a la espera de un nuevo impulso
NEXT Top de las mejores freidoras de aire baratas en julio de 2024