En Finistère, los niños acogidos podrán vivir con sus hermanos y hermanas

En Finistère, los niños acogidos podrán vivir con sus hermanos y hermanas
En Finistère, los niños acogidos podrán vivir con sus hermanos y hermanas
-

La separación legal de un niño de su familia es siempre un tema más que delicado. Más aún cuando el vínculo entre hermanos y hermanas es fuerte y necesario. Porque, es un hecho, la acción social dedicada a los niños acogidos no permite sistemáticamente, al contrario, reunir a los hermanos tras la disolución del marco familiar.

Además, el departamento de Finisterre se ha comprometido, en 2022, a desarrollar una política de protección de la infancia que tenga en cuenta este aspecto. Ilustración principal: la creación de aldeas “hermanas”, que acogen a hermanos y hermanas de una misma familia, para superar este problema y reestructurar su entorno de vida diario.

“Tendremos un pueblo por sector del departamento: uno en el sur, en Treffiagat, uno en el centro, en Pleyben, y el otro, en el norte, donde acabamos de empezar a construir, en Plouzévédé”, explica Maël de Calan, presidente del consejo departamental. Habrá treinta personas por pueblo, cinco casas con seis niños, en un entorno muy preservado, supervisado por trabajadores sociales y educados en la escuela de la ciudad, a partir del inicio del año escolar 2025.”

Según este último, de los 2.500 niños confiados a los tribunales para su internamiento, “el 60%, incluso el 70% de los hermanos son separados, a veces por su interés, a veces no”. “Por eso visitamos a los trabajadores sociales para conocer con certeza determinadas cifras y situaciones y así determinar los contornos del proyecto”, Maël de Calan.

Este proyecto de “pueblos hermanos”, sorprendente e inusual a esta escala en Francia, será cogestionado por la Fundación Ildys, un actor bretón en materia de salud y solidaridad, también con sede en Finisterre. “Se trata realmente de mantener estos vínculos fraternos y no añadir un trauma adicional al de la separación de los padres”, concluye Maël de Calan. La primera piedra en Plouzévédé es un paso importante en este proyecto”. Los tres pueblos serán financiados al 100% por el Departamento, que ha anunciado que destinará una dotación de 1,5 millones de euros al año para el funcionamiento de un pueblo.

-

PREV Cantal. Verano en Aurillac: pregunte por el programa de animación
NEXT En las crestas del Cantal, entre Laveissière y Meije Coste