¡SGO, SOCOCIM y la renuncia voluntaria del Estado de Senegal a un coste de miles de millones “irrastreables”! (Informe del Tribunal de Cuentas 2015-0218)

¡SGO, SOCOCIM y la renuncia voluntaria del Estado de Senegal a un coste de miles de millones “irrastreables”! (Informe del Tribunal de Cuentas 2015-0218)
¡SGO, SOCOCIM y la renuncia voluntaria del Estado de Senegal a un coste de miles de millones “irrastreables”! (Informe del Tribunal de Cuentas 2015-0218)
-

En su informe sobre el seguimiento de los ingresos del sector minero, el Tribunal de Cuentas informa de los resultados de sus investigaciones. Trabajo realizado en un sector que constituye un sector prioritario en el eje 1 “transformación estructural de la economía y crecimiento” del Plan Senegal Emergente (PSE), implementado por el antiguo régimen. En este sector significa el tribunal de cuentas, se estableció, mediante decreto n°2015-1136 del 29 de julio de 2015, que el Estado autorizó a la empresa Sabodala Gold Operations (SGO), para realizar la fusión de las concesiones mineras de Sabodala y Golouma y la inclusión del perímetro de Gora en la nueva concesión minera denominada Sabodala.

En el acuerdo transaccional, SGO paga la suma de 4.200.000 dólares o casi 3 mil millones de francos CFA a cambio de la renuncia irrevocable por parte del Estado a su derecho consagrado en el Código de Minería a participar, a título oneroso, en el capital social de Sabadola Mining. Empresa en el proyecto Gora. Al mismo tiempo, a cambio de la renuncia a la participación adicional del 25% en el capital social de la Société des Mines de Golouma (SOMIGOL), “SGO se compromete a invertir la totalidad del pago inicial de 10 millones de dólares, es decir, más de 6 mil millones Francos CFA para la financiación de proyectos, infraestructuras, programas o cualquier otra actividad en las regiones de Kédougou y Tambacounda o en cualquier otra región”, indica el informe.

Irregularidades observadas por el tribunal…

En efecto, la renuncia por parte del Estado a su derecho a negociar participaciones adicionales a título oneroso, para sí mismo pero también para el sector privado en el capital de la SGO y de sus entidades satélites, “no se ajusta a las orientaciones del PSE que son promover una mejor distribución de la riqueza a través de la participación del sector privado nacional en la operación y el establecimiento de contratos y un marco regulatorio que preserve los intereses del Estado”, señala el informe. Además, la gestión de fondos de 10.000.000 de dólares pagados por SGO a cambio de la renuncia del Estado a su participación adicional del 25% en el capital social de la Société des Mines de Golouma (SOMIGOL) no se ajusta a las disposiciones de la ley orgánica relativa para financiar leyes. Según el Tribunal de Cuentas, “al tratarse de fondos públicos, su asignación y forma de gestión no pueden determinarse en un contrato minero porque, en virtud de lo dispuesto en el artículo 3 de la LOLF, son las leyes de finanzas las que determinan la naturaleza, Monto y asignación de los recursos y gastos del Estado. D’ailleurs , selon les dispositions de l’article 4 de la LOLF « aucune recette ne peut être liquidée ou encaissée, aucune dépense ne peut être engagée ou payée si elle n’a été au préalable autorisée par une loi de finances » indique la Tribunal de Cuentas.

El Ministro de Minas y Geología y el Ministro de Hacienda no hablan el mismo idioma

En sus explicaciones, el Ministro de Minas y Geología, “el Estado renunció a la participación adicional en el capital de la SGO, después de haber constatado que los plazos convencionales no eran suficientes para cubrir la financiación de la posible participación del Estado o del sector privado .

En cuanto a la asignación y gestión del fondo de 10.000.000 de dólares pagados por la SGO al Estado, se trata, según el entonces ministro, “recursos adicionales considerados como recursos de apoyo directo al sector minero”. Estos fondos se asignan y administran según los mecanismos definidos por el acuerdo firmado entre el Estado y la SGO. Por su parte, el Ministro de Hacienda y Presupuesto sostiene que “esta decisión de renuncia surge de la comunicación n°0031/MIM/DMG/CAB del 9 de diciembre de 2013 del Ministro de Industria y Minas mediante la cual el Estado indicó que había renunciado a su derecho suscribir una participación adicional del 25% en el capital de SOMIGOL en reconocimiento a las propuestas de SGO de adquirir la concesión minera de Goulouma como depósito satélite.

Partiendo de estas consideraciones, el Tribunal de Cuentas observa dos opiniones diferentes de los ministros interrogados sobre la renuncia del Estado a la participación adicional en el capital de la SGO. Por este motivo, recomendó al Ministro de Hacienda y Presupuesto y al Ministro de Minas y Geología velar, al firmar los convenios mineros, “por el cumplimiento de la ley orgánica relativa a las leyes de finanzas en cuanto a la naturaleza, cuantía y asignación de los recursos del Estado y cargos”.

Una renuncia irregular por parte del Estado a participaciones en el capital de SOCOCIM

En el acuerdo firmado con SOCOCIM, particularmente en su artículo 7, el Estado también renunció expresamente a cualquier participación, gratuita o remunerada, en el capital de la empresa, contraviniendo así lo dispuesto en el artículo 30 del código de minería de 2003, según a lo cual, “el Estado dispone automáticamente del 10% de participación libre en el capital social de cualquier empresa operadora titular de una concesión minera”. El tribunal considera que el ministro no está autorizado a renunciar por la vía convencional a las participaciones gratuitas del 10% del Estado consagradas por la ley.

Los dos ministros consideraron que la renuncia por parte del Estado a la participación gratuita del 10% en el capital social de SOCOCIM, “se realiza en contrapartida de los compromisos de la empresa enumerados en el artículo 13 del acuerdo, incluida la modernización de la fábrica de Rufisque para hacer el cumplimiento de las normas medioambientales europeas, la preferencia por la mano de obra y por las empresas locales, el desarrollo del personal senegalés.

Además, como informa el Tribunal de Cuentas que recoge las declaraciones de los dos ministros, “SOCOCIM también se compromete a pagar anualmente impuestos locales (patentes, contribuciones territoriales para propiedades construidas y no construidas) por un importe global de 1.308.000.000 FCFA, mientras que el las disposiciones del artículo 63 del código de minería de 2003 garantizaban la exención total de impuestos. “La renuncia a la participación gratuita del 10% en el capital social de SOCOCIM, en desconocimiento de lo dispuesto en el artículo 30 del código de minería, además del régimen minero del que se beneficia, es un favor otorgado a esta empresa pero que no no preserva los intereses del Estado”, señala el informe.

-

PREV Ocio cultural – Visitas guiadas, excursiones – Oise – Altos de Francia: Encuentro con Eugenia
NEXT Artillería: El Ministerio de las Fuerzas Armadas deja las cosas claras tras las críticas al CAESar