No hay una solución perfecta por debajo de los 12 millones para el techo del Centro Recreativo Rock Forest

No hay una solución perfecta por debajo de los 12 millones para el techo del Centro Recreativo Rock Forest
No hay una solución perfecta por debajo de los 12 millones para el techo del Centro Recreativo Rock Forest
-

Tras sustituir el año pasado el sistema de refrigeración, no sin algunos fallos técnicos, los servicios municipales tuvieron que recurrir a la reparación del tejado, dos elementos que forman parte de un proyecto de 6,6 millones financiado en gran parte por la subvención de 5 millones obtenida en el marco de la celebración del Juegos de Quebec el pasado mes de marzo.

Quedan 3,6 millones de dólares disponibles, salvo que, al inspeccionar el edificio, los equipos comprobaron que el tejado está tan dañado que se necesitarían más de 12 millones de dólares para una reparación completa de la envolvente, según presentó el martes al ayuntamiento el responsable de la división de edificios, Louis Nadeau. Incluyendo los elementos interiores, la estimación total asciende a 15 millones.

En algunos lugares, debido a los repetidos impactos de las pelotas de tenis, casi podemos ver el exterior debido al estado de la membrana, subrayó ante los responsables electos. El tejado también sufrió varias infiltraciones de agua, reveló también la inspección, que ya se conocía.

Algunas imágenes tomadas de la inspección del sobre del Centro Recreativo Rock Forest. (Ciudad de Sherbrooke)

los pequeños pasos

Dada la magnitud de la tarea, la estrategia propuesta por la administración fue concentrarse en una sección del edificio, concretamente el anexo en un extremo del centro, utilizado para raquetbol.

También se realizará una intervención “parcial” en el tramo del otro extremo, donde se encuentran dos pistas de tenis. Este escenario, aprobado por el consejo, permitiría realizar obras en 2026 con los 3,6 millones disponibles, aunque las necesidades sigan siendo inmensas a partir de entonces.

Una de las opciones, no recomendada por los servicios, incluía incluso la demolición del anexo donde se ubica la cancha de frontenis con fines de ahorro a largo plazo.

La concejala Christelle Lefèvre consideró que se trata de un ejemplo más de falta de planificación en el mantenimiento de los bienes municipales. “Estamos actuando con urgencia”, observó, a lo que el director general Éric Sévigny respondió que contaba con la aplicación de la política de gestión de activos para remediar la situación. “Queremos ser proactivos y frenar estas malas noticias. […] Queremos romper con este modo de reacciones”, comentó.

Annie Godbout, concejala municipal del distrito de Rock Forest
(Maxime Picard/Archivos La Tribune)

Las conclusiones parecieron menos sorprendentes para la asesora del sector, Annie Godbout, que señaló la ausencia de inversiones desde hace varios años en el edificio. “Podemos ver claramente a simple vista [la détérioration]”, compartió.

El electo de Rock Forest cuestionó especialmente la voluntad de la administración de confirmar la vocación deportiva del local, temiendo “quitar opciones” en el expediente paralelo de reubicación de organizaciones comunitarias que actualmente se encuentran en el centro Optimist.

Su colega Nancy Robichaud también compartió sus temores sobre este proyecto que parece estancado en la ciudad. La alcaldesa Évelyne Beaudin reconoció la necesidad de “acelerar el proyecto de reubicación” y dijo que no creía en un escenario en el que las organizaciones comunitarias aterrizaran en el centro recreativo, favoreciendo así confirmar su vocación deportiva.

-

PREV los conciertos de rondavel mantenidos por el ayuntamiento
NEXT un club histórico se une al baile de Alexandre Mendy