Caso mortal de cólera en Mayotte: la epidemia está “contenida”, asegura el gobierno

Caso mortal de cólera en Mayotte: la epidemia está “contenida”, asegura el gobierno
Caso mortal de cólera en Mayotte: la epidemia está “contenida”, asegura el gobierno
-

“Tenemos un brote de cólera que está contenido, no hay explosión, pero eso no significa que se detendrá de la noche a la mañana”declaró el ministro a la prensa, al margen de una visita al hospital universitario de la isla.

Si “El número de casos que tenemos hoy no se ha estabilizado”la intervención “Servicios rápidos, coordinados y proporcionados” permitió mantener el “situación bajo control”añadió.

Anteriormente, el Ministro visitó el distrito Kirson de Koungou, donde hasta la fecha se han declarado al menos cincuenta casos de cólera y donde una niña de tres años murió el miércoles por la noche.

El Sr. Valletoux señaló que en las vecinas Comoras, “La epidemia comenzó un mes y medio antes pero hoy hay miles de casos y casi un centenar de muertes”. “Vemos que en Mayotte la respuesta es adecuada”comparó.

En el lugar, habló con los equipos de la Agencia Regional de Salud (ARS) encargados de desinfectar las viviendas tan pronto como se sospecha un caso.

“También repartimos antibióticos a familiares y vacunamos en la medida de lo posible. La población es muy receptiva”explicó Olivia Noël, coordinadora de campo y una de los 29 reservistas que llegaron como refuerzo a “contener la epidemia” en esta isla francesa del Océano Índico.

Estelle Youssouffa, diputada Liot de Mayotte, recordó que “La población, en su mayoría extranjera, no siempre tiene teléfono y muchas veces tiene miedo de las autoridades” por eso “la gente espera hasta el último momento” para avisar a los servicios de emergencia.

El electo recomienda reiniciar la distribución de agua embotellada para limitar los riesgos de contaminación por agua sucia, uno de los vectores de transmisión de la enfermedad con alimentos contaminados.

Los primeros casos de cólera en Mayotte se registraron a mediados de marzo entre personas que regresaban de las vecinas Comoras, donde la epidemia está aumentando con 98 muertes, según el último informe oficial.

En Mayotte, a finales de abril aparecieron los primeros casos diagnosticados en pacientes que no habían salido de la isla.

“Aguantar en el tiempo”

El cólera, una enfermedad bacteriana, puede causar diarrea aguda y provocar la muerte por deshidratación en uno a tres días.

Desde mediados de marzo, las autoridades maoresas han registrado 58 casos de cólera, de los cuales seis casos activos según el último informe del 6 de mayo.

Un protocolo elaborado en febrero para prevenir la propagación de la enfermedad prevé la desinfección del domicilio del paciente, la identificación y el tratamiento de los casos de contacto y la vacunación ampliando progresivamente la zona afectada alrededor del domicilio del paciente afectado por el cólera.

En el hospital universitario de Mayotte, Alimata Gravaillac, jefa del servicio de urgencias, subrayó que las kwassas, las embarcaciones que suelen utilizar los inmigrantes de las vecinas Comoras para llegar a Mayotte, “llegar directamente al hospital con gente enferma”.

Estos convoyes, que ella llama “kwassas sanitarias”porque un “Presión adicional para los cuidadores”.

Los médicos de urgencias, que tienen “40 pacientes para tratar” al iniciar el servicio, debe “mantener en el tiempo”estimó.

Estelle Youssouffa subrayó que los convoyes “puede contaminar a otros durante el viaje”.

Interrogado por RTL, Benjamín Davido, especialista en enfermedades infecciosas del hospital de Garches (Altos del Sena), subrayó que “Para cerrar el grifo habría que abordar también, entre comillas, lo que está pasando en las Comoras”.

La epidemia actual será “muy difícil” tiene “Si lo frenan, corremos el riesgo de terminar con un aumento muy rápido de casos, tal vez incluso con varias muertes más que se producirán”el Advierte.

-

PREV Raphaël Glucksmann en la reunión de los cargos electos de Morbihan en Baud
NEXT CICLISMO. Clément Braz-Afonso: “¡No recuerdo nada pero tuve mucha suerte!”