Legislativo: en una ciudad de Toulouse, el “miedo” a una victoria de RN

Legislativo: en una ciudad de Toulouse, el “miedo” a una victoria de RN
Legislativo: en una ciudad de Toulouse, el “miedo” a una victoria de RN
-

En el barrio obrero de Izards, en Toulouse, muchos jóvenes dicen tener “miedo” en caso de una victoria de la Agrupación Nacional (RN) el domingo 7 de julio, lo que les empujaría a ir a votar o, para algunos, a votar. pensar en abandonar Francia. Estacionando su bicicleta durante su pausa para el almuerzo, Coraline, una mujer de 32 años de la Isla de la Reunión, votó por primera vez el domingo y regresará el 7 de julio. “Si les dejamos la puerta abierta, las cosas saldrán mal”, afirmó la joven, cajera de un supermercado.

” Guerra civil “. “Habrá una guerra civil”, continúa. Una perspectiva que no teme y que incluso “espera” para “poder defender nuestros derechos, aunque sea mediante la violencia”, dice apasionadamente, con un chaleco de trabajo rojo sobre los hombros. “Todos en mi trabajo también votaron por primera vez. ¡Nos estamos movilizando! “, ella explica.

A unos cientos de metros, al pie del edificio donde creció con su madre, Ryan Lachaini, de 23 años, de origen marroquí y reunionés, dice que el domingo también tomó un camino que no conocía: el de su colegio electoral. , “para bloquear el RN”. “Me temo que va a ser peor”, dice este trabajador de una universidad, cuando menciona la hipótesis de una mayoría absoluta para Jordan Bardella. Por tanto, el próximo domingo votará sobre el PFN, esperando “que la gente se movilice”.

Dejar. Cerca de una salida del metro, Nabil, de 30 años, devora un sándwich con un colega. Este peluquero argelino que vive en Francia desde hace nueve años no puede votar, pero espera que los franceses “tomen la decisión correcta”. “Si pudiera votar, sería por el partido de Mélenchon”, confiesa, y añade: “Si el RN aprueba, me iré antes de que me obliguen a hacerlo. »

Una extremidad que también evocan en la plaza central del barrio Safia Abelkerim, vestida con un hiyab, o Leïla, de 22 años, que vino de España hace cuatro y que regresará allí “si se vuelve demasiado complicado”. . « Mal vue, car je porte le hijab », Safia se dit désabusée, n’a pas voté le 30 juin et n’ira pas plus le 7 juillet : « On dit que la France c’est Liberté, Egalité et Fraternité, mais es falso. »

Un punto de vista compartido por Patrice, guadalupeño de 37 años, para quien “lo que está pasando es repugnante”. “Si mi documento de identidad no me fuera útil, ya lo habría quemado”, declara, confiando en su “miedo” porque, afirma este demandante de empleo que llegó a Francia continental hace doce años, “soy un hombre de ébano”.

“Mala apariencia”. Muchos temen la liberación del racismo que ya han tenido que soportar. “Soy francesa, de la Reunión, no tengo nada que temer en sí, pero todavía tengo un color muy oscuro, ya me han llamado árabe sucia”, dice. “A mi madre ya la golpearon con un bate de béisbol porque es negra, hace como diez años. Esta gente existe”, insiste, mientras Ryan Lachaini, de piel y ojos oscuros, afirma haber recibido “muchas más malas miradas en la calle” en los últimos días.

“Muchos racistas ya no se esconden”, cree, y cuenta que uno de sus amigos “que trabaja en el sector de la fibra fue insultado por un cliente llamándolo ‘malo’”. “Se negó a dejarle volver a casa”, continúa. En su banco de la plaza, Ali, de 89 años, con un bastón en la mano, “siempre votó” y “esperó toda su vida que los racistas no pasaran”. Con un folleto del PFN que lleva en el bolsillo, este tunecino que luchó en la guerra de Indochina recuerda: “Luché por el país, mis dos hermanos murieron en la guerra. » “Me dispararon dos veces”, dice, señalando su brazo derecho y su muslo izquierdo.

Ali tunecino, partidario del Nuevo Frente Popular, 2 de julio de 2024 en Toulouse, Alto Garona – Matthieu RONDEL – Toulouse (AFP)

En los colegios electorales de Izards, un barrio joven (38% menores de 25 años) con más del 26% de extranjeros y una tasa de pobreza del 41,8% (según el INSEE), la diputada saliente del LFI, Anne Stambach, obtuvo el 53,65% de los votos. En el conjunto de esta segunda circunscripción del Alto Garona, que también incluye los suburbios más prósperos al noreste de la cuarta ciudad de Francia, lidera con el 40,53% de los votos, en un triángulo que también reúne a Jean-Luc. Lagleyze (mayoría presidencial, 27,91%) y Frank Khalifa (RN, 26,41%).

Sara Khorchi

© Agencia France-Presse

-

PREV La subida de los precios pesa sobre las vacaciones en Marruecos
NEXT El Consejo Nacional de Prensa presenta las conclusiones de su trabajo