Francofolies de La Rochelle: “Antes los artistas venían a vernos y festejar en la calle en las paredes”

Francofolies de La Rochelle: “Antes los artistas venían a vernos y festejar en la calle en las paredes”
Francofolies de La Rochelle: “Antes los artistas venían a vernos y festejar en la calle en las paredes”
-

El inicio de la 40ª edición de Francofolies, es este miércoles 10 de julio en La Rochelle, con Eddy de Pretto, Etienne Daho y Sting en el cartel que actuarán en el gran escenario Jean-Louis Foulquier. Si asistes al Festival, no te los puedes perder. Si giras la cabeza hacia la derecha cuando miras al escenario, los verás en primera fila las noches de concierto: en balcones y ventanas de viviendas en la calle en paredesque recorre y domina la explanada de Saint-Jean-D’acre.

Son un puñado de privilegiados que viven todo el año. en esta pequeña arteria pavimentada, que conduce a la torre Chaine. ¿Privilegiado? Todo el año, sí, pero durante las Francofolies, no necesariamente. Si pueden asistir gratis a conciertos con un poco de altura, La convivencia con el festival y su gran barnum trae consigo sus molestias.particularmente sonoro, hasta el punto de que algunos residentes huyeron de sus hogares durante las Francofolies.

El festival Francofolies visto desde la calle en las paredes de La Rochelle © Radio Francia
Eric Le Bihan

“Tuvimos mesas grandes con los artistas, fue muy lindo”

Para estar seguro, caminamos por la pequeña calle adoquinada en medio de un enjambre de turistas y vamos de puerta en puerta. Muchas campanadas no tienen ningún efecto, pero Véronique y Jean-Philippe tienen la amabilidad de abrirnos sus puertas. La pareja vive aquí desde hace 20 años y conoce los buenos años de las Francofolies.. “Al principio, hace 20 años, nos pareció genial, nuestros hijos eran adolescentes, era una fiesta, era la fiesta de los vecinos. En aquella época los artistas hacían menos giras, así que tenían tiempo de pasar por nuestra casa”. Teníamos mesas grandes, fue realmente agradable.confiesa Véronique.

Por la calle de las murallas pasaron Benabar, Matthieu Chedid, Voulzy y Souchon e incluso Gaétan Roussel. Hoy los artistas ya no vienen y la pareja está un poco saturada. Incluyendo el montaje y desmontaje de las estructuras, las molestias duran más de tres semanas. Tienen suerte de poder refugiarse en la tranquilidad de las marismas poitevinas, donde tienen un segundo hogar. “Podemos ponernos en contacto muy fácilmente cuando nos saturamos demasiado con los decibelios y todo lo demás, pero por lo demás, apreciamos mucho el eventoadmite Jean-Philippe.

Calle en las murallas: vista impresionante del escenario principal de Francofolies © Radio Francia
Eric Le Bihan

Los cubitos de ron de Laurent Voulzy

La pareja aprecia la suerte que tienen de vivir aquí y felizmente nos invita a obtener una perspectiva y compartir su punto de vista. Dirígete al apartamento de un vecino en el último piso de la opulenta residencia., a través de las zonas comunes y una escalera de madera catalogada. La vista de la explanada de Saint-Jean-D’acre desde las dos ventanas es impresionante, pero hay aún mejor. Desde los balcones o terrazas en los que los vecinos se reúnen durante todo el año para la fiesta de vecinos, versión “Francofolies”.

Durante 20 años, Véronique y Jean-Philippe han recopilado recuerdos de conciertos memorables. El de Yannick Noah dio un concierto bajo una terrible tormenta. Estaba lloviendo a cántaros. Nos comunicamos con él. Les dijo a los espectadores: todos nos refugiaremos con la gente de allá arriba. Nos hizo cantar, fue muy divertido.”, recuerda Verónica. Otro recuerdo embriagador: Laurent Voulzy y sus cubitos de ron colocados en la ventana. Él felizmente se sirvió a sí mismo. Fue realmente una fiesta por un tiempo”.

Fotos de recuerdo de Benabar y Gérald de Palmas pasando por Véronique y Jean-Philippe © Radio Francia
Eric Le Bihan

“Cuanto mejor van las cosas, más gente que vive aquí todo el año se marcha durante el festival”

Estos momentos de convivencia con los artistas han desaparecido. Quedan los inconvenientes. Empieza a las 8 de la mañana con el camión barriendo y ni siquiera para el fin de semana. Así que cuanto mejor van las cosas, más gente que vive aquí todo el año se marcha durante el festival. Incluso nuestros hijos están hartos. Vuelven una o dos noches como máximo. Aunque el espíritu festivo ha evolucionado, todavía hay muchas peticiones de los residentes de la calle en las paredes. “Tendemos a tener un poco de presión y tenemos que saber regularla.. Tenemos gente que está más interesada en la ubicación que en mi modesto yo, pero bueno, depende de nosotros saber colocar el cursor. Creo que llegamos allí después de 20 años (risas)”, concluye Jean-Philippe.

La pequeña familia que se refugiará en el Marais Poitevin volverá el miércoles a su apartamento de la Rue sur les Murs para asistir al concierto de Sting con un poco de altura. Véronique y Jean-Philippe volverán el domingo 14 de julio y el espectáculo de Jean-Michel Jarre. France Bleu La Rochelle también está en primera línea de esta 40ª edición de las Francofolies. France Bleu La Rochelle le ofrece un programa especial “Francofolies 2024” todos los días hasta el domingo 14 de julio entre las 15 y las 17 horas en la Cour des Dames.

-

PREV El plan “Pericles”: millones para la extrema derecha y una victoria para RN
NEXT La comitiva de Leny Yoro expresa su destino favorito