Fuentes médicas palestinas anuncian 24 muertos en ataques israelíes en Gaza: Noticias

-

Fuentes médicas palestinas anunciaron 24 muertes en ataques aéreos israelíes el sábado en la ciudad de Gaza, un día después de los mortales tiroteos cerca de una oficina del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en el sur del asediado territorio palestino.

Mientras se intensifican los combates entre el ejército israelí y el movimiento islamista Hamás, al menos 20 personas murieron y varias más resultaron heridas en un ataque aéreo contra una casa en el barrio de Al-Tuffah, informó a la AFP el portavoz de Defensa Civil de Gaza, Mahmoud Basal. . Otras cuatro personas murieron en un ataque en el campo de refugiados de Shati, dijo.

El doctor Mahmoud Aliwa, del hospital Al-Ahli, confirmó que 24 cadáveres habían sido trasladados al centro.

La víspera, disparos de “gran calibre” provocaron “una afluencia masiva de víctimas hacia el hospital de campaña de la Cruz Roja”, cerca de su oficina, que “recibió 22 muertos y 45 heridos”, indicó el CICR, sin precisar el origen de los disparos.

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, condenó el sábado los mortales tiroteos y pidió la apertura de una “investigación independiente”.

El Ministerio de Salud del gobierno de Gaza, territorio gobernado por Hamás, acusó a Israel de haber “atacado las tiendas de campaña de los civiles desplazados en Al-Mawasi”, reportando 25 muertos y 50 heridos.

La zona costera de Al-Mawasi, cerca de Rafah, alberga a personas desplazadas por los combates en el resto del territorio palestino. Israel la había declarado “zona humanitaria”, en teoría segura para los desplazados.

Un portavoz del ejército israelí declaró a la AFP que “una investigación inicial sugiere que no hay indicios de que se haya llevado a cabo un ataque” por parte del ejército en Al-Mawasi.

El sábado se produjeron intercambios de disparos a primera hora de la mañana entre combatientes palestinos y fuerzas israelíes en la ciudad de Gaza, según un periodista de la AFP. En el barrio de Zeitoun, los testigos vieron helicópteros israelíes disparando contra combatientes palestinos.

– “No hay lugar seguro” –

Sentada sobre un bloque de cemento, una mujer palestina llora el sábado ante el cuerpo de un familiar envuelto en una lona blanca, asesinado por estos disparos.

Hombres cargan el cuerpo de otra víctima en una camilla, con las paredes ennegrecidas por las llamas al fondo. El humo aún se escapa de las cenizas en un terreno reducido a un campo de escombros carbonizados.

“Recientemente, aviones de combate del ejército atacaron dos sitios de infraestructura militar de Hamás en el área de la ciudad de Gaza”, dijo el ejército en un comunicado el sábado.

Según testigos, al menos cuatro edificios residenciales y casas vecinas fueron destruidos durante los ataques aéreos, provocando varias víctimas. Estos ataques tuvieron lugar en el campamento de Chati y en el barrio de Daraj Tufah en la ciudad de Gaza.

La guerra en Gaza fue desencadenada por un sangriento ataque del movimiento islamista palestino Hamás el 7 de octubre contra Israel, que provocó la muerte de 1.194 personas, en su mayoría civiles, según un recuento de la AFP basado en datos oficiales. De las 251 personas secuestradas ese día, 116 siguen detenidas en Gaza, 41 de las cuales están muertas según el ejército.

En respuesta, Israel prometió aniquilar a Hamás, en el poder en Gaza desde 2007 y clasificado como organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea en particular. Su ejército lanzó entonces una ofensiva total en Gaza, que hasta el momento ha dejado 37.551 muertos, en su mayoría civiles, según datos del Ministerio de Sanidad del gobierno de Hamás.

Esta ofensiva ha provocado un desastre humanitario: la población, privada de todo, sobrevive en condiciones extremadamente difíciles, rodeada de fronteras herméticamente cerradas. La ayuda internacional, esencial para satisfacer las inmensas necesidades de la población, tiene dificultades para llegar, lamenta la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Una pausa diaria anunciada recientemente por Israel en una ruta del sur, presentada como una forma de facilitar la entrada de ayuda a Gaza a través del cruce israelí de Kerem Shalom, no tuvo “ningún impacto”, según la OMS. La afluencia de ayuda “ha sido mínima”.

En el pequeño territorio donde viven unos 2,4 millones de palestinos, “más de un millón de personas están en constante movimiento” con la esperanza de encontrar un lugar seguro, mientras que “ningún lugar es seguro”, afirmó el doctor Thanos Gargavanis, jefe de emergencias de la OMS. .

“No vemos ninguna ayuda (…) Todo lo que comemos proviene de nuestro propio dinero y es muy caro”, lamenta Om Mohammad Zamlat, de 66 años, desplazado en Khan Younes (sur). “Esperamos que esta guerra termine y regresemos a casa”.

– Violencia transfronteriza –

Mientras las negociaciones para un alto el fuego están estancadas, la guerra ha provocado un estallido de violencia en la frontera entre Israel y el Líbano, donde los enfrentamientos son casi diarios. Recientemente se han intensificado los intercambios de disparos entre el ejército y Hezbollah, un movimiento apoyado por Irán.

En un discurso televisado, el líder de Hezbolá, Hassan Nasrallah, advirtió el miércoles que “ningún lugar” de Israel se libraría de los misiles de su movimiento, después de que el ejército israelí anunciara la validación de “planes operativos para una ofensiva en el Líbano”.

El viernes, el movimiento chií afirmó haber llevado a cabo ataques contra objetivos militares fronterizos. En el Líbano, los medios informaron sobre ataques y bombardeos israelíes contra varios lugares en el sur del país.

El Líbano no debe convertirse en “otra Gaza”, pidió el jefe de la ONU, Antonio Guterres, destacando los temores de una conflagración regional.

-

PREV Comentarios racistas, exclusión del XV de Francia, investigación abierta por amenazas de muerte… Le resumimos el caso Jaminet
NEXT Nuevo alcalde, emergencias, tráfico… Las 6 noticias del martes 16 de julio en Caen