“Con Believe, hemos realizado la mayor salida de capital riesgo en Francia en 10 años”

“Con Believe, hemos realizado la mayor salida de capital riesgo en Francia en 10 años”
“Con Believe, hemos realizado la mayor salida de capital riesgo en Francia en 10 años”
-

Menos de tres años después de su entrada en la Bolsa de París, Believe anunció a principios de año su deseo de salir. Ante un contexto económico que se ha deteriorado considerablemente a partir de 2022, las condiciones ya no se daban necesariamente para que la empresa francesa especializada en el desarrollo de artistas y sellos independientes pudiera esperar un futuro brillante en los mercados bursátiles. Un duro golpe para la French Tech, que ahora sueña con impulsar a sus campeones al CAC 40.

Sin embargo, la perspectiva de ver a este antiguo unicornio tricolor abandonar la Bolsa de París no sólo ha hecho que la gente se sienta infeliz. Y con razón, la reventa de acciones de Ventech, un fondo de inversión presente en el gigante musical francés desde 2008, tanto en el capital como en el consejo de administración, ha sido particularmente prolífica. Así, su participación del 12% en Believe estaba valorada en 175 millones de euros, o 36 veces la inversión inicial del fondo de serie A iniciador.

Para locuraJean Bourcereau, socio director de Ventech, recuerda esta aventura única que vinculó al fondo de inversión con Believe durante 16 años.

LOCURA – Ventech entró en el capital de Believe en 2008. ¿Puede recordar las principales etapas de esta inversión, que finalmente se materializó 15 años después?

JEAN BOURCEREAU – En los años 2000, formé parte de la junta directiva de Musiwave, la empresa de Gilles Babinet, pionero de la música móvil (vendida a la estadounidense Openwave por 100 millones de euros y luego a Microsoft, ndr.). Fue él quien nos presentó a Denis Ladegaillerie, el fundador de Believe. Después de 5 minutos de conversación, nos convenció, aunque estábamos bastante quemados por el mundo musical de la época. Su visión ya era muy clara y bien articulada (no ha cambiado en 15 años) y la decisión de inversión fue muy sencilla de tomar.

Por lo tanto, lideramos la serie A en 2008 con nuestros amigos de XAnge, luego seguimos a la empresa, estando siempre presentes en el tablero. Hemos introducido en el capital TCV (fondo americano que participa en el consorcio que acaba de comprar Believe) en un momento en el que había pocos inversores de crecimiento en el mercado: había que esperar hasta que fuera rentable para acceder a esta etapa. También estuvimos bastante activos durante la salida a bolsa de 2021. Tres años después de su salida a bolsa, Believe abandona la Bolsa, o casi, ya que los inversores minoritarios que no quieran participar en la operación podrán conservar sus acciones, a un precio inferior. precio que la introducción.

De hecho, la vida como empresa cotizada no transcurrió según lo previsto, por varias razones… Believe se introdujo al final de la ventana bursátil y se llevó todo el peso de la repentina subida de los tipos de interés. Por lo tanto, fuimos proactivos al abandonar la Bolsa de Valores. Pero no debemos sobreinterpretar esta salida del rating. Ahora estamos en un nuevo ciclo de recuperación y volveremos a ver salidas a bolsa en el mercado de París.

En 2021 éramos muy conscientes de ser pioneros. Con una recaudación de fondos de 300 millones de euros, antes de la de OVHcloud unos meses más tarde, Believe fue durante un tiempo uno de los primeros en llevar a cabo una operación de este tipo en París. Entonces sí, el plan inicial era no abandonar la Bolsa tres años después. Pero el ecosistema europeo es todavía joven y presenta ciertas fragilidades. La subida de tipos lo cambió todo: fue absolutamente masiva y extremadamente rápida. Efectivamente, el precio de salida a bolsa era de 19,5 euros y hoy salimos a 15 euros por acción… pero entre las dos, los tipos pasaron del 0% al 5%.

Pese a este precio de venta inferior al de la salida a Bolsa, ha conseguido un múltiplo de 36 en quince años. Es bastante raro que un inversor comunique el rendimiento individual de sus inversiones: ¿por qué hacerlo hoy?

¡36 es un buen número! Más en serio, un múltiplo de 36 es muy bueno para nuestros inversores, pero la cifra más importante es la valoración de la empresa: casi 1.500 millones. Esto es lo que tiene mayor impacto en el ecosistema. Durante 4 o 5 años se ha prestado mucha atención a los unicornios, pero al final no es nada fácil conseguir esos miles de millones. Ahí tenemos a alguien que pone estos 1.500 millones sobre la mesa para comprar toda la empresa, en efectivo. Se trata de la mayor salida de capital riesgo en Francia en 10 años, desde Criteo.

Esta salida de la Bolsa es positiva para nosotros y también para la empresa: Believe encontrará más recursos y más libertad en un mercado en el que se pueden hacer muchas cosas durante el desarrollo. Hoy en día, Believe es la cuarta mayor discográfica del mundo, detrás de Warner, y su objetivo es subir al podio.

Sobre todo, este es un momento clave para todo el mercado: nos damos cuenta de que es posible tener empresas con un valor de más de mil millones de euros en efectivo. Pero también entendemos que para llegar a esta cantidad hay que alinear muchas estrellas…

Los fondos de capital riesgo suelen tener horizontes de inversión de 6 u 8 años… Con Believe, la línea se completó en 15 años: ¿cómo reaccionaron sus inversores?

Hemos tenido un diálogo completamente abierto y continuo con nuestros LP. El plan inicial era vender las acciones dentro de un año de la IPO. Pero cuando nos dimos cuenta de que el valor de cotización no estaba a la altura, explicamos a nuestros inversores que vender la acción a 8, 9 o 10 euros equivalía a venderla. Sobre todo porque Believe era rentable, estaba en crecimiento y tenía pocos factores de riesgo.

La empresa ha superado sus previsiones cada trimestre desde su creación… pero no se han negociado suficientes volúmenes, lo que crea un círculo vicioso: sin volumen, los grandes inversores institucionales no entran, por falta de liquidez. El consenso de los analistas llevaba mucho tiempo en 15 euros, pero la acción se estancó en torno a los 8 euros. Nuestros inversores fueron pacientes y les fue bien.

Debes tener en cuenta que cuando la empresa inició su crecimiento, casi no había fondos de crecimiento. Lo que Believe hizo en 13 años, podríamos hacerlo en el ecosistema actual en 6 o 7 años. Hoy el mercado es diferente, el apetito por el riesgo ha evolucionado y hay más capital.

Precisamente, dentro del portafolio de Ventech, ¿cuáles son los próximos “Believe”?

Los más cercanos a la liquidez en términos de tamaño son Vestiaire Collective, al que hemos apoyado desde sus inicios como uno de los primeros inversores de capital de riesgo, The Customization Group (anteriormente conocido como Picanova), Veo Technology, Prewave y Ogury. En términos generales, nuestra ambición es llevar nuestras empresas de cero a 100 millones de euros de facturación y más: hemos tenido alrededor de una docena desde la creación de Ventech.

Nuestro modelo es tomar pocas participaciones, pero unirnos al consejo de cada una y permanecer allí el mayor tiempo posible. Sólo así podremos mantener algún tipo de control sobre la validez de nuestras inversiones y garantizar el respeto a los intereses de nuestros inversores.

Esto es tanto más cierto en un mercado más complicado como el actual. En el equipo somos varios los que vivimos la crisis de 2008, e incluso la de 2001… En tales situaciones, debemos estar activos y presentes con los empresarios, lo que requiere tener socios experimentados y no demasiados negocios.

-

PREV Bolsa de Zurich: hacia una apertura sombría y sin impulso
NEXT Todavía millones para faxes en los hospitales de Quebec