¡Pasaron cientos de horas en una isla que no existe! Este sorprendente documental los conoció – Actus Ciné

-

Estrenado el 17 de abril, el documental “Knit’s Island”, producido por un trío formado en Bellas Artes de Montpellier, cuestiona la relación con la realidad en un videojuego en línea. El resultado es tan sorprendente como fascinante.

Los universos de videojuegos en gigantescos mundos abiertos, a veces naturalistas e hipnóticos como el western Red Dead Redemption 2, o totalmente urbanos como GTA V, auténtica contraparte videojuego de la ciudad de Los Ángeles, también han suscitado a su paso el deseo de muchos. artistas, fotógrafos o cineastas, por ejemplo, para descubrir y sumergirse en estas obras, como otros tantos materiales de investigación para sus creaciones.

Ya sea por sus entornos naturales o urbanos, o, por supuesto, por sus comunidades de jugadores, capaces de pasar cientos de horas en sus universos favoritos.

Guilhem Causse, Ekiem Barbier y Quentin L’helgoualc’h se conocieron durante sus estudios en las Bellas Artes de Montpellier. En 2016 formaron un grupo de investigación que cuestiona la relación con la realidad en los videojuegos online. En 2017, probaron suerte con una primera exploración documental en el juego GTA V Online y produjeron el mediometraje Marlowe Drive, que emitieron con motivo de una exposición retrospectiva sobre el cine de David Lynch en el centro de arte de Montpellier.

Vendiendo tu piel muy cara

En el trabajo de esta isla de Knit, el trío esta vez deja sus maletas en una isla absolutamente gigantesca, de 250 km². A veces se necesitan horas para llegar de un punto a otro a pie, especialmente cuando no se dispone de un vehículo para conducir. Un territorio hostil en el que los individuos se unen como comunidad para simular una ficción de supervivencia. Disfrazados de avatares, el trío de directores ingresa a este lugar y entra en contacto con los jugadores.

Un lugar que sin duda los jugadores más experimentados reconocerán. Así es el fascinante y desolado universo del juego DíaZ. Lanzado en 2013, sitúa a los jugadores en un mundo zombie post-apocalíptico, donde una misteriosa epidemia ha transformado a la mayor parte de la población en agresivos seres infectados.

DISTRIBUCIÓN NORTE

Su mundo es absolutamente despiadado y perfectamente punitivo. En el buen y puro Survival, debes cuidarte, comer, dormir, construir y organizar refugios y luchar contra los zombies que infestan la isla. Y sobre todo, prepárate para venderte caro frente a otros jugadores. La búsqueda de equipo de supervivencia (armas, armaduras, etc.) se convierte en la búsqueda del Grial.

Recibir una bala fuera de lugar significa la muerte permanente… y la pérdida de todo tu equipo. Volver al punto de partida. Suficiente para arruinar felizmente cientos de horas dedicadas a ello. Y sobre todo, algo para unir a los jugadores, que formen comunidades y se ayuden unos a otros.

“Sentimos que tenemos recuerdos reales, como si realmente hubiera sucedido”

Para poder producir el fascinante material de su tema, que es casi un estudio sociológico, los realizadores se sumergieron en este universo durante cientos de horas, lo que finalmente resultó en 170 horas de acometidas.

DíaZ es un juego que fomenta el juego de rol, cada personaje tiene su propia historia la cual evoluciona según la imaginación del jugador. La gente se reunió en La isla del tejido se revelan sin salir de sus personajes, o muy raramente. Aquí, un personaje encontrado en medio de la noche les enseña cómo encontrar su camino leyendo el mapa del cielo usando la posición de la Osa Mayor.

Allí, el encuentro con un grupo de anarquistas que se autodenominaban “las Sombras de la Noche”, encabezados por una mujer, que espetó por su micrófono: “Todos tenemos orígenes diferentes, pero tenemos una cosa en común: nos gusta matar. Matar gente es divertido. Algunas personas también se las comen”.

Además, se trata de una comunidad de jugadores que abogan por la no violencia, más preocupados por cultivar hortalizas en sus huertos que por erradicar la amenaza de los zombies o luchar contra jugadores hostiles, intentando vivir como en un búnker.


DISTRIBUCIÓN NORTE

¿Y qué pasa con este avatar vestido como un reverendo occidental de una iglesia de tendencia lovecraftiana llamada “Iglesia de Dagoth”? ¿Cómo hace para sobrevivir? “Creo que todos tenemos diferentes influencias de películas de apocalipsis y películas de zombies” comenta el jugador detrás de su micrófono. “A algunos les gusta interpretar a los malos, a otros a los lobos solitarios. Esto es como una película larga”. Él añade : “Después de varias aventuras, sentimos que tenemos recuerdos reales, como si realmente hubiera sucedido”.

“Muchos jugadores enfatizan el lado contemplativo del juego. Tenemos la impresión de que, para algunos, incluso se convierte en un sustituto para paseos por la naturaleza o momentos de relajación”. comenta Ekiem Barbier, uno de los directores. No necesariamente lo suficiente como para hacerles perder el contacto con la realidad, como tendemos a pensar, por comodidad y pereza intelectual.

-

PREV En exposición en Arletty hasta el 7 de mayo
NEXT ¿Éxito o fracaso de la película de Amy Winehouse en Francia? ¡La taquilla!