Déficit de las empresas de transporte | Quebec pone 200 millones sobre la mesa

Déficit de las empresas de transporte | Quebec pone 200 millones sobre la mesa
Déficit de las empresas de transporte | Quebec pone 200 millones sobre la mesa
-

(Québec) El gobierno de Legault pretende absorber aproximadamente el 70% del déficit “cíclico” de las empresas de transporte del Gran Montreal, estimado en 284 millones para 2025, según la Autoridad Regional de Transportes Metropolitanos (ARTM), según supo Prensa. Una ayuda de unos 200 millones estaría así sobre la mesa durante la reunión entre la ministra de Transportes, Geneviève Guilbault, y los alcaldes este lunes.


Publicado a las 1:09 a.m.

Actualizado a las 5:00 a.m.

La ARTM exige el doble: 421 millones, según una carta enviada al ministro de Finanzas, Eric Girard. En particular, tiene previsto reducir los servicios si no se accede a su petición.

En vísperas de las conversaciones, se desarrolla entre bastidores una guerra de números. Recuerda al que se opuso a los mismos protagonistas el año pasado sobre el tema del agujero financiero de las empresas de transporte para 2024.

El paralelo es aún más sorprendente cuando observamos que el gobierno decidió entonces absorber el 70% del déficit. Según nuestra información, este año tiene intención de aplicar la misma receta.

Quebec quiere ofrecer ayuda únicamente para la parte del déficit de las empresas de transporte atribuible a la pandemia de COVID-19. Esto es lo que él llama déficit “cíclico”, el que resulta de la caída del número de pasajeros y que conduce a una caída de los ingresos por tarifas para las empresas de transporte. El gobierno considera que tiene la responsabilidad de reducirlo.

Este déficit “cíclico” debe distinguirse del déficit “estructural”, cuya responsabilidad recae únicamente en las empresas de transporte, según el gobierno. Entre otras cosas, deben sanear sus gastos para eliminarlo, argumenta.

En el Gran Montreal, el déficit operativo total asciende a 561 millones, calcula la ARTM. Se trata del déficit de las empresas de transporte de Montreal, Laval, Longueuil y Exo (que explota los trenes de cercanías).

La ARTM estima que alrededor de la mitad de esta suma, es decir 284 millones, representa un déficit “cíclico”. Éste es aquel al que el Gobierno pretende aportar una ayuda que representa alrededor del 70%, es decir, unos 200 millones de dólares.

En el gabinete de la Ministra Geneviève Guilbault, nos limitamos a señalar en una declaración escrita que la “lógica” del gobierno desde la pandemia es “compensar parte de las pérdidas de tarifas debidas a la caída del número de usuarios en el transporte público”. “Esto sigue siendo lo que guía nuestro razonamiento”, también podemos leer allí.

En un memorando presentado en febrero al Ministro Eric Girard, antes de presentar el presupuesto, la ARTM cuantificó su solicitud: 421 millones de dólares.

El año pasado, Quebec pagó una ayuda de 238 millones a las empresas de transporte del Gran Montreal. Calculó su déficit en 337,9 millones; la ARTM le criticó por no tener en cuenta todo el déficit de 532 millones.

Reducir servicios, subir precios

Para borrar su déficit total de 561 millones para 2025, la ARTM hace malabares con diferentes escenarios, además de pedir ayuda al gobierno: aumento de tarifas, impuestos municipales o tasas de registro. También se están considerando reducciones de servicios. Cuanta más asistencia gubernamental, menos dolorosas serán las opciones.

La ARTM inició trabajos en 2023 para “optimizar recursos” con el fin de reducir gastos. Ciertos servicios podrían ser compartidos entre empresas de transporte.

Por su parte, la ministra Guilbault solicitó una auditoría independiente de la actuación de las empresas de transporte: un contrato por valor de 835.750 dólares adjudicado a la empresa Raymond Chabot Grant Thornton & Cie en febrero. Podría haber posibles soluciones para resolver sus problemas financieros. Los resultados de esta auditoría se esperan para septiembre.

“Buscador”

La reunión de este lunes entre Geneviève Guilbault y los alcaldes responsables de las empresas de transporte de Quebec se produce en un momento en el que las relaciones son tensas.

El ministro enfureció a los alcaldes, entre ellos Valérie Plante de Montreal, al declarar que “la gestión del transporte colectivo y de las empresas de transporte […] No es una misión del Estado. El alcalde de Quebec, Bruno Marchand, dijo que ya no confiaba en ella.

Posteriormente, el Primer Ministro François Legault echó más leña al fuego: para los alcaldes, “siempre es más fácil mendigar en Quebec que en Quebec”. […] para sanear sus gastos”, aseveró. El alcalde de Lévis, Gilles Lehouillier, respondió a las críticas calificando su gobierno de “necesario” respecto de Ottawa.

Las seis empresas de transporte situadas fuera del Gran Montreal (Québec, Lévis, Gatineau, Trois-Rivières, Saguenay y Sherbrooke) prevén un déficit operativo de poco más de 60 millones para 2025.

La semana promete ser muy ocupada para Geneviève Guilbault. También debe presentar su proyecto de ley para crear una agencia de transporte, Mobilité Infra Québec, principalmente responsable de gestionar los proyectos de transporte colectivo.

-

PREV Al igual que Ginebra, Zurich silenciará a los sopladores de hojas
NEXT En Valais, el PS quiere “reequilibrar” las conferencias