Juicio en Yverdon: “Nunca quise matar a mi hermano”

Juicio en Yverdon: “Nunca quise matar a mi hermano”
Juicio en Yverdon: “Nunca quise matar a mi hermano”
-

“Nunca quise matar a mi hermano. Me lavaron el cerebro. Es porque el diablo se metió en mi cabeza”. Con estas palabras Lucas*, de 22 años, explicó el miércoles ante el Tribunal de Yverdon-les-Bains (VD) las circunstancias que le llevaron a cometer lo irreparable durante el encierro. Un día de abril de 2020, este joven, que padecía autismo infantil, llevó a su hermano menor, que padecía el mismo trastorno, a un bosque del cantón. Luego usó un hacha y alcohol isopropílico, antes de encender un encendedor.

En este juicio por asesinato, las partes y los peritos son unánimes: el acto de alguien que se califica de respetuoso de las reglas, conciliador y no violento, es inseparable del contexto en el que ocurrió. METROmi Gilles Monnier, abogado de sus padres, habla de “doble encierro: el del autismo y el del encierro”. Un período durante el cual Lucas se vio privado de sus clases de paisajismo, de sus contactos con el exterior, de sus abuelos y de sus actividades de ocio, de todo lo que él llama sus muletas. “Semejante pérdida de orientación es un cataclismo para quienes viven de lo establecido. Estaba debilitado, abrumado, desorientado”.

Apasionado de los superhéroes, el joven pasó sus días jugando videojuegos y viendo una serie de Marvel, llegando incluso a “reproducir casi idénticamente” una escena de ficción. “Debido a su trastorno mental, fue influenciado en la forma de cometer su acto. Hubo mímica”, informa su abogado, M.mi Aude Vouillamoz.

“No tenía recursos para liberar sus tensiones y no podía verbalizarlas. Terminó eligiendo la peor solución”, añadió el fiscal Laurence Brenlla. Considerando la responsabilidad muy disminuida de la imputada al momento de los hechos, requirió 6 años de prisión y atención institucional en un ambiente cerrado que, como recomiendan los expertos, le brindará a Lucas un ambiente seguro.

“Perdí a mis dos hijos”

“Es una doble tragedia para mí. Perdí a mis dos hijos de un solo golpe. Espero justicia humana, tanto para mi hijo menor como para el mayor, confió la madre. Espero una justicia que tenga en cuenta las graves consecuencias de la discapacidad y las circunstancias que contribuyeron en gran medida a la tragedia que ocurrió”. Por su parte, el padre, que recuerda que la pareja vivió con dos niños autistas durante casi veinte años, lamenta “la falta de estructuras y apoyos ofrecidos por las instituciones”. Quiere que “la justicia tenga en cuenta los factores humanos y la angustia” en la que se encontraba su hijo.

“Su trabajo está dando frutos”

“En el momento de los hechos, la pericia concluyó que Lucas no había comprendido la gravedad de sus actos”, informa su abogado. Los peritos consideraron que el acusado se arrepentía terriblemente de ello, aunque dentro de los límites de sus capacidades de introspección, que consideraba débiles. El acusado ya lleva cuatro años en prisión, en una unidad psiquiátrica. METROmi Aude Vouillamoz celebra sus progresos. “Ahora puede expresar sus emociones con palabras. También tiene una mayor capacidad de adaptación. Su trabajo está dando frutos. Es prometedor”, señaló M.mi Aude Vouillamoz.

-

PREV ¿Cuál es el tiempo esperado en Valenciennes y sus alrededores el domingo 14 de julio de 2024?
NEXT El RC Lens de tus sueños para 2024-2025: un entorno remodelado, un jugador relanzado y el regreso de un antiguo objetivo