¿La inteligencia artificial sustituirá a los community managers? – Imagen

¿La inteligencia artificial sustituirá a los community managers? – Imagen
¿La inteligencia artificial sustituirá a los community managers? – Imagen
-

La profesión de community manager finalmente reconocida por su verdadero valor

Durante la pandemia de COVID-19, la profesión de community manager ha experimentado un crecimiento considerable. En esta crisis sin precedentes, donde la conexión social se daba únicamente en línea, los comunicadores representaban uno de los últimos vínculos entre las marcas y sus comunidades. Gracias a esto, su trabajo finalmente ha sido reconocido en su verdadero valor y muchas empresas ya no ignoran esta importante posición dentro de sus equipos.

De hecho, en apenas unos años, la evolución de la profesión ha sido significativa. Hoy hablamos de una profesión de navaja suiza que hace más de lo que sugiere su título: reflexiones estratégicas, elaboración de un calendario editorial, redacción publicitaria, creación gráfica, edición de vídeos, influencia… Tras la crisis sanitaria, asistimos a una transformación gradual de la gestión comunitaria a la gestión de contenidos, combinando múltiples habilidades y responsabilidades incluido el uso de herramientas basadas en inteligencia artificial.

¿Deberíamos temerle a la inteligencia artificial?

La llegada de la inteligencia artificial plantea preguntas legítimas sobre el futuro de la profesión de community manager. ¿Deberíamos considerarlo una amenaza para él?

No necesariamente. De hecho, la IA puede brindar un valioso apoyo en el desempeño de sus misiones.

Puede ayudar en la creación de imágenes (Photoshop, Canva), automatizar determinadas acciones e incluso optimizar contenidos gracias a un asistente editorial que permite corregir/reformular/traducir publicaciones para las redes sociales (Swello). Los comunicadores ganan así en eficiencia y productividad, particularmente con ideas que no necesariamente se les habrían ocurrido sin esta ayuda adicional.

Además, cada vez se generan más contenidos, parcial o totalmente, mediante inteligencia artificial. Cabe destacar la campaña de carteles de Undiz que presenta modelos creados desde cero mediante inteligencias generativas (Midjourney y Stable diffusion), transportando las piezas de la marca bajo el agua.

Pensemos también en la canción de rap falsa de Angèle creada por Lnkhey en YouTube que hoy cuenta con 11 millones de lecturas o incluso en los libros escritos íntegramente a través de ChatGPT.

También asistimos a la aparición de influencers virtuales en Instagram, como Anne Kerdi, que promociona a Brittany a través de un avatar femenino gigantesco.

(© Fuente de la imagen: https://www.instagram.com/annekerdi/)

Si estas nuevas herramientas nos ayudan a ser más productivos, ¿cómo podemos integrar la inteligencia artificial en nuestros equipos sin distorsionar la esencia misma de la profesión de community manager?

Inteligencia artificial: ¿amiga o enemiga de los comunicadores?

Las innovaciones siempre causan miedo y miedo. Es crucial cuestionar nuestra relación con las nuevas tecnologías en el campo de la comunicación.

Si bien su potencial es innegable, es imperativo utilizarlos de manera reflexiva y responsable.

La desinformación es un riesgo importante que debemos tener en cuenta. Pienso especialmente en los deepfakes, esas controvertidas imágenes falsas que parecen muy auténticas, pero que son el resultado de una creación gráfica a través de la inteligencia generativa.

Para mí, utilizar la IA para crear contenido requeriría total transparencia. Se deben colocar etiquetas específicas en el contenido generado para informar claramente al público. Meta también está trabajando en etiquetar las imágenes que los usuarios publican en Facebook, Instagram y Threads detectando posibles creaciones o modificaciones artificiales.

Para ir más allá, podemos preguntarnos cuál es el lugar de la ética en todo esto. De hecho, al utilizar herramientas que podrían sustituir a determinadas profesiones como la de editor o traductor, ¿estamos contribuyendo a su declive? ¿Realmente tenemos que usarlos…?

Por fin, la convivencia entre inteligencia artificial y community managers es posible. Pero requiere una reflexión profunda sobre las implicaciones éticas, sociales y profesionales de este desarrollo. Aunque técnicamente es posible generar imágenes y escribir textos automáticamente para las redes sociales en unos segundos, para mí los community managers siguen siendo actores esenciales e imprescindibles en la comunicación digital y su experiencia humana sigue siendo insustituible.

-

PREV Mercado de valores: Wall Street abre de forma desordenada, respirando tras un nuevo récord
NEXT Engen & Vivo Energy, nace un gigante energético