Julie Couture, presentadora de TVA Québec, destaca sus 25 años de carrera

-

Cada semana, la columnista y periodista Karine Gagnon le invita a una importante entrevista con una personalidad destacada de la Capitale-Nationale. Todo estará en pausa por el verano a partir de la próxima semana.

Presentadora de TVA Quebec desde 2012, Julie Couture destaca este año sus 25 años de profesión, una gran oportunidad, en su opinión, en el contexto más difícil que afecta a los medios de comunicación.

Originaria del distrito Duberger de Quebec, Julie Couture creció en una familia de cuatro hijos mantenida por su madre. Admiraba mucho a esta mujer tan fuerte, trabajadora social de profesión.

Su padre, contable del Complexe G, murió cuando Julie tenía 12 años. Su madre, Lucie, que lamentablemente también falleció hoy, tuvo que volver a trabajar para mantener a la familia. Se había formado como trabajadora de cuidado infantil y había trabajado en guarderías. Regresó al servicio en el PDJ, donde cuidó a recién nacidos y bebés separados de sus familias.

Foto Stevens LeBlanc

Julie Couture recuerda la devoción de su madre por estos pequeños dañados por la vida.

“Yo estaba estudiando en el Cégep de Sainte-Foy y la guardería estaba en el Chemin Sainte-Foy, e iba a unirme a ella cuando terminara”.

Su madre leía mucho los periódicos. “Estábamos inmersos en ello y ella quería que fuéramos a la escuela”. Su hermano Pierre también se convirtió en periodista y ahora locutor de radio.

Transición al mundo político

Julie Couture primero quiso convertirse en periodista de guerra. Admiraba mucho a Monique Giguère, periodista del Sol, que tuvo la oportunidad de recibir en una entrevista como parte de un programa comunitario. “Me impresionó mucho esta mujer, que tenía una compostura asombrosa”.

Por cierto, M.a mí Giguère, ya fallecida, también comenzó su carrera en el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Porque, antes de convertirse en periodista, Julie Couture pasó un tiempo en el mundo político, donde aprendió mucho. Obtuvo una licenciatura en periodismo y ciencias políticas en la Universidad Laval y se enamoró de las ciencias políticas.

“Después de terminar el bachillerato, me aceptaron para realizar unas prácticas en el Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio Internacional, en Ottawa”.

Corría el año 1998. En Canadá se habían seleccionado dos candidatos, entre ellos ella. “Básicamente, redactamos las preguntas y respuestas para los ministros en la Cámara, con la colegiación de las oficinas geográficas dentro del ministerio”.

Durante este período, muchos temas fueron noticia, incluido el TLCAN, los derechos humanos, los niños soldados… “Me impresionó mucho […] Cuando llegas es una apertura al mundo, tienen experiencias increíbles, viajan a todos lados”, recuerda.

Entrada “forzada”

Posteriormente, la joven obtuvo su título de maestría, necesario para convertirse en diplomática. Entonces su deseo de convertirse en periodista volvió a imponerse.

Recuerda muy bien sus inicios, en TVA, en Hull. Afuera fumaba un periodista, del que luego se hizo amigo. La había seguido al interior del edificio, con la esperanza de encontrarse allí con el jefe.

“Me había metido un poco en la comisaría”, dice riendo, “porque llamaba mucho al jefe para tener una entrevista y nunca tenía tiempo. Estaba empezando y no tenía mucha experiencia. […] Lo cabreé tanto que terminó dándome una oportunidad”.

Al principio tuvo que demostrar su valía. “No había aprendido a hacer topos, así que pedaleé. Traje mis historias tanto como pude y poco a poco subí la escalera”.

Se convirtió en presentadora de fin de semana en la misma estación. TVA Montreal la llamó para reemplazarla en LCN. Luego se unió al equipo de I, presentado por Karina Marceau, antes de pasar un tiempo en RDI como periodista.

En 2005, regresó a LCN y fue copresentadora del programa matutino junto a Karine Champagne. Se hizo amiga de varias personalidades, entre ellas Claude Poirier, columnista del programa, al que todavía ve de vez en cuando.


Foto Stevens LeBlanc

Dos años más tarde, relevó a Esther Bégin como presentadora de los boletines de las 18.00 horas y del fin de semana. También fue presentadora de LCN por la tarde, entre semana. “Fue una época tan hermosa de mi vida”, dice.

En 2009, la periodista se convirtió en madre, a los 35 años, y volvió a radicarse en su ciudad natal, donde residía su pareja.

Periodista de TVA Quebec, se convirtió en presentadora los fines de semana y luego reemplazó a Pierre Jobin entre semana, en 2021. Su secreto: estar lo más preparado posible, lo que le permite gestionar bien el estrés.

Apelación por el periodismo

Entre sus entrevistas más memorables recuerda la de Lucien Bouchard, una personalidad magistral y carismática que hizo historia. Entre los acontecimientos extraordinarios, fue emocionante la muerte de Juan Pablo II y todo el suspense que la rodeó. La tragedia de L’Isle-Verte también la conmocionó.

Quienes ya la han visto trabajar saben cuánto ama Julie Couture al mundo, como dicen; y la gente le paga.

En cuanto a la profesión, mientras los medios de comunicación atraviesan una crisis, el periodista espera de todo corazón que surjan soluciones para asegurar su futuro. La información verificada y investigada siempre será esencial en nuestras democracias, subraya. “Nuestra profesión todavía tiene su relevancia y es importante”.

No se puede perder, el miércoles por la noche a las 20:30, en MATV (canal 9 (Hélix et illico), 609HD (Illico)), el programa El cuaderno de Karine sobre Julie Couture.

-

NEXT Jiangxi, el corazón mundial de los metales estratégicos