La familia Toner, un pozo sin fondo para la U de M

La familia Toner, un pozo sin fondo para la U de M
La familia Toner, un pozo sin fondo para la U de M
-

El hockey es a menudo un asunto de familia y ciertamente no es Marc-André Côté quien dirá lo contrario. Después de haber confirmado hace unas semanas la llegada de Myriam Thériault, cuya prima Julie jugó algunas temporadas antes de la era pandémica, el entrenador de las Aigles Bleues de la Universidad de Moncton confirma la de Abby Toner, sexta integrante del famoso Grand Falls linaje que se asociará con la historia de Bleu et Or dentro de 60 años.

Thériault y Toner también tienen en común haber vestido los colores de Western Flames, un equipo con sede en Fredericton que juega en el Circuito Femenino AAA U18 de Nueva Escocia.

Thériault, capitán del club, fue elegido el defensor más útil de la liga, además de ganarse un lugar en el primer equipo de estrellas.

Toner finalizó en el puesto 15 entre los máximos anotadores (14-16=30), además de ganarse un lugar en el segundo equipo de estrellas.

Marc-André Côté también estuvo muy orgulloso de hablarnos de la hija de Terry, el único miembro de la familia que disfrutó de un campeonato nacional con los Aigles Bleus en la primavera de 1995.

“Abby tiene la misma ética de trabajo y la misma intensidad que su padre”, subraya Côté. Definitivamente tiene un gran potencial ofensivo. Tenemos un buen jugador para desarrollar allí”.

La joven acadiana de 18 años, contactada a media tarde, se describió a sí misma como una pequeña plaga como Brad Marchand en el hielo.

“Soy intenso y me gusta trabajar duro y luchar por el disco. No soy una jugadora sutil, pero me gusta marcar goles”, afirma.

Está particularmente orgullosa de decir que es el sexto miembro de la familia en formar parte del programa de hockey de la U of M. Sin embargo, es la primera niña.

Los otros cinco son Vance Toner, que fue el entrenador en jefe del equipo en 1965-66, Guy Toner, que participó en el campo de entrenamiento del equipo en 1988, su padre Terry, que jugó de 1991 a 1995, Scott Toner, un defensor estrella entre 2002 y 2007, así como el lateral Denis Toner, que juega con el equipo masculino desde 2020.

“He escuchado historias sobre las Águilas Azules desde que era muy pequeña”, dice riendo. Por mi parte, soñaba con jugar en la selección femenina desde los 12 años. Recuerdo haber visto partidos en ese momento. También siempre me ha gustado el estilo de Shanni (Rossignol) que viene de mi zona. Había CEGEP y colegios en Quebec que querían verme, pero no había otra opción para mí que las Aigles Bleues”.

Abby Toner no duda en trabajar duro para llegar al campo de entrenamiento en la mejor condición física de su carrera.

“Voy al gimnasio, hago CrossFit y corro regularmente todas las noches, ya sean sprints o 5 km. Estoy trabajando duro para estar preparado”, dice el guardia de 5 pies 3 pulgadas.

En resumen… El campo de entrenamiento de Aigles Bleues comenzará el 26 de agosto. Marc-André Côté dice que espera cerca de 30 niñas en el campamento. “Siempre hay agentes libres que se presentan y a veces hay sorpresas. Una chica como Janie Caissie, que sigue con nosotros después de dos temporadas, se unió así al equipo”, recuerda Côté… Además de Abby Toner, las recién llegadas que ya tienen asegurado un puesto en las Aigles Bleues son la portera Molly Collin y la delantera Kelsey Hungerbuhler. de Quebec, las bases Arianne Roy de Petit-Rocher y Myriam Thériault de Fredericton, así como la delantera Annie-Pier Morency de la Isla del Príncipe Eduardo…

Arianne Roy ha recuperado el gusto por el hockey y se incorpora a los Bleu et Or

La acadiense de Petit-Rocher Arianne Roy jugó una decena de partidos con los Stingers de la Universidad Concordia de Montreal. Ahora vestirá los colores de las Aigles Bleues de la Universidad de Moncton. – Cortesía

Abby Toner no es la única recién llegada que se unió tarde al programa de hockey femenino Aigles Bleues en la Universidad de Moncton. La semana pasada, el equipo también anunció que la fullback Arianne Roy también usará los colores del equipo este otoño.

Para Roy, será un regreso al juego después de un año sabático de casi dos años.

Así, jugó durante tres temporadas con los Stingers de la Universidad Concordia de Montreal, donde también disfrutó de un título nacional en la primavera de 2022.

Arianne Roy, cuyo hermano menor, Antoine, juega en la organización Cape Breton Eagles en la QMJHL, llega a territorio familiar en la U de M ya que ya conoce a varias chicas del equipo, incluidas Shanni Rossignol, Érica Plourde, Valérie Haché y Annick Boudreau. .

“Pensé que había terminado con el hockey porque había perdido el gusto por jugar. Las ganas de jugar volvieron el invierno pasado, cuando ocupé el puesto de segundo entrenador en los Rebelles del Liceo Népisiguit, además de llevar al equipo Sub-13 del Norte al Campeonato Nacional “Atlántico”, dice el joven de 22 años. atleta.

“Cuando decidí dejar de jugar, en plena mi tercera temporada con los Stingers, fue también para priorizar mis estudios. Entonces me sentí muy cómodo con mi decisión. Hockey, estaba convencido de que se había acabado. Pero cuando volví a casa para continuar mis estudios en Bathurst College, decidí volver al hockey como entrenadora”, dice.

Por la fuerza de las circunstancias, volvieron las ganas de volver a la acción y fue entonces cuando le deslizó unas palabras a Tania Martin, una de las asistentes de Marc-André Côté con los Bleu et Or.

Las conversaciones comenzaron en marzo, pero sólo en las últimas semanas las cosas se han acelerado. Aunque sus estudios son siempre la prioridad, cree que podrá compaginar todo con el hockey durante las dos próximas campañas.

“Creo que todavía tengo mucho hockey que dar. También agradezco a Tania y Marc-André durante todo el proceso. Me hicieron sentir bienvenido. Está claro que me gustaría tener un papel importante en el equipo. De hecho, vi algunos partidos la temporada pasada y pensé que era un gran grupo de chicas. De hecho, conozco a varios de ellos. Y no ocultaré que ver que el equipo tiene alrededor de diez acadianos me ayudó a tomar mi decisión”.

Marc-André Côté, por su parte, está convencido de que Roy lo tiene todo para dominar.

“Ya le habíamos echado el ojo a Arianne incluso antes de que se uniera a los Stingers”, dice Côté. Desafortunadamente, nuestro interés por ella no funcionó a nuestro favor en ese momento. Ella es una jugadora acadiana y queremos que los mejores vengan a jugar para las Aigles Bleues, no para otro lado. Obviamente, debido a que no ha jugado mucho en los últimos años, necesitará un poco de tiempo para recuperar su juego, pero sé que acabamos de encontrar a una chica muy sólida contra la cual es difícil jugar. Es una defensa completa que juega de la manera correcta. Verás, ella sabe hockey”.

Aunque formó parte del programa Stingers durante tres temporadas, Arianne Roy solo jugó un total de 12 partidos de temporada regular y algunos partidos preparatorios.

La razón es muy sencilla. En su primera temporada, la 2020-2021, la pandemia obligó a cancelar toda la campaña. Luego, una mononucleosis y una fractura en un brazo le hicieron perderse toda la temporada 2021-2022. Sin embargo, entrenó con las chicas y las vio ganar el título nacional en la primavera. Finalmente jugó partidos en 2022-2023, pero tomó la decisión de dejar de jugar al hockey durante las vacaciones de Navidad.

-

PREV “Casi lo mato”: Lanzado a más de 150 km/h por carreteras rurales para escapar de la policía, provoca un accidente
NEXT Mortal Kombat 1: Takeda azota severamente en vídeo – Noticias