Mercado de frutas y hortalizas: opacidad a todos los niveles, señala el Consejo de la Competencia

Mercado de frutas y hortalizas: opacidad a todos los niveles, señala el Consejo de la Competencia
Mercado de frutas y hortalizas: opacidad a todos los niveles, señala el Consejo de la Competencia
-

El Consejo destaca así toda una serie de disfunciones en la cadena de valor, pero también desde la producción hasta la comercialización. Entre los problemas identificados, destaca la ausencia de un marco jurídico específico. De hecho, las regulaciones ya no responden a las necesidades actuales del sector, los mercados mayoristas de frutas y verduras imponen sus propias leyes. Este vacío legal ha fomentado la especulación, exacerbando los desequilibrios en la cadena de suministro.

EL Consejo También destaca los desafíos logísticos y estructurales a los que se enfrentan los mayoristas de frutas y hortalizas. La cantidad, gran variedad y carácter perecedero de los productos, combinados con rutas de distribución largas y peligrosas, alimentan los problemas de especulación y despilfarro. Además, como Marruecos está lejos de haber alcanzado la autosuficiencia alimentaria, su dependencia de las importaciones para satisfacer la demanda nacional expone al país a riesgos vinculados a las fluctuaciones de precios en los mercados internacionales.

El informe se centró en tres preguntas principales: ¿cuáles son los cambios políticos e institucionales esenciales que se deben emprender con carácter prioritario? ¿Dónde y cómo deberíamos centrar nuestros recursos disponibles? ¿Cómo debería diseñarse el desarrollo agrícola para que sea a la vez eficiente y eficaz?

EL Consejo informa que las políticas públicas deben adaptarse a la situación específica de Marruecos y responder prioritariamente a sus necesidades. Aunque no existe una solución universal lista para usar, se han propuesto algunas sugerencias generales, aplicables a todo el país o adaptadas a situaciones típicas encontradas en determinadas regiones. la opinión de Consejo apoya la idea de que es crucial actuar en dos frentes principales. Rétablir la connexion entre producteurs et consommateurs (la disjonction des intérêts des uns et des autres constituerait un pilier du capitalisme), d’une part, et la « relocalisation» de la vente agricole, en mettant en avant les initiatives à l’échelle locale , del otro. La hipótesis es que este vínculo con el ” local “ promovería un “proximidad” con el productor (agricultor, horticultor, carnicero, pescadero, pastelero, etc.) y una cierta equidad (precios asequibles y ubicación estratégica: ni en el hipercentro, ni demasiado lejos).

A esto se suma la importancia de informar y educar a los consumidores en temas alimentarios. El conocimiento permite tomar decisiones informadas y participar activamente en la transformación de los sistemas agrícolas. Para promover una democracia alimentaria verdaderamente inclusiva es necesario sensibilizar al público en general, particularmente a través de los medios de comunicación, sobre cuestiones como la procedencia de los alimentos, las condiciones laborales de los agricultores y los impactos ambientales de las diferentes formas de agricultura.

Al permitir que los consumidores tomen decisiones informadas y conscientes, el Consejo explica que una gobernanza reforzada ayudaría a configurar sistemas alimentarios más justos, sostenibles y equitativos.

-

PREV ¿Qué lugar ocupa la RAM en el cambiante cielo africano?
NEXT ¿Cómo serán las citas en 2024?