“Si el Paraíso existiera en la Tierra, seguramente habría elegido este lugar”, escribe Henri Miller sobre este pueblo sublime – Paris ZigZag

-

Es una de las joyas de la Dordoña en el que habitamos hoy. En el corazón del Périgord Negroeste pintoresco pueblo apoyado contra un acantilado es clasificado entre los pueblos más bellos de Francia. El novelista americano Henry Miller no se equivocó… Síguenos para un pequeño recorrido por el Paraíso…

Uno de los pueblos más bonitos de Francia.

Localizado en el corazón del valle del Dordoñaen el suroeste de Francia, este pueblo medieval Ubicado entre acantilados de piedra caliza y el río que fluye pacíficamente, ofrece un entorno natural excepcional y un notable patrimonio arquitectónico. Con sus casas de piedra dorada construidos uno contra el otro en la ladera de un acantilado, y cuyo reflejo se puede ver en la Dordoña, sus calles estrechas y empinadaso sus jardines en terrazas a lo largo de los acantilados, el entorno es absolutamente hermoso.

La Roque-Gageac © AdobeStock_charlie

Incluso encontramos, en su centro, un jardín exótico sorprendentepensado y creado por el ex diplomático, viajero y botánico Gerard Dorin. Palmeras, plátanos, cactus, palmeras datileras, bambúes gigantes y otros. Plantas mediterráneas y tropicales. conviven allí aprovechando el microclima del que disfruta el pueblo. Tanto es así que ya no sabes dónde mirar, todo es tan encantador. Un lugar inusualabierto a los visitantes de forma gratuita y mantenido por una asociación local.

Un patrimonio de gran riqueza

La historia del pueblo se remonta a la época medieval, donde su posición con vistas al río a 120 metros lo hacía una fortaleza estratégica. Con el tiempo, el comercio fluvial y la pesca contribuyeron a su prosperidad. Madera, cáñamo, aceite de nuez, vino…, desde el siglo XV las mercancías se transportaban a través de barcos de transporte tradicionales fondo plano llamado gabaresque han sido restaurados y hoy ofrecen cruceros turísticos a lo largo de Dordoña para permitir a los visitantes explorar la belleza natural de este valle y disfrutar de una punto de vista excepcional sobre el pueblo y sus acantilados.

La Roque-Gageac y la Dordoña © AdobeStock_snapitude
La Roque-Gageac y la Dordoña © AdobeStock_snapitude
Iglesia de Saint-Donat La Roque-Gageac © Dan Courtice - Oficina de Turismo de Sarlat Périgord Noir
Iglesia de Saint-Donat La Roque-Gageac © Dan Courtice – Oficina de Turismo de Sarlat Périgord Noir

Otro panorama espectaculara 180°, el que te espera en la cima deuna escalera vertiginosa que conduce a la parte superior del acantilado. Aquí es donde él se encuentra el impresionante fuerte trogloditaexcavado en el acantilado sobre el pueblo en el siglo IX o X, y los restos apenas visibles del castillo de los obispos de Sarlat. Y ya que hablamos del patrimonio histórico del pueblo, también hay que mencionar la mansión fortificada de Tardeuna residencia catalogada del siglo XVII que ahora es privada, pero cuyo exterior con su arquitectura tradicional merece una visita, así como la bonita iglesia de Saint-Donatconstruido en la ladera de un acantilado en 1330 y cubierto con lauze, la piedra tradicional del Périgord.

La Roque-Gageac, el paraíso de Henri Miller

Una verdadera joya del Périgord Noir, La Roque-Gageac es uno de esos lugares que se abre un paréntesis mágico. Sin duda estamos en uno de los Los pueblos más bonitos de Francia. Y si por sí solo merece la pena el desvío, una estancia en el pueblo es también una oportunidad para disfrutar de un entorno en el que tampoco faltan puntos de interés. De hecho, a menos de 10 minutos, hay el imperdible Sarlatpero también castelnaudantigua casa de un icono de los locos años veinte, Beynac con su imponente castillo, frente a ellos los Jardines de Marqueyssac con su parque de más de 22 hectáreas, o incluso dominación con su bastida real del siglo XIII.

La Roque-Gageac al atardecer © Boris Stroujko / Shutterstock
La Roque-Gageac al atardecer © Boris Stroujko / Shutterstock

Desde eventos culturales y exposiciones artísticas se organizan para promover la cultura, las tradiciones locales y la historia de la región. Mercado de creadores, Mercado de productores, Festival de los terruños gourmet… Porque, evidentemente, el renombrado terruño de la región también se pone de relieve en los restaurantes del pueblo que ofrecen cocina tradicional del Perigord ¡Donde el foie gras, la trufa y los frutos secos deleitan el paladar! Por tanto, es un auténtico festín para los sentidos lo que promete La Roque-Gageac, un pueblo tan único como inolvidable. Novelista Henry Miller no se equivocó: “Si el Paraíso existiera en la tierra, seguramente este sería el escenario que habría elegido”.

Para preparar su visita al Fuerte de La Roque-Gageac, es por aquí !

Lea también: Un pueblo medieval sublime y romántico apodado “La Venecia del Périgord”

Imagen de portada: Callejón de La-Roque-Gageac © Dan Courtice – Oficina de Turismo de Sarlat Périgord Noir

https://f.info.pariszigzag.com/f/p?q=n4l6TIJ-xaXwmPcVukeg0JIv3j35jY1Hp2d9b9w0MxToUZjbYmkjQJFGucEje1zlUsrplyzy9fTMEuGtw5Uuk4Po

Melina Hoffmann

-

PREV MIALET Desde este viernes por la noche, la cueva de Trabuc celebra su cincuentenario
NEXT Legislativo: el candidato comunista Léon Deffontaines en el Somme